NUEVO INCIDENTE EN EL SENO DE SU EQUIPO

"Basta es basta". Así le cierras la boca a tu piloto tras destrozar tu coche

Polémico en la pista y con personalidad singular fuera de ella, Kevin Magnussen volvió a vivir otro singular episodio por la radio después de destrozar su monoplaza en Montreal

Foto: Así quedó el monoplaza de Kevin Magnussen tras el accidente el sábado en el GP de Canadá (Fórmula 1)
Así quedó el monoplaza de Kevin Magnussen tras el accidente el sábado en el GP de Canadá (Fórmula 1)

Guenther Steiner, el máximo responsable de Haas, se ha ganado a pulso su carisma en la Fórmula 1. Duro y directo, siempre a la defensa de sus pilotos, pero también el primero en clavarles en su sitio cuando Kevin Magnussen o Romain Grosjean se desmadran. De personalidad polémica y bronca, el danés parece darle motivos en los últimos tiempos, y en Montreal tuvo que ponerle esparadrapo a su piloto, sobre todo tras estampar el sábado su monoplaza contra el Muro de los Campeones.

“Es la peor experiencia que nunca he tenido en un coche de carreras”. No solo fueron las palabras, sino también el tono de Magnussen cuando lanzaba este mensaje por la radio. A los pocos segundos, Steiner cortó por lo sano la conversación de su piloto con el ingeniero. “No es una agradable experiencia, ya es suficiente, esto es lo que significa, basta quiere decir basta…”. Como en el Gran Premio de España, la respuesta de Magnussen por la radio revelaba hasta qué punto Steiner impone respeto cuando entra en zona roja.

"Tú, el primero en venir a verme"

De personalidad agresiva y polémica en la pista y directa fuera de ella, el danés se quejaba del comportamiento de su monoplaza, que hubo de ser reconstruido por sus mecánicos a altas horas de la madrugada tras el accidente en el Q2. La radio recogió solo recogió parte de la conversación entre piloto y equipo, pero Steiner se apresuró a zanjarla cuando el ingeniero de Magnussen iba hacer referencia al trabajo de los mecánicos. Con voz compungida, el piloto se disculpó al final de la prueba también por la radio. “Lo siento chicos, sé que estáis tan frustrados como yo lo estoy, lo siento. Y a todos en el garaje, mis mayores disculpas, lo habéis hecho fantástico, como siempre”. O como suele decirse, recoger velas a todo trapo. Ya conoce el humor del jefe.

En el Gran Premio de España el danés bloqueó a su propio compañero de equipo en varias ocasiones. En la última, Grosjean acabó fuera de la pista, circunstancia que aprovechó Carlos Sainz para arrebatar la posición al francés. Al acabar la carrera lanzó sendos mensajes, uno a cada piloto: “Romain, seré breve, mantén la calma. Vuelve tranquilo. Vamos a hablarlo, pero estate tranquilo, por favor”. “Kevin, el primero en venir a verme, por favor”. “Claro, no hay problema”, contestó el piloto con tono obediente, similar al de sus disculpas en el Gilles Villeneuve. Steiner reconocería después que reunió a sus dos pilotos antes de que se enfrentasen a los medios para evitar que el tema se desbordara públicamente. Quien haya visto a Steiner en el documental de Netflix sobre la Fórmula 1 imaginará cómo se la gasta en privado y, por tanto, el ambiente de aquella reunión.

Una puesta a punto diferente

“Hemos sido los mejores del resto muchas veces este año” se disculparía nuevamente el danés, ya en público. “Las emociones se dispararon y nunca me había sentido tan desesperado y decepcionado, es muy difícil contenerlas en determinadas situaciones. Lo que dije en la radio no iba en contra del equipo. Hicieron un gran trabajo este fin de semana y pudieron reconstruir mi coche completamente para la carrera. Simplemente, estos neumáticos no funcionan en carrera para nosotros. Es difícil no estar decepcionados, todo el equipo lo está”.

Steiner ha explicado tras la carrera algunas de las circunstancias que rodearon la carrera para Magnussen y su equipo. “Al reconstruir el coche de Kevin intentamos una puesta a punto diferente porque salíamos desde boxes. Ahora lo sabemos, pero no fue una decisión consciente para hacer nuestro coche peor, la idea era mejorarlo, pero no funcionó”. Por las palabras de Magnussen, el Haas debía ser un verdadero desastre. Steiner ha explicado ahora sus razones para intervenir en la conversación por radio. “Me dije que si salía (el tema) de nuevo, iba a decir algo”, en referencia a las palabras previas de Magnussen no escuchadas públicamente. “Volvió de nuevo con ello, y el ingeniero comenzó a hablar”, momento en que Steiner interrumpió al técnico. “No quería una discusión abierta por la radio, lo que pensaban debían dejar de hablarlo”.

"No necesitamos esto en la radio"

“A veces hay que ser directo, por qué se cuándo hay que pararles. Les conozco muy bien. Escuchan, y saben que ya ha sido suficiente. Si hablo, es que tengo una visión diferente del tema, no necesitamos hacer esto en la radio con todo el mundo escuchándonos y riéndose de nosotros”. Como líder de la organización, a Steiner también le importaba el impacto de las palabras por la radio hacia el resto del equipo, especialmente los mecánicos. “Mucha gente estaba decepcionada por cómo lo estábamos haciendo en pista, y no hace falta que se lo recuerden. Ya se vió una vez, pero empezó a ser recurrente, ya sabíamos de qué iba el tema. Quería evitar que los chicos fueran más vapuleados de lo que lo eran ya. (Magnussen) no quería ser crítico, solo intentaba explicar la situación, que era muy mala. No culpo a nadie. Pero al otro lado de la radio no sabes todo esto y, aunque lo podía entender, los chicos no porque no conocen la historia real. Se disculpó a todo el mundo, como un adulto, y miras hacia adelante”.

Involuntariamente o torpe (habida cuenta de su accidente) al tratar sobre el rendimiento de su Haas en Montreal, Magnussen es frecuente protagonista de numerosos incidentes dentro y fuera de la pista. Gasly, Alonso (Silverston y Monza), Hamilton, Hulkenberg…son varios los pilotos que han tenido incidentes en los últimos tiempos con el danés. “Siempre se mueve tarde, y algún día habrá un gran accidente”,. explicaba de él Frederic Vasseur, responsable de Alfa Romeo “Es el piloto más peligroso de la Fórmula 1”, sentenciaba Gasly tras su incidente en Bakú a 2018 cuando ambos rodaban a 300 km/h. Pero alguien que le tiene verdaderamente tomada la medida: su jefe Guenther Steiner.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios