Pueden lograr la primera victoria

Cómo Ferrari y Vettel vencieron por fin a los imbatibles Mercedes en Canadá

17 carreras tuvo que esperar Sebastian Vettel para volver a ser el más rápido un sábado. El alemán logró la pole y batió a las flechas plateadas después de varias carreras sufriendo

Foto: Vettel pudo batir a los temidos Mercedes. (EFE)
Vettel pudo batir a los temidos Mercedes. (EFE)

17 carreras tuvo que esperar Sebastian Vettel para volver a ser el más rápido un sábado. El alemán logró la pole en la clasificación del Gran Premio de Canadá de Fórmula 1. Un golpe de autoridad para felicidad de Ferrari. La Scuderia vio por fin cómo ha podido vencer a los imbatibles Mercedes. Un triunfo que tendrá que aprender a cerrar el domingo.

En su último intento, Vettel paró el crono en 1:10.240, una vuelta dos décimas más rápida que la de Lewis Hamilton. El británico lo veía hecho hasta la aparición estelar del alemán. El de Heppenheim sacó esa magia que hacía tiempo no se veía para volar en Montreal y firmar su 56ª pole después de casi un año de vacío. El último sector fue la clave del éxito de los italianos. El motor Ferrari sacó todo su jugo en la larga recta y reventó a un Mercedes que era más rápido en los dos primeros sectores. "No me siento decepcionado. Los Ferrari han sido más rápidos, en el último sector nos mataban", comentó Hamilton al terminar la sesión.

"Estoy a tope de adrenalina, cuando sientes que te viene la adrenalina y cuando tienes agarre, sabes que las cosas van a ir muy bien. Hamilton es realmente bueno en clasificación pero nosotros hemos hecho una gran vuelta", declaró Vettel nada más bajarse del coche. Buena manera de resarcirse de los continuos rumores de un futuro fuera de Maranello en 2020.

En su momento más crítico

El alemán estaba bajo los focos de las críticas al igual que todo Ferrari. Los rumores de la retirada a final de temporada eran cada vez mayores y en dos grandes premios Vettel se ha encargado de demostrar que tiene cuerda para rato y ritmo para poner contra la espada y la pared a Mercedes, siempre que Ferrari le dé un coche ganador. "Estas últimas semanas han sido muy duras, hoy el coche ha sido mucho mejor, ha ido muy bien. Empezaremos con el neumático medio mañana, estos chicos van a ser muy rápidos en tandas largas pero intentaremos llevarnos la victoria", expresó para finalizar.

Los buenos resultados de Vettel dejan a la joya de la corona, Charles Leclerc, un tanto escondida últimamente. A casi siete décimas se ha quedado. La efusividad con la que empezó el año hacía indicar que se iba a comer a Vettel, pero hay que recordar que está tratando con un tetracampeón del mundo. No con un cualquiera. El de Heppenheim ya salvó la cara a los de Maranello en Mónaco después de que Leclerc sumara un nuevo cero por su excesiva agresividad propia de la falta de experiencia. Y ahora en Canadá vuelve a situar al coche rojo en la cabeza. Con esta pole pone el 6-1 en el marcador en clasificación frente al monegasco dejando claro que al piloto de 21 años todavía le quedan carreras a su espalda en el gran circo para dominar la competición.

La carrera es otra historia

A pesar de sumar una importante pole, la realidad es que no tienen que lanzar las campanas al vuelo. No se pueden creer favoritos y los entrenamientos libres ya les señaló por qué. Vettel acabó molesto en los libres con el problema de calentamiento en sus neumáticos en las tandas largas. Un problema que podría aparecer en la carrera y tirar a la basura todo lo conseguido este sábado.

Vettel durante la clasificación del Gran Premio de Canadá. (EFE)
Vettel durante la clasificación del Gran Premio de Canadá. (EFE)

"Tuvimos problemas para hacer funcionar los neumáticos, no consigues el 'feeling' que quieres y necesitas", explicó Vettel tras el GP de Mónaco. "Especialmente los neumáticos delanteros, que no funcionaron. Hay que seguir explorando todo lo que podamos". Una historia de la que el piloto alemán se lleva quejando desde Australia. Un grave contratiempo que no permite a sus pilotos ir al límite y que Ferrari no comprende aún el motivo por el que no hace trabajar los neumáticos de Pirelli en su ventana adecuada. Parece que en Canadá esos problemas han vuelto a asomar y pueden poner en dificultades la primera victoria de la temporada.

"La interacción entre lo que hace el coche y lo que hacen los neumáticos es una de los problemas principales. Es diferente con respecto al año pasado y hay posibilidad de desarrollo. Todavía estamos en una fase de exploración", explicó Laurent Mekies, Director Deportivo de Ferrari. "Nuestro proyecto encaja mal con los neumáticos de este año: en 2018 teníamos que evitar el sobrecalentamiento, mientras que ahora la dificultad es ponerlos en temperatura. Si los neumáticos no se calientan, carecen de agarre y aumenta el subviraje. El coche se desliza, los neumáticos se desgastan, se enfrían y hacen que el problema sea mayor", confesó Mattia Binotto.

El alemán tendrá que saber solventar esta dificultad en carrera si quiere sumar su primera victoria de la temporada y también acabar con otra mala racha personal. No se ha subido a lo más alto del podio en ninguna de las últimas 15 carreras. El piloto alemán tratará de repetir lo sucedido el año pasado, donde dominó la carrera de principio a fin saliendo desde la primera plaza. Vettel brilló el año pasado en el circuito Gilles Villeneuve y quiere escuchar el himno alemán junto al italiano por primera vez en el podio esta temporada y ser Montreal el punto de partida para el comienzo de una remontada que parece imposible.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios