nuevo duelo entre el holandés y Hamilton

Cómo Verstappen y Red Bull pueden aguarle la fiesta a Mercedes en Singapur

El holandés es la amenaza para Mercedes este fin de semana después de unos entrenamientos donde demostró el gran nivel de Red Bull y estar capacitado para vencer a Hamilton

Foto: Max Verstappen durante los entrenamientos libres en Singapur. (Reuters)
Max Verstappen durante los entrenamientos libres en Singapur. (Reuters)

Max Verstappen puede mirar hacia atrás y sentir que ha sido un buen primer día en el Gran Premio de Singapur de Fórmula 1. En los Libres 1 fue el más rápido y en los segundos entrenamientos se quedó a tan solo una décima de Lewis Hamilton. El holandés se convierte así en la gran amenaza para Mercedes este fin de semana. Solo contra las flechas plateadas ya que Ferrari no tiene el ritmo necesario y su compañero, Alex Albon, se quedó lejos. A más de nueve décimas. "Aquí los Red Bull son muy rápidos. No sé si más rápido que nosotros, creo que el equipo valorará ahora donde estamos, pero creo que son razonablemente rápidos", confesó el líder del mundial a los medios desplazados al circuito.

En la segunda práctica, Verstappen tuvo que reconocer la superioridad de Hamilton, pero la diferencia la ganó el británico en el último sector. Un sector donde el propio Verstappen reconoció que había tenido tráfico. La diferencia en esa parte de la vuelta fue particularmente notable: mientras que Verstappen ganó alrededor de tres décimas en el primer y segundo sector, en su vuelta más rápida, Hamilton recuperó cuatro décimas al piloto de Red Bull en la última parte del circuito. "Tuve que esquivar tres o cuatro monoplazas ahí, por eso perdí algo de tiempo. También mejoré dos décimas en comparación con la vuelta en el neumático duro. Creo que nos vimos muy fuertes, pero eso también se aplica a Lewis", confesó el holandés.

Aunque no lograra acabar el día como el más rápido, Verstappen salió satisfecho con la forma en la que transcurrió el día. "En general estoy contento. El coche funcionó bien. Por supuesto, siempre hay cosas que podrían mejorarse para mañana y lo veremos más tarde", dijo. "Probamos varias innovaciones que funcionaron, parecemos competitivos. Lewis fue muy rápido hoy, pero en general estoy contento", concluyó Verstappen.

El ritmo de Hamilton en Singapur

El principal rival de 'Mad Max' será un Hamilton que parece que tiene cogido el punto a Singapur. Su 1:36.0 fue sencillamente inabordable para ninguno de sus rivales en 2018. El británico consiguió una de las vueltas más perfectas que se recuerdan en el trazado asiático y parece que este sábado necesitara otra igual para salir en la pole en uno de los grandes premios donde es más relevante. "La clasificación es muy importante, es el 95%", remarcó Vestappen.

“Intentaremos una vuelta especial como la del año pasado”, comentó Hamilton. "Creo que volvieron a hacer algunos parches de asfalto en el circuito. Logré que los neumáticos funcionaran bien. Si puedes entrar en un buen ritmo aquí, es una vuelta hermosa, así que realmente lo he estado disfrutando". El británico vuelve a tener buenas sensaciones con su monoplaza después de dos grandes premios sin saborear la victoria y sentir como Ferrari y Red Bull están más cerca que nunca.

A pesar del buen momento, Hamilton cree que puede rascar aún más y mejorar su tiempo a una vuelta. "Definitivamente tenemos algunas áreas que podemos mejorar que siempre es bueno. Nada es perfecto, así que tengo que ir y estudiar las áreas que podemos mejorar en el coche, pero también áreas que puedo mejorar yo como frenado, puntos de giro, etc...”.

Albon, a nueve décimas

En Mercedes se espera que Valtteri Bottas también se meta en la pugna por la pole este sábado, pero quien parece que no se encuentra preparado todavía para ello es Alexander Albon. El británico-tailandés tuvo varios contratiempos: probó las escapatorias, acarició los muros y finalmente acabó contra las protecciones, lo que le dejó sin alerón delantero en los segundos libres. En las dos sesiones acabó prácticamente a un segundo de su compañero y, con el gran nivel que da el monoplaza en Singapur, el equipo espera que esté en la lucha por lo menos el domingo y superar a Ferrari. En el equipo no quieren que se repita lo mismo que ocurrió con Pierre Gasly y la presión para Albon es máxima.

Albon espera que su primer Gran Premio de Singapur sea una carrera "difícil" después de dar vueltas casi un segundo más lento que su compañero de equipo y estrellarse en su primer día en la pista. Su sensación en el monoplaza fue "bastante buena" pero confesó que necesita acostumbrarse al circuito. "No es una pista fácil", dijo. "Muy técnico, así que tengo que acostumbrarme. Hay tantos rincones y todo eso", agregó. “Va a ser difícil el domingo, estoy seguro". Por otra parte remarcó que el aspecto más difícil es conectar la vuelta sin cometer un error. "Es tan técnico que cometes un error y la vuelta ha terminado”, concluyó.

Al igual que ya sucediera anteriormente en la temporada en circuitos urbanos o más lentos como el de Mónaco o el de Austria, la escudería de la bebida energética vuelve a demostrar su potencial en circuitos donde la carga aerodinámica es lo más importante. De esta manera Verstappen se queda solo ante el peligro y ya se espera este sábado un espectacular duelo por la pole frente a Hamilton.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios