El alemán salió enfadado de Canadá

El numerito de Vettel después de la polémica sanción que le birló la victoria

Sebastian Vettel perdió la victoria en el Gran Premio de Canadá de Fórmula 1 después de un error imperdonable y una sanción que levantó polémica

Foto: El numerito de Vettel en Canadá. (Fórmula 1)
El numerito de Vettel en Canadá. (Fórmula 1)

Sebastian Vettel perdió la victoria en el Gran Premio de Canadá de Fórmula 1 después de un error imperdonable y una sanción que levantó polémica. El alemán fue sancionado con cinco segundos por su incidente con Lewis Hamilton y, cuando se lo comunicaron por radio, el alemán se encendió y empezó a montar un número que continuó hasta la ceremonia del podio.

Totalmente descentrado por la sanción, Vettel estuvo poseído por los nervios en las últimas vueltas. Tenía que sacar cinco segundos a Hamilton, pero era incapaz y no hacía más que perder tiempo. Incluso Leclerc estuvo a punto de arrebatarle la segunda plaza. El tetracampeón no comprendía el motivo de la penalización. Entendía que irse por la hierba era la única opción que tenía en esa circunstancia. "No, no, no, así no, chicos, esto no es justo. Tienen que estar ciegos. ¿A dónde se supone que tenía que ir? Me hubiera ido contra el muro". Nos están robando la carrera".

Sebastian Vettel salvó el honor cruzando la línea de meta en la primera plaza para demostrar que era el merecedor de la victoria. Pero una vez cruzó la meta comenzaron las indirectas muy directas del alemán hacia Dirección de Carrera. El alemán empezó sacando el dedo para negar la sanción al paso por meta.

El enfado de Vettel era impresionate, hasta el extremo que evitó aparcar el Ferrari en el lugar reservado a los integrantes del podio. Sin quitarse el casco, se fue directo al paddock en busca de explicaciones. “Así no”, dijo por la radio durante la vuelta de regreso a boxes. Tampoco quiso estar en las entrevistas y fue obligado a ir a la ceremonia del podio para evitar una multa mayor.

En su camino al podio el de Heppenheim volvió a hacer de las suyas. Los monoplazas de de Hamilton y Leclerc estaban aparcada en sus respectivas posicion y con sus números correspondientes. Entonces Vettel decidió cambiar el uno por el dos de lado para deleite de la afición y en muestra de protesta. Una vez subidos los tres pilotos en el podio el público la tomó con el pobre Hamilton, quien no tuvo culpa ninguna. Algo que se encargó de decir Vettel. "La gente no debería abuchear a Lewis, sino a quien tomó la decisión ... Realmente disfruté la carrera. Lewis fue un poco más rápido, pero pudimos mantenerlo atrás. Pregúntele a la gente lo que piensan". El propio Hamilton invitó a Vettel a subir al primer escalón del podio en muestra de respeto y compañerismo.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios