pilotos OFICIALES EN EL CENTENARIO DE BENTLEY

El "cachondeíllo" con Andy y Lucas: se "bajan del escenario" para correr las 24H de Spa

Amigos desde la infancia, Ordoñez y Soucek se han unido como pilotos oficiales de Bentley para intentar ganar una de las carreras más importantes y antiguas del mundo

Foto: Andy Soucek (izquierda) y Lucas Ordoñez (derecha) competirán este fin de semana juntos en las 24 Horas de Spa.
Andy Soucek (izquierda) y Lucas Ordoñez (derecha) competirán este fin de semana juntos en las 24 Horas de Spa.

“Nos hemos bajado del escenario para pilotar coches en las 24 Horas de Spa”. Andy (Soucek) y Lucas (Ordoñez) bromean antes de competir juntos este próximo fin de semana en una de las carreras más importantes del mundo: las 24 Horas de Spa. Ambos, como pilotos oficiales de Bentley, cuando la marca británica celebra su centenario incluso con monturas especialmente decoradas para la ocasión. Con 72 coches, récord histórico de la prueba, más de treinta con opciones de victoria, con todos los pilotos oficiales de BMW, Ferrari, Porsche, Audi, Aston Martin y Lamborghini, además del equipo británico.

Andy Soucek y Ordóñez ya están acostumbrados al “cachondeíllo”, como confirma el primero, pero nunca antes habían corrido juntos. Amigos desde la infancia, explican a El Confidencial qué significa unirse por primera vez en su trayectoria y en una carrera única. “Aun cuando corríamos en diferente equipos, cantarnos un tema juntos siempre ha sido una tónica habitual de mucha gente, y nos hace mucha gracia, nos reímos de nosotros mismos. Al grupo musical se le conoce mucho más que a la pareja deportiva, por lo que si sirve para darnos a conocer más, pues bienvenido sea el mote, y que se quede”, comenta Soucek. Como suban a lo más alto del podio…

Amigos desde la infancia

“Andy y yo nos conocemos desde finales de los noventa y éramos unos canijos ya nos veíamos en el circuito de Torrejón de Ardoz o en los Santos de la Humosa, nos veíamos las caras como rivales”, explica Lucas. "Imagínate veintitrés años después, reunidos en la carrera más importante de GT del mundo, compartiendo coche, en un equipo oficial como Bentley, es un sueño hecho realidad”. “Cuando nos dieron la noticia, nos llamamos muy contentos, sobre todo porque es una oportunidad única que probablemente no se vuelva a repetir”, explica Soucek, “La marca cumple cien años, y esta es una de las carreras más importantes en la historia de Bentley aparte de Le Mans 2003 y las de los años veinte. Tener cuatro coches y poder compartir uno de ellos con otro español, otro madrileño y otro amigo mío es muy chulo".

¿Se nota esa amistad, la confianza, a la hora de afrontar la complejidad de una prueba donde el trabajo de equipo es factor crucial para el éxito? “Tener confianza en tu compañero de equipo es clave. Aquí somos tres pilotos que tenemos que adaptarnos a la conducción los tres, buscar compromisos en todo, en la puesta a punto, posición del volante, del asiento, todos los ajustes tienen que ser equilibrados para los tres", explica Ordóñez, "compartir un coche con Andy es mucho más fácil, tenemos la confianza de decirnos todo. Muchos problemas vienen de pilotos que intentan rivalizar o batir a su compañero para luchar por el puesto, pero en este caso creo que Bentley ha tenido una visión acertada, sobre todo para mí, porque sin tanta experiencia en el coche tener a Andy es una grandísima ayuda”.

Ambos llevan ya varios días trabajando juntos en el proyecto. “También es cierto que nuestra relación en el circuito es más profesional que personal. Dentro de la confianza que tenemos separamos mucho la amistad y el trabajo", explica Soucek, "cuando llegamos al circuito vamos a piñón fijo y hablamos solo de la carrera, de lo que podemos mejorar, siendo críticos con nosotros mismos, pero desde el respeto. Al final la confianza te puede jugar malas pasadas en momentos determinados de tensión, pero entre Lucas y yo existe mucho respeto, y queremos mantener esta relación profesional en esta carrera. La amistad es una cosa muy bonita, y después de la carrera, cuando veamos las fotos, pensaremos en lo afortunados que hemos sido, pero ahora no somos plenamente conscientes”.

La flota de coches de Bentley. (Bentley)
La flota de coches de Bentley. (Bentley)

"Algo indescriptible"

Lucas ha sido piloto oficial de Nissan durante una década. Andy, de Bentley desde hace cinco años. La marca británica aprovechó la retirada del fabricante japonés para fichar a aquel en un año donde tira la casa por la ventana con cuatro coches para intentar ganar en Spa. Porque esta es "una carrera durísima, a la que hay que tener mucho respecto”, explica Souceck. “Para nosotros es la más importante del mundo de GT, sin duda. Porque en Le Mans la lucha estre cinco coches, aquí hay veinticinco o más potenciales ganadores. Luego, hay muchos coches, con lo que el tráfico juega un papel fundamental en esta carrera. Esta es mi séptima edición aquí, y la quinta con Bentley”.

Entonces, ¿cómo es competir en esta pista durante 24 Horas, y setenta coches en la pista?. “¡Puah!, solo pilotar en Spa ya es muy especial. Pasar por la curva más bonita del mundo, Eau Rouge… Yo recomiendo a todo el mundo que venga a verla, porque en la tele no se ve la diferencia de caída y de altura. Para todos los pilotos es muy especial, porque ya no hay circuitos como estos, con cambios de alturas, subidas, bajadas, cambios de dirección, escapatorias ajustadas. Y el ambiente, con la noche el día, el cambio de clima que hay aquí siempre, con lluvia, seco…Hacen que sea muy especial correr aquí. Solo hacer Eau Rouge a fondo a más de 200 km/h es algo indescriptible”, explica Ordoñez. “El mínimo error te hará perder opciones incluso para quedar entre los diez primeros. En la F1 hay vente coches, y cinco con opción a victoria, y aquí son treinta y cinco por el apoyo técnico de cada fabricante y el nivel de los pilotos”.

Pilotos para ganar

En esta edición parece que Spa también hará honor a su fama. “Eel tiempo va a jugar un papel muy importante, va a llover durante mucha fuerza en momentos puntuales de la carrera, y hay que respetar todos esos momentos. No contará el más rápido, sino el coche que menos errores cometa. Ese es nuestro planteamiento. Tenemos a Pipo (Derani), un piloto que ha ganado en Daytona y Sebring, es un especialista en carrera de larga duración, y Lucas que ha terminado en el podio de Le Mans dos veces y ha corrido varias veces en Spa. Tengo dos compañeros que me van a devolver el coche en una pieza, y mi labor es intentar ir rápido, pero con un margen de seguridad para el final", explica Soucek

Junto a Ordoñez y Soucek, la representación española será nutrida, ya que competirán cinco pilotos españoles más (Miguel Molina, Alex Riberas, Antonio Forne, Ivan Pareras y Fernando Navarrete). Pero, ¿qué clase de ‘cachondeíllo' habrá entonces si Andy y Lucas, Lucas y Andy, subieran a lo más alto del podio de las 24 Horas de Spa el próximo domingo?

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios