el holandés se empieza a desesperar

El mensaje envenenado de Verstappen para meter presión a Red Bull y Honda

Verstappen fue protagonista en la rueda de prensa oficial de pilotos del GP de Austria de Fórmula 1. El piloto holandés sacó su lado más crítico para lanzar un toque de atención a Red Bull

Foto: Max Verstappen está cansado de ser cuarto. (Reuters)
Max Verstappen está cansado de ser cuarto. (Reuters)

Max Verstappen fue protagonista en la rueda de prensa oficial de pilotos del Gran Premio de Austria de Fórmula 1. El piloto holandés sacó su lado más crítico para lanzar un toque de atención a Red Bull después de sentirse poco competitivo respecto a Mercedes y Ferrari toda la temporada. “No quiero seguir pilotando por el cuarto puesto hasta los 35 años".

La escudería austríaca se encuentra en tierra de nadie en la temporada. El nuevo motor Honda no da resultados y Verstappen se ve picando piedra cada fin de semana para rascar algo por encima de las posibilidades del equipo. Red Bull llega a la novena carrera del mundial con tan solo dos podios en su cuenta. Ambos conseguidos por un Verstappen que humilla cada fin de semana a Pierre Gasly. En la escudería de bebidas energéticas han dado un paso atrás y su piloto estrella empieza a desesperarse.

Cada vez más lejos de cabeza

El comienzo de temporada, con Red Bull y Honda en el podio y Renault con evidentes problemas de fiabilidad no hicieron más que aumentar la sensación de que en el equipo habían tomado la decisión correcta. Sin embargo, la marca del rombo se ha puesto las pilas. Identificó el origen de sus problemas y las modificaciones que han ido implementando ya no hacen temer por la fiabilidad y les permite destapar todo el potencial de su unidad de potencia mientras Red Bull empieza a encasillarse. Aún así, siguen sin sufrir ante el empuje de Renault y McLaren en carrera, pero deben andarse con ojo después de lo vivido en el Gran Premio de Francia. Tanto los de Woking como los de Enstone han dado un paso adelante mientras que Red Bull sigue estancado en su lucha por sumar podios.

El propio Verstappen soltó la bomba al ser preguntado por su futuro con los austríacos después de la falta de resultados. “¿El futuro? Veamos lo que viene en las próximas carreras, peor no estoy preocupado. Solo estoy centrado en este proyecto, aunque no quiero seguir conduciendo solo por el cuarto lugar hasta 35 años". Una aclaración final que sirve para meter presión a su equipo en busca de resultados, pero que seguro que también han escuchado en Mercedes o Ferrari. Porque el holandés es uno de los pilotos más cotizados de la parrilla. Cada año que pasa es más maduro, exprime al máximo a los monoplazas y tiene esa agresividad dentro la pista y el carisma fuera de ella para ser un verdadero campeón por muchos años.

Toque a Honda

Red Bull llega a su casa, Austria. Un lugar donde el año pasado dieron un golpe en la mesa sumando la victoria con Verstappen al frente. Un año después no tienen las mismas sensaciones. "¿Ganar como hace un año? Difícil, necesitas suerte. Debemos seguir empujando, nos falta un poco de ritmo y mejorar en el chasis como en el motor. Nos falta algo para apuntar aún más alto. Respecto al Ferrari nos falta velocidad en recta, mientras estamos mejor en curva, tenemos que trabajar, habrá muchos fanáticos holandeses y espero poder darles un buen fin de semana", comentó. “No será mejor que en Francia, hay que ser realistas. Hay muchas rectas y pocas curvas en las que ganar tiempo, si es que de verdad lo ganamos, porque en estos momentos no creo que seamos superiores”.

Verstappen durante el Gran Premio de Francia. (EFE)
Verstappen durante el Gran Premio de Francia. (EFE)

El piloto neerlandés admitió también la superioridad de Renault a una vuelta, confesando además que lo pasa mal al comienzo de carrera, cuando sus rivales activan algún modo especial. En Francia, Lando Norris se quedó a nueve milésimas del holandés. Desde Red Bull no dudaron desde un primer momento en echarse la culpa de la falta de rendimiento del RB15, Verstappen tiene claro quien debe dar un paso al frente. “El equilibrio del coche no es malo, solo necesitamos ganar rendimiento para ser realmente competitivos. Necesitamos dar un gran paso con el motor”, aseguró el holandés para también dar un toque al fabricante japonés.

El cambio de Renault a Honda parece que no da los frutos que Christian Horner esperaba. Tres victorias y tres podios llevaban en su cuenta en 2018 al salir de Austria. La unión con los japoneses de momento solo ha dado dos podios y que se han tenido que conseguir por errores de Ferrari. Honda siempre pide tiempo en estos casos, pero está en su quinto año desde su vuelta y no termina de dar con la tecla para estar a la altura. Una solución que, de no encontrarse rápido, podría acabar en Verstappen fuera de Red Bull.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios