las casas de los equipos del gran circo

El monstruo de Red Bull que deslumbra la Fórmula 1: así es su nuevo motorhome

Esta temporada, Red Bull estrena un espectacular 'motorhome' con 1.221 m2, un incremento del 27 % respecto a la estructura anterior. La madera es el material protagonista

McLaren le denomina 'Brand Centre'. Red Bull bautizó al suyo como 'Energy Station'. Cada equipo de Fórmula 1 bautiza a su sede en cada gran premio con su propio nombre, una estructura diseñada específicamente y diferenciada del resto. Es la base de operaciones y relaciones públicas para el fin de semana, el lugar de trabajo y descanso del equipo, empezando por sus pilotos. El escenario donde también agasajar e impresionar a los invitados. Son los ‘motorhome', una denominación clásica, pero también arcaica, que ya no hace justicia a las espectaculares estructuras que los equipos utilizan en Europa.

La llegada al Gran Premio de España permite a los equipos movilizar sus impresionantes edificios móviles, prodigio de modularidad, funcionalidad y estética. Red Bull, por ejemplo, fue innovador desde su llegada a la Fórmula 1 con unas instalaciones que marcaron tendencia. Para esta temporada, el equipo austríaco va más lejos al estrenar otro 'edificio' móvil con el que también rompe moldes, con la madera como protagonista. De ahí su nombre: rebautizada: 'F1 Holzhaus' (casa de madera).

Dos días de montaje

Red Bull rompió moldes desde su llegada hace 14 años con sus espectaculares y gigantescas estructuras modulares. En Mónaco incluso ha contado con una piscina propia donde terminaban sus pilotos y miembros del equipo en la celebración de las victorias. Durante todos estos años, el 'Energy Station' ha sufrido diferentes evoluciones para incluso acomodar a sus dos equipos, Red Bull y Toro Rosso. No solo es su centro logístico. Sus fiestas y recepciones son bien famosas en la Fórmula 1, acogiendo en ellas a invitados y periodistas.

En 2019, Red Bull cambia el paso con la nueva 'Holzhaus', una estructura modulable que necesita dos días para ser montada y otro para desmantelarla. Una primera versión se introdujo en MotoGP, pero su éxito inspiró otra instalación de mayor tamaño y diseño más sofisticado para la Fórmula 1. Su principal novedad es el uso de la madera, inédita en este tipo de instalaciones. Red Bull presume del origen sostenible de la misma y, por supuesto, de su procedencia austríaca.

Imagen exterior del 'motorhome' de Ferrari en los test de pretemporada de Montmeló. (Imago)
Imagen exterior del 'motorhome' de Ferrari en los test de pretemporada de Montmeló. (Imago)

1221 m2 de espacio

La estructura anterior ya era una de las más grandes y espectaculares del 'paddock', aunque con un diseño no tan elegante como la de Mercedes o McLaren, por poner dos ejemplos. La marca de bebidas austríaca ha decidido romper todos los esquemas no solo modificando su estética, sino su diseño interior y tamaño, con 1.221 m2, un incremento del 27 % respecto a la estructura anterior.

Uno de los factores cruciales en este tipo de estructuras es su modularidad y operatividad para su montaje y desmontaje. En este caso, su rediseño ha permitido reducir el personal a 25 operarios, y en 32 horas, reduciendo sustancialmente el tiempo necesario para volver a cargar sus diferentes módulos en los camiones de transportes, listos para el siguiente gran premio. En este caso, tan pronto como acabe el Gran Premio de España, toda la caravana de camiones se dirigirá a la localidad de Imperia, en la Riviera italiana, donde será de nuevo montada y trasladada en barcaza hasta Mónaco, la siguiente cita del calendario. Así se las gastan en Red Bull.

La nueva estructura, por ejemplo, ha sido rediseñada para eliminar la necesidad de aire acondicionado. Su equipamiento interior es espectacular. Cuenta con 32 kilómetros de cables, 211 m2 de hierba artificial, 59 pantallas distribuidas por toda la instalación, 26 neveras y mobiliario de todos los tipos con barra de bar incluida. Habitaciones de los pilotos, despachos para los principales responsables del equipo, zona de 'chill out'… Y por supuesto, la cocina, que alimenta a los miembros del equipo, invitados y periodistas. Por ejemplo, en cada carrera se sirven 100 kilos de pasta, 120 de pescado y 180 de carne, bebidas aparte. Una estructura que acoge durante todo el fin de semana un actividad incesante, que a partir de ahora está envuelta por 417 m3 de madera austríaca, de la que tan orgulloso se siente Red Bull para recordar su origen de los Alpes de Styria.

El proceso de montaje

Un paseo por un 'paddock' de Fórmula 1 en los grandes premios europeos se convierte en un concurso de diseño y emulación —unas más que otras—, pero también en una exhibición de magníficas obras de ingeniería que no parecen en muchos casos estructuras provisionales, transportadas en caravanas de 15 a 25 camiones según sus dimensiones y modularidad. Una vez llegado al circuito de destino, se trabaja contrarreloj. Primero, con las estructuras que hacen las labores de cimientos, una labor de precisión extraordinaria que se controla con mediciones con rayos láser, porque luego sobre ella han de encajar suelo y paredes. A la vez, que se extiende el cableado de alto voltaje y las tuberías y cañerías para el agua, cocina, e instalaciones sanitarias.

También son necesarias grúas para llevar a cabo el procedimiento de montaje de los diferentes módulos, por ejemplo, como el que hace labores de cocina o de sanitarios. Los camiones se van alternando para descargarlos para ser montados progresivamente. El trabajo continúa por la noche, con focos de iluminación estratégicamente posicionados para poder llevar a cabo los trabajos. Cualquier retraso puede resultar letal. A cada módulo se añade su cableado eléctrico que luego se interconecta con el resto de la estructura. Cuando se completa la primera planta, comienza la instalación de la segunda. Llega el turno para el mobiliario, los sistemas de aire acondicionado y de pantallas planas por toda la estructura. Tras completarse la segunda planta, llega el turno de la tercera, con zonas VIP o terraza para equipos que disfrutan de ella, como Mercedes o Red Bull. Esas últimas estructuras también tienen que ser aisladas a prueba de lluvia, además de todo el acristalado exterior que completa la edificación del 'motorhome'. Pocas horas después, el proceso será inverso y también a toda velocidad. La caravana ha de coger carretera hacia el siguiente destino. Y vuelta a empezar.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios