Segunda victoria consecutiva de Ferrari

Leclerc desespera a Mercedes con su victoria y McLaren hunde a Carlos Sainz

Tenía que ser Charles Leclerc el piloto que acabara con la sequía de Ferrari en Monza. El monegasco dio una lección de pilotaje y de saber aguantar la presión durante toda la carrera

Tenía que ser Charles Leclerc el piloto que acabara con la sequía de Ferrari en Monza. El monegasco dio una lección de pilotaje y de saber aguantar la presión durante toda la carrera. Tuvo que soportar casi todo el Gran Premio de Italia a un Lewis Hamilton que quería arruinar la fiesta a la Scuderia. Aun así, Leclerc lo hizo a la perfección para llevarse su segunda victoria consecutiva y colocarse por encima del mundial de un Sebastian Vettel que cometió un error imperdonable. Carlos Sainz no tuvo suerte y vio como una rueda mal colocada acabó con su carrera.

El podio lo completaron los dos Mercedes, pero cuando parecía que Hamilton iba a ser segundo, entró pasado en la primera curva y Bottas vio la oportunidad de ponerse al frente de su equipo. En los instantes finales el finlandés intentó presionar a Leclerc, pero cometió demasiados errores y no tuvo opción.

El error de Vettel

El gran perdedor fue Sebastian Vettel. Algo que empieza a no tener solución. Si en 2018 hizo una mala salida y acabó trompeando en la primera vuelta, en 2019 otro error totalmente incomprensible. El piloto alemán empezó haciendo una salida horrible. Perdió la posición con Hulkenberg, pero rápidamente pudo recuperarla. Cuando rodaba con tranquilidad en la cuarta plaza entró demasiado fuerte en Ascari y acabó trompeando para revivir los fantasmas del pasado. Pero eso no tiró la carrera a la basura por completo.

Con los nervios propios de haber cometido un grave error delante de todos los tifosi se reincorporó a la pista de forma inapropiada y se llevó por delante a un Lance Stroll, que hizo lo mismo con Pierre Gasly. De esta manera, el de Ferrari destrozó su alerón delantero y tiró por la borda las posibilidades de ver a dos coches rojos en el podio en Monza. Tras pasar por boxes para cambiarlo, fue sancionado con un Sto and Go de 10 segundos, perdiendo así cualquier opción de conseguir un buen resultado. De esta manera el alemán no sumo puntos y ve como Leclerc ya está por delante en el mundial de pilotos.

Carlos Sainz y la rueda mal colocada

Carlos Sainz fue otro de los perdedores del fin de semana, pero no por su culpa como Vettel. Los máximos culpables fueron los mecánicos de McLaren. El español se vio obligado a abandonar la carrera de Monza debido a que en su parada en boxes en la vuelta 28 los mecánicos no le pudieron apretar bien la rueda delantera derecha y le dieron la salida antes de tiempo.

Un desastre para el piloto madrileño cuando tenía en su mano el sexto puesto. Estaba firmando una gran carrera, con gran ritmo y, que aprovechando un error de Vettel en Ascari, se podía permitir soñar con una mejor posición y atacar a los Renault. La escudería francesa cogió un buen botín de puntos en su lucha con los de Woking por el cuarto puesto en el mundial de constructores. Ricciardo fue cuarto y Hulkenberg quinto. Lando Norris pudo salvar la cara a McLaren con un punto.

En Red Bull pudieron salvar un fin de semana complicado. Alexander Albon acabó en la sexta plaza y Max Verstappen en la octava. El holandés salía en la última posición y rompió el alerón delantero en la salida. Algo que complicó su remontada, pero el holandés demostró un gran ritmo para llegar a los puntos.

opta

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios