Nuevo fiasco en Maranello

El agujero de Vettel en Ferrari, uno lucha con Mercedes y el otro no puede con Red Bull

Vettel y Ferrari volvieron a tirar un fin de semana a la basura. Mercedes consiguió un doblete que les deja el mundial aún más de cara mientras el piloto alemán sigue defraudando en la pista

Foto: Vettel durante el GP de Francia. (EFE)
Vettel durante el GP de Francia. (EFE)

Sebastian Vettel y Ferrari volvieron a tirar un fin de semana a la basura. Mercedes consiguió un doblete que les deja el mundial aún más de cara, mientras el piloto alemán sigue defraudando en la pista. Vettel volvió a sacar su peor versión en Francia, superado con claridad por su compañero de equipo e incapaz de vencer al Red Bull de Max Verstappen.

El de Heppenheim se encuentra en pleno bache de resultados. En Canadá parecía que el Vettel campeón del mundo hacía acto de presencia con una pole descomunal y una carrera perfecta, pero en los instantes finales volvían a aparecer los fantasmas del pasado en un error gravísimo al ser presionado por Lewis Hamilton. Ahora en Francia nuevos problemas de ritmo y con un Ferrari en el que no han funcionado las mejoras.

La presión de estar en Ferrari

Christian Horner, jefe de Red Bull, y quien conoce bien a Vettel, comparó su situación en Ferrari con una "olla a presión", porque carga con la responsabilidad de ser la esperanza de todo un país para devolver a su equipo a lo más alto. El jefe de Red Bull admite que eso puede afectar a su regularidad. "Con nosotros, Sebastian era como un metrónomo cuando estaba en el liderato de un gran premio. Siempre era muy fuerte en esa posición. Hoy en día está bajo mucha más presión, porque carga con las esperanzas de Ferrari en un ambiente que perece una olla a presión", comentó en declaraciones a la agencia Press Association Sport.

La situación de Vettel es dura. En las dos carreras donde Ferrari tenía más opciones, ha cometido errores. En Baréin trompeó cuando peleaba con Hamilton y en Canadá se salió de pista cuando éste lo puso bajo presión, lo que derivó en una penalización que le costó la victoria. Ferrari y Vettel van de golpe en golpe y ya no saben ni de donde les vienen.

Sin ritmo en Francia

En Francia sencillamente no encontró el ritmo en todo el fin de semana. Fue superado con claridad por Charles Leclerc en todas las sesiones y, mientras uno sacaba la cara a la Scuderia luchando de tú a tú con un Mercedes, el otro veía imposible superar a un Red Bull. El alemán perdió mucho tiempo tras Lando Norris en el inicio. Tardó cinco vueltas en pasar a un monoplaza claramente inferior y una vez solucionado el problema con los McLaren al octavo giro, se encontró con la realidad del bajo ritmo de carrera. En su estrategia el alemán intentó alargar su parada al máximo para atacar en la segunda parte del gran premio. Cuando realizó su parada salió a 4,5 segundos de Verstappen y en 27 vueltas fue incapaz de acercarse. Ni siquiera al final de carrera con unos neumáticos más nuevos pudo presionar.

Al final decidió parar en boxes para conseguir el punto de la vuelta rápida en el último giro con las gomas blandas… y casi no lo consigue. Superó en dos décimas el tiempo de Hamilton con los duros y con 30 vueltas en ellos. La mejor escena para describir el momento de forma de Vettel y la enorme superioridad de Mercedes.

Sebastian Vettel apareció ante los micrófonos con la cabeza gacha, al final de un fin de semana bastante negativo para él y su Ferrari: "¿Algo positivo para encontrar este fin de semana? El tercer lugar de Charles, tal vez, pero realmente no tenemos el ritmo para vencer al Mercedes", admitió el alemán. “Lewis tuvo otra carrera fácil, pero al final es culpa nuestra, el monoplaza aún no es lo suficientemente fuerte, aunque sé que todos en Maranello están trabajando con tanta presión y tanta pasión. Espero que las cosas mejoren en Austria".

Vettel en acción con su Ferrari. (EFE)
Vettel en acción con su Ferrari. (EFE)

¿Apostar todo a Leclerc?

Después de otro varapalo, uno de los dilemas que hay en Ferrari es decidir porque piloto apostar para no irse de vacío este 2019 de seguir así. Vettel ha reconocido en numerosas ocasiones no encontrarse cómodo al volante del SF90, pero Leclerc también ha cometido errores groseros que lo han dejado a 24 puntos del alemán en la clasificación.

En Italia parece que lo tienen claro y valoran más el coraje, valentía y talento de Leclerc que el rendimiento del actual Vettel. Además comparan la situación del monegasco con Max Verstappen, quien brilló al llegar a Red Bull, pero pasó por un bache de accidentes impropios de un piloto que quiere reinar en la Fórmula 1. La escudería austríaca le dio la confianza. Y un año después tiene a uno de los mejores pilotos de la parrilla, con 100 puntos y dando al equipo resultados que no merecen por el nivel de su monoplaza. Con Leclerc puede pasar lo mismo y eso es lo que ven en Italia para hacer un ‘all in’ con el piloto de 21 años dejando fuera de la ecuación a todo un tetracampeón del mundo. El mundial está perdido y el resto de campeonato se puede convertir en un examen final para Sebastian Vettel y su futuro en la Scuderia.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios