perdió la pole por 6 milésimas

Cómo Bottas chafó a Hamilton ante su gente por menos de un parpadeo

La seis milésimas que despojaron a Lewis Hamilton de la pole en el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1 dolieron más de los esperado en el corazón del británico

Foto: Lewis Hamilton al volante de su Mercedes en Silverstone. (Reuters)
Lewis Hamilton al volante de su Mercedes en Silverstone. (Reuters)

La seis milésimas que despojaron a Lewis Hamilton de la pole en el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1 dolieron más de los esperado en el corazón del británico. Ya no solo porque haya sido su compañero el hombre de la pole, sino porque se ha quedado sin una importante marca, cinco poles consecuitvas, y en un lugar muy especial como es el circuito de Silverstone, su casa.

Todos los fanáticos desplazados hasta Silverstone estuvieron esperando una nueva exhibición del británico, pero al final fue su compañero de Mercedes quien acaparó todos los focos en una apasionante sesión de calificación. Valtteri Bottas venció a Hamilton en la pole position por solo seis milésimas. Un margen irrisorio en el que hay que retroceder 176 carreras para ver una diferencia menor. Ocurrió en un duelo entre Fernando Alonso y Sebastian Vettel. El alemán se llevó la pole por dos milésimas.

Hamilton, a pie cambiado

En los últimos grandes premios Hamilton se había encontrado a sí mismo. Desde España no había tenido rival. Cuatro victorias consecutivas con las que dio un golpe al mundial, a Ferrari y a su máximo rival por el trono. En Austria, Mercedes tuvo un paso atrás y perdió su hegemonía. El británico acabó quinto, todo condicionado por una sanción de tres puestos. Aún así, las sensaciones seguían siendo positivas. En cinco grandes premios se colocó con claridad al frente del mundial y frenó el empuje de un Bottas que comenzó el campeonato de una forma espectacular. 31 puntos es la ventaja que tiene respecto al finlandés. Pero Bottas hace sudar a su compañero con un 4-3 en clasificación.

Este fin de semana llegó a su casa, en uno de los circuitos que mejor se le da al pentacampeón del mundo (6 triunfos), pero sufrió un duro varapalo en un fin de semana en el que no se está encontrando a gusto y no ha conseguido esas dos décimas que suele guardarse frente a su compañero de equipo. Al de Stevenage le cuesta llevar su Mercedes al límite y en los entrenamientos libres sufrió varios contratiempos y salidas de pista. En las sesiones del viernes en seco, se vio superado por Bottas y en clasificación volvió a sufrir para mantener el W10 en el trazado en los intentos finales.

“Valtteri ha hecho un gran trabajo en toda la clasificación y yo no lo he hecho suficientemente bien. Hemos trabajo muy duro durante la sesión, pero se nos ha escapado. Hemos sacrificado una vuelta en la Q2, que nos hubiera ayudado a entender el coche mejor. Al final he cometido un error en la primera vuelta y la segunda no ha sido buena, pero la carrera es mañana y espero hacer algo. Es el mejor Gran Premio de la temporada, tiene un gran diseño, pero sin gente que traiga energía no es nada, por eso tenemos grandes aficionados aquí”, explicó Lewis Hamilton tras culminar la clasificación en Silverstone.

Por si fueran poco el mazazo de Hamilton frente a su gente, el propio Bottas reconocía que su vuelta no había sido perfecta. "Me siento muy bien. Esto me recuerda por qué hago lo que hago. Estoy contento por hacer una buena vuelta y por la pole. La vuelta no ha sido perfecta, tendría que haber mejorado", criticó el finlandés. "Ha estado todo muy ajustado este fin de semana. Estoy contento de que la vuelta haya sido suficiente. Es muy complicado hacer dos vueltas buenas aquí. No había mucha diferencia con Lewis, pero al hacer el segundo intento había muchos lugares en los que se podía mejorar", dijo Bottas.

Bottas y Hamilton posan en la celebración de la pole del finlandés. (Reuters)
Bottas y Hamilton posan en la celebración de la pole del finlandés. (Reuters)

En carrera todo puede cambiar

El cinco veces ganador en Silverstone se quejó de la estabilidad trasera de su coche tras los libres del viernes, y aunque dijo que el setup había mejorado para el sábado, encontró complicado mantener su ritmo a medida que avanzaba la clasificación.

"El setup se adapta mejor al ritmo de carrera", dijo Hamilton. "Creo que el viernes sufrí de verdad a una vuelta e intenté mejorar a lo largo de la tarde y de esta mañana. Parecía genial en los libres 3 e iba estupendamente en el inicio de la clasificación. Pero se fue deteriorando a medida que avanzó la sesión, de vuelta a lo que tuvimos ayer, confesó. “También hacía viento, pero el ritmo de carrera aún es positivo y no quise cambiar demasiado el setup que tenía. Cruzo los dedos, en carrera deberíamos ir bastante bien, pero depende de en qué posición estemos, del viento y de unos cuantos factores más".

Hamilton lo fía todo al ritmo de carrera, un aspecto donde Bottas ha fallado demasiado. Algunas de las carreras del finlandés a comienzos de año se vieron lastradas por malas salidas y otras por falta de ritmo respecto al de Stevenage. "Lo más importante para mí es el ritmo puro de carrera en ciertas condiciones. Año tras año siempre aprendes y eres más rápido si trabajas. Lo principal es convertir esas poles en victorias", remarcó Bottas. De esta manera el finlandés pone en jaque el récord que Hamilton tiene entre ceja y ceja. Lewis Hamilton podría convertirse este fin de semana en el piloto con más victorias en Silverstone, pero conseguirlo no será un paseo y su compañero mantiene su sueño de ser campeón del mundo.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios