EL BRITÁNICO TERMINÓ SEXTO

Cuando Carlos Sainz terminaba mirando de reojo al otro coche de Lando Norris

A pesar de cierto optimismo Sainz dejaba entrever sensaciones ambivalentes tras la primera jornada, esperanzando ante el rendimiento de la última evolución de McLaren con Norris

Foto: Carlos Sainz y Lando Norris terminaron de nuevo entre los diez primeros el viernes del GP de Gran Bretaña (McLaren)
Carlos Sainz y Lando Norris terminaron de nuevo entre los diez primeros el viernes del GP de Gran Bretaña (McLaren)

“Cuando el viernes estás en el top diez sin demasiado esfuerzo son buenas noticias”. Una vez más, Carlos Sainz y Lando Norris han terminado las dos primeras sesiones de libres entre los diez primeros. Sin embargo, al menos en la primera jornada, el McLaren no parece reafirmarse en Silverstone como cuarto monoplaza con la misma claridad que en los dos grandes premios anteriores. Al menos, a una vuelta.

Sainz espera comprobar en su propio coche el rendimiento de las novedades introducidas por McLaren en este Gran Premio de Gran Bretaña. Fundamentalmente, unos nuevos paneles laterales que solo ha montado Lando Norris en la primera jornada. El británico terminó en sexta posición, cuatro décimas por delante de su compañero. El rendimiento de dicha evolución invita al optimismo de Sainz, quien espera para contar con un margen más holgado para los clasificatorios del que disfrutaba el viernes. El domingo puede ser otra historia.

Un circuito diferente para todos

Un asfalto nuevo, con más ‘grip’ y unas fuertes rachas de viento inconsistente han sorprendido a muchos pilotos en la primera jornada. Así, pilotos y equipos perdían referencias respecto a años anteriores (“Como en Montmeló el pasado año en pretemporada”, recordaba Sainz). La primera jornada ha obligado así a explorar otro circuito y otro rendimiento de neumático, por lo que la jerarquía provisional que perfilaban las dos primeras sesiones podría cambiar el sábado. En McLaren tampoco la jornada resultó fácil, como el propio Andreas Seidl reconocía. “Hoy había mucho viento, hacía complicado pilotar el coche. En general, el equilibrio del coche no ha sido perfecto, tenemos trabajo que hacer para que los pilotos se encuentren más cómodo y exploten el rendimiento del monoplaza”. Al menos, esa fue la sensación que dejaban las tandas largas de Sainz en la segunda sesión.

Al terminar el día, el español transmitía sensaciones ambivalentes, porque miraba más hacia el rendimiento de su compañero. Como si no estuviera muy satisfecho por la jornada, pero sin admitirlo plenamente. De hecho, tenía a seis pilotos por detrás con algo más de una décima de diferencia. Por el contrario, Norris terminaba la segunda sesión más desahogado, lo que daba esperanzas al español con la evolución probada por el británico. “Los viernes en este equipo se suelen probar muchas cosas, pero hoy las importantes que había que probar las llevaba el coche de Lando”, explicaba Sainz.

A la décima

“Hay confianza desde la primera carrera, pero cada carrera que pasa los viernes seguimos entre los diez primeros, y esto es lo más positivo de ver”, explicaba el español quien también apuntaba que a “una vuelta está todo más apretado, los Renault, Alfa y Force India y compañía pueden hacer cronos muy rápidos a una vuelta, que es donde más nos va a costar este fin de semana”, avanzaba el español, quien sin embargo insinuaba más optimismo para el domingo que para los entrenamientos clasificatorios.

“En el coche de Lando había muchas partes nuevas que han funcionado muy bien. Las tandas largas han sido positivas, pero creo que pueden ser mas positivas si llegan esas cosas…”, apuntaba Sainz, en la confianza de contar con las mismas piezas para entrenamientos y carrera que su compañero. “Aunque los entrenamientos van a ser a la décima, en carrera tenemos un poco más , a ver si lo podemos utilizar…”

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios