Perdieron un doblete

El error de Ferrari que indignó a Vettel y pone en jaque la victoria en Monza

El alemán no solo se quedó sin la pole en Italia, sino que también vio como los dos Mercedes acabaron por delante de él. Una posición que indignó al alemán por una mala estrategia de Ferrari

Foto: Sebastian Vettel no acabó contento con la estrategia de Ferrari. (EFE)
Sebastian Vettel no acabó contento con la estrategia de Ferrari. (EFE)

"Probablemente con Leclerc no hicimos lo que teníamos que hacer. Tenía que estar al frente de inmediato. De todos modos, estoy contento con el monoplaza. Hice una gran vuelta sin la estela. Hoy la diferencia entre la pole y yo es esta”. Sebastian Vettel no solo se quedó sin la pole en Italia, sino que también vio como los dos Mercedes acabaron por delante de él. Una posición que indignó al alemán. Ferrari pudo salvar el día con la primera plaza de Charles Leclerc, pero la realidad es que se ha complicado la vida cuando tenía el dominio de la primera fila en su mano.

"El rebufo es muy importante aquí, son cinco o seis décimas gratis y todos lo buscan", explicó Vettel. "Era mi turno, pero no ha habido tiempo. Se necesita algo de distancia y no puedes empezar la vuelta pegado al otro coche. No ha sido lo ideal e internamente tenemos que revisarlo, pero es lo que es". El piloto lanzó un claro dardo a su equipo. Cree que podría haber logrado la pole si Ferrari hubiera hecho las cosas bien. "Me hubiera gustado salir antes, pero teníamos... Da igual". El piloto alemán no quiso hacer sangre en un fin de semana que se ha complicado a pesar de la pole de Leclerc. "No estoy contento. Mi primera vuelta fue sin rebufo y era el peor escenario posible en esta pista. En el segundo intento habría sido mi turno de tener ese rebufo, pero no lo he tenido", comentó.

"Las cosas no salieron como esperábamos". El comentario de Mattia Binotto es agridulce. "Es una lástima para Vettel", agregó a Sky el director de Ferrari. "Hoy fue muy rápido y pudo hacer una buena clasificación. Ser solo el cuarto no era lo que esperaba, entiendo su frustración y trataremos de entender con él qué podríamos hacer de manera diferente, pero estas no son situaciones predecibles".

La estrategia que arruinó a Vettel

Aunque pueda parecer lo contrario por la pole de Leclerc, los de Maranello han salido más perjudicados que beneficiados de la esperpéntica clasificación de Monza. La estrategia de Ferrari era clara. La Q3 dejaría dos intentos. En el primero de ellos Vettel daría rebufo a Leclerc y en el segundo intento sucedería al contrario. El problema es que no hubo segundo por la avaricia de la Scuderia.

Lo fácil, y lo que esperaba el piloto alemán, es que sacaran a ambos monoplazas con tiempo suficiente y sin estar pendientes de nadie, pero Ferrari decidió esperar a otro coche del que aprovecharse y conseguir su rebufo para Leclerc. "El plan era que primero Vettel me diera rebufo, y luego yo se lo tenía que dar a él. Después llegó el caos", dijo Vettel.

En ese momento, con el tiempo justo, entraron en un trenecito de coches que acabaría mal para el tetracampeón del mundo. El McLaren de Carlos Sainz y un Renault salieron por delante y se encargaron de ralentizar el grupo hasta el punto de agotar el tiempo. Leclerc adelantó a Vettel en la recta antes de la curva de la parabólica. El monegasco consiguió pasar por línea de meta, pero a Vettel la bandera de cuadros le ondeó en la cara. "El McLaren y el Renault pararon en mitad de pista. Seb (Vettel) me pasó ahí porque sabíamos que nos faltaría tiempo. En la última recta le pasé, cuando me lo dijeron por radio, pero no tenía tiempo ni para mí", explicó Leclerc.

El cuatro veces campeón del mundo de Fórmula 1 cree que él y Ferrari deberán revisar internamente todo lo que ha ocurrido en la clasificación, ya que era su turno y no recibió un rebufo que le tenía que haber dado Leclerc. "Para el equipo es un buen resultado, veremos qué podemos hacer mañana. Las sensaciones son buenas hoy. Piloté un poco solo".

Hamilton acabó enfadado por quedarse sin intento final en la lucha por la pole en Monza. (EFE)
Hamilton acabó enfadado por quedarse sin intento final en la lucha por la pole en Monza. (EFE)

Enfado de Hamilton, pero gran oportunidad

Los dos pilotos de Mercedes también se quedaron sin poder tener el último intento y Lewis Hamilton dejó caer que el bloqueo al resto de monoplazas lo provocó Ferrari para asegurar la pole de Leclerc. "Es un poco raro lo que ha ocurrido en la última de vuelta de la Q3, porque era la más emocionante. Con los tiempos que teníamos, todo el mundo intenta retrasarse y defender su posición, y al final nos hemos quedado sin tiempo. Es interesante ver cómo consigues tu tiempo en la primera vuelta y después evitas que marquen tiempo en la segunda vuelta", comentó Hamilton.

"Tengo que estar agradecido de estar en la primera línea y podremos luchar mañana con los Ferrari. Como equipo estamos en una buena situación", siguió. Como bien remarcó Hamilton, la oportunidad de que Mercedes arruine la fiesta a Ferrari en su casa es grande. En Spa estuvieron a punto de conseguirlo, pero Vettel hizo un trabajo fantástico para evitarlo. Ahora, en Monza, el escudero partirá por detrás por el error de Ferrari, y en la Scuderia saben que en ritmo de carrera las flechas plateadas son un par de décimas superiores.

El Gran Premio de Italia será una buena prueba para el joven Leclerc. Tendrá que saber lidiar con la presión de tener a dos Mercedes detrás y cargar el peso en la mochila de todo un país que sueña con cortar su sequía de ocho años en Monza y culminar por todo lo alto la celebración del 90ª aniversario en carreras de Ferrari.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios