¿por qué no muestra su mejor nivel?

"No estoy...". Los problemas de Sebastian Vettel con Ferrari y la crítica a su país

El alemán reconoce que no está dando el nivel y ya está contra las cuerdas frente a un Mercedes que no falla y un Leclerc que ha demostrado encontrarse más cómodo al volante del Ferrari

Foto: Vettel no encuentra el ritmo en este 2019. (Reuters)
Vettel no encuentra el ritmo en este 2019. (Reuters)

Sebastian Vettel, como punta de lanza de Ferrari, tiene que dar un golpe encima de la mesa por muchas razones esta temporada pero las carreras van pasando y no se ve una evolución en su pilotaje. El alemán está contra las cuerdas frente a un Mercedes que no falla y un Charles Leclerc que ha demostrado encontrarse más cómodo al volante del Ferrari. El joven de 21 años ha sabido aclimatarse a la perfección. Todo lo contrario para el de Heppenheim que ya ha reconocido en varias ocasiones no encontrarse a gusto al volante del SF90 y, además, se enfrenta a las continuas críticas de su país.

"Sería mejor mostrar más apoyo, serenidad y lealtad. Nunca están satisfechos, siempre buscan lo negativo (en Alemania)". Estas son las duras palabras que Vettel dedicó a los alemanes en una entrevista con 'Der Spiegel'. Pero más allá de eso, hemos podido ver al tetracampeón del mundo en un modo más apagado y menos combativo en la pista que lo que le pudimos ver el año pasado sin ir más lejos. Críticas a la prensa de lado, Vettel ha reconocido que no está en su mejor momento. Una situación que, de no cambiar, le podría pasar factura. En estos momentos la distancia con Valtteri Bottas, líder del mundial, es de 35 puntos, no ha conseguido ni una victoria en cuatro carreras y solo cuenta con dos podios en un monoplaza que ha demostrado tener un nivel superior al Mercedes en algunos circuitos.

"No estoy a mi mejor nivel"

En el Gran Premio de Azerbaiyán, Leclerc demostró que el Ferrari podía luchar con las flechas plateadas, pero ni rastro de un Vettel que está sufriendo para encontrar el ritmo. "Especialmente en un lugar como Bakú necesitas confianza en el coche. Todavía no estoy ahí. Puedo sentir que no estoy conduciendo a mi mejor nivel porque simplemente el coche no responde o no responde de la manera que yo quiero, confesó el alemán en declaraciones a Motorsport. "Cuando no das el rendimiento, entonces tu juicio correcto es no ir hasta el límite porque terminas perdiendo el coche. Parezco ser más sensible en las primeras carreras que en los test", añadió el piloto de Ferrari.

"Necesitamos un ritmo más fuerte, así de simple. Necesitamos ser más rápidos. Parece que para nosotros es un esfuerzo extra tener el coche en la ventana correcta, mientras que tal vez para Mercedes parece un poco más fácil", comentó Vettel. "Los test fueron realmente bien, pero eso fue hace mucho tiempo. Necesitamos mirar hacia delante y mejorar la forma en que manejamos las cosas, la forma en que trabajamos, simplemente para ir más rápido".

Un Vettel con más presión

Vettel lidera la mayor representación de la Fórmula 1 como es Ferrari, con la responsabilidad adicional en términos de presión que eso conlleva. Esto no es aquel Red Bull que se paseaba. Y esa carga parece cada vez más pesada. Sin olvidar el desafío deportivo que afronta en 2019. En Italia no le perdonan ni un mínimo error y eso también puede jugar en contra de la débil mente del alemán que ya le jugó una mala pasada en 2018.

Este año afronta un escenario que podría hacer tambalear su futuro en el gran circo. Cada año el crédito de Vettel con Ferrari ha ido cayendo. La aparición de Leclerc plantea un escenario cuanto menos delicado para un campeón del mundo que no ha tenido rival en el equipo desde que llegó en 2015. No solo por el talento del monegasco y que está desplegando más pronto de lo esperado, sino porque Vettel ya ha revivido este año los fantasmas del pasado a pesar de que su equipo le ha salvado de resultados peores.

En Australia, Vettel fue perjudicado por la estrategia y Ferrari le pidió a Leclerc que no atacara al alemán. En Baréin, Leclerc perdió la posición en la salida, pero recuperó su puesto al adelantar con suma facilidad a su compañero a pesar de que el equipo le pidió que esperara un par de vueltas. En China fue Leclerc quien pidió esas dos vueltas cuando Vettel presionaba, pero Ferrari ordenó el intercambio de posiciones rápidamente. Finalmente, en Bakú, Leclerc falló en la clasificación y no hubo duelo. Unas situaciones que demuestran el gran rendimiento que está teniendo el joven piloto. Ya trata de tú a tú al tetracampeón del mundo.

Vettel en acción con su Ferrari durante el GP de Azerbaiyán. (EFE)
Vettel en acción con su Ferrari durante el GP de Azerbaiyán. (EFE)

El impacto Leclerc

La llegada de Leclerc a Ferrari ha tenido tanto impacto como se esperaba, aunque algunos puedan pensar que ha sido negativo por la lucha encarnizada por ser el líder de Ferrari. Un duelo que está añadiendo una presión adicional a ambos pilotos. Quizá parte de la culpa la ha tenido el equipo italiano que no ha sabido gestionar la nueva situación de manera óptima, aunque el joven monegasco tampoco está poniendo de su parte para mantener una excesiva calma en la Scuderia.

Por el momento, Leclerc ha respetado las órdenes de equipo de Ferrari pero la paciencia del de 21 años se empieza a agotar. Mattia Binotto fue muy claro al afirmar que, si llega el momento de elegir al número 1 y ambos se encuentran en una situación similar, el alemán será el elegido. Algo que Leclerc acepta... de momento. “Debo demostrar de qué soy capaz en la pista y espero que así cambie la situación algún día. Como todo piloto, quiero ser el más rápido. Hasta ahora, he entendido cada decisión, aunque en ocasiones es difícil aceptarlas”, admitió.

Leclerc intentará por todos los medios ganarse ser el líder de la Scuderia. “Tengo a un cuatro veces campeón del mundo junto a mí pilotando para Ferrari en su quinta temporada. Entiendo cuál es la jerarquía en este momento, pero haré todo lo posible para cambiarla”, aseguró. Ante la posibilidad de desobedecer, Leclerc no parece descartar nada. “No lo sé, no he pensado en ello aún. La gente del muro tiene una mejor visión de la carrera. Así que, hasta cierto punto, haré lo que se requiera de mí”. Está claro que el de Mónaco no es un simple escudero y es un problema más que se añade a la cuenta de un Vettel que tiene que lidiar con el feeling de su SF90 y la presión de toda Italia para devolver a Ferrari a la cima del gran circo.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios