ingeniero clave para la f1

La caída de Paddy Lowe: así es como la Fórmula 1 devora a uno de sus mejores hijos

Un sueño se puede convertir en pesadilla y eso es lo que le ha pasado a Paddy Lowe. El ingeniero ha puesto fin a su etapa en Williams recientemente tras varios años de capa caída en Grove

Foto: Paddy Lowe junto a Claire Williams. (EFE)
Paddy Lowe junto a Claire Williams. (EFE)

Un sueño se puede convertir en pesadilla y eso es lo que le ha pasado a Paddy Lowe. El ingeniero ha puesto fin a su etapa en Williams recientemente tras varios años de capa caída en Grove. El nacido en Kenia suma más de trienta años trabajando en la Fórmula 1, pero sus grandes ambiciones por ser el líder de un proyecto han acabado precipitando su salida del gran circo.

La Fórmula 1 es un mundo muy competitivo y exigente. Tanto para pilotos como para trabajadores, en el momento en el que los objetivos no se cumplen ruedan cabezas y al final, si no consigues salir del pozo, la Fórmula 1 te devora. El mejor ejemplo ha ocurrido en Ferrari estos últimos años con los cambios de directores de equipo ante la falta de resultados...

32 años en la Fórmula 1

Lowe es una de las figuras técnicas más destacadas. Experto más en el área mecánica que en la aerodinámica, comenzó en la Fórmula 1 en 1987 como ingeniero responsable de electrónica en Williams. Para Frank Dernie, responsable técnico de Williams en los ochenta, Lowe “era la mente más brillante" que había tenido nunca a su cargo. En Williams fue uno de los artífices de las famosas suspensiones activas que permitieron arrasar al equipo en 1992 y 1993 con Nigel Mansell y Alain Prost.

Tras triunfar en Williams fue fichado por McLaren, donde lideró algunos importantes avances técnicos de la Fórmula 1, como la frenada asistida, prohibida por la FIA tras dos victorias consecutivas. También dirigió la puesta en marcha del simulador de McLaren. Y después de diferentes posiciones dentro del equipo de Woking, en 2011 ascendió a la máxima responsabilidad técnica en McLaren. Con dos décadas en el equipo a sus espaldas, se marcharía a Mercedes dejando un gran agujero en la escudería británica

Su disputa por un sueño

En 2013, Mercedes le dio una oportunidad de sentirse más importante en una escudería de la Fórmula 1. El ingeniero llegó al equipo con la esperanza de tener un horizonte más amplio que el de mero director técnico que ya era en McLaren. Tenía ganas de liderar un proyecto ganador y dominante en el Gran Circo. Aspiraba a la posición de ‘team manager’, una posición que estaba reservada para un Toto Wolff que tenía plenos poderes en la escudería. “La organización global del equipo es mi responsabilidad, pero confío en Paddy Lowe para gestionar la parte técnica”, decía Wolff

A Lowe se le prometieron amplias responsabilidades pero, comprobó después, que su figura no culminó sus aspiraciones personales. Mercedes se hacía con uno de los ingenieros más brillantes de la Fórmula 1. Pero Lowe tenía otros sueños en mente. Ocupar el puesto de mayor responsabilidad en el equipo.

Tras cuatro años en Mercedes, en el Gran Premio de Japón de 2016 todo saltó por los aires. Wolff se enteró de que Lowe interpuso una reclamación por iniciativa propia a la maniobra defensiva de Verstappen sobre Hamilton en una de las chicanes del trazado japonés. El austríaco pilló un tremendo enfado al no estar informado de ello y dio la orden de retirarla. Lowe fue desautorizado y fue una de las claves para su decisión de marcharse.

Robert Kubica al volante del Williams en Francia. (EFE)
Robert Kubica al volante del Williams en Francia. (EFE)

El peor Williams de la historia

Pese a su gran posición en un equipo dominador con enormes recursos técnicos y económicos a su disposición, Paddy Lowe decidió dejarse caer a un equipo más humilde y se unió a Williams para la temporada 2017. En Grove cumplía con todo lo que llevaba deseando toda su carrera: ser el máximo responsable de un equipo de F1. Pero el sueño que se convirtió en pesadilla.

Tras sumar dos temporadas a la deriva, ahora Williams se encuentra en una profunda crisis económica y de resultados. Con la llegada de ROKiT como nuevo patrocinador principal y la nueva dupla de pilotos, George Russell y Robert Kubica, desde dentro del equipo llegaron a decir que tenían como objetivo el cuarto puesto en carrera. Con ocho carreras todo es muy diferente. Esta temporada han tocado fondo siendo relegados a las dos últimas plazas de la parrilla con diferencias sonrojantes. La cabeza del proyecto era Paddy Lowe, pero la presión ha podido con el de Nairobi que, después de tres meses de excedencia, sale por la puerta de atrás de la Fórmula 1.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios