EL DE MÓNACO SALDRÁ DESDE LA 9º PLAZA

La primera pifia de Leclerc en Ferrari o cuando la avaricia rompe el saco

La clasificación del Gran Premio de Azerbaiyán de Fórmula 1 parecía destinada a un duelo entre Leclerc y Vettel pero el de Mónaco tuvo su primer gran fallo en Ferrari cuando era el favorito

Foto: El primer gran error de Leclerc en Ferrari. (EFE)
El primer gran error de Leclerc en Ferrari. (EFE)

La clasificación del Gran Premio de Azerbaiyán de Fórmula 1 parecía destinada a un duelo entre Charles Leclerc y Sebastian Vettel. Una batalla perfecta para demostrar quién merece ser el líder del equipo. Eso lo sabía el monegasco, que pagó la novatada en un circuito donde el más mínimo fallo te lleva a chocar contra el muro. Un error que el propio piloto calificó de estúpido.

El piloto de Ferrari había sido uno de los favoritos para la pole en Bakú, pero todo salió mal en la Q2 cuando se pasó de frenada en la entrada a la subida del castillo y acabó contra las barreras. El impacto fue suficientemente fuerte como para dejarlo fuera de la clasificación y tener que salir desde la novena plaza en un día propicio para dar un golpe encima de la mesa. Una herida en el orgullo del piloto de 21 años que puede tardar en cicatrizarse, pero que seguro le servirá como lección.

Hablando con Sky, Leclerc dijo que se estaba castigando a sí mismo por el accidente. "Merezco lo que pasó hoy", dijo. "Estoy muy, muy triste por lo que sucedió. Pero me lo merezco. Fui estúpido, como dije en la radio". El piloto monegasco se sentía muy confiado y de ahí que haya sufrido un accidente en la curva 8 que le ha dejado muy tocado anímicamente. "Lo he echado a perder todo", señaló un hundido Leclerc por la radio. Ve perdida la batalla con un Vettel que, realmente, tampoco dio la talla.

Quiere ser el líder de Ferrari

Leclerc llegaba a la clasificación con la confianza por las nubes. En los entrenamientos, Vettel no podía con su ritmo y Mercedes estaba lejos de la cabeza. Sentía que este era un fin de semana para enseñar al equipo que era él el más rápido. Tenía que ser su fin de semana. Pero la avaricia por demostrar más de la cuenta le llevó a pagar la novatada. La falta de experiencia jugó un papel fundamental.

En estos momentos, en la Scuderia se siente una tensión y presión total después de lo ocurrido en los anteriores grandes premios. Las continuas órdenes de equipo en favor de Vettel molestaron a un Leclerc que se ha visto más fuerte que su compañero desde el inicio del mundial. Quiere igualdad en el trato del equipo y por el momento no la ha recibido. Desde el viernes se adaptó a la perfección a Bakú. Tenía claro que era el más fuerte y sintió que no solo quería ganar, sino dar un repaso a su compañero de equipo para demostrar quién es el líder del equipo.

Un sábado para olvidar en Ferrari. (EFE)
Un sábado para olvidar en Ferrari. (EFE)

Sus ganas por humillar vencieron a su pilotaje y cometió uno de esos errores impropios de uno de los mejores pilotos de la parrilla. Un fallo que te puede perseguir toda la temporada. Y más viendo cómo Mercedes conseguía un nuevo doblete y daba un paso gigante para dar otro bocado al mundial. "Me he calmado, pero sigo pensando que he sido estúpido. Eso no cambia. Apretaré para aprender de esto y volveré más fuerte y espero que mañana tengamos una buena carrera".

A pesar de su error quiso remarcar quién ha sido el más rápido de todo el fin de semana. "No quiero decir nada, pero creo que mirando la FP1, la FP2, la FP3 y la Q1, la pole era posible hoy, y tiré todo el potencial que teníamos a la basura. Así que estoy muy decepcionado y volveré más fuerte de esto". Leclerc también tuiteó que había sido un inútil por la forma en la que se había estrellado.

Frenó igual con los medios y los blandos

La Scuderia decidió no gastar neumáticos en la Q2 y montó los medios en los dos coches. Una decisión que se convertiría en fatal, aunque esta vez los italianos no han tenido culpa ninguna. Leclerc confesó que el bloqueo fue causado por tratar de frenar con la misma fuerza que había usado con los neumáticos blandos, lo que resultó ser demasiado para los medios. "Frené tanto como lo hice con el blando, pero estaba en el medio, así que me pasé", explicó. "Pero, una vez más, no quiero que se me malinterprete: no hay problema con los neumáticos, solo fui yo mismo. Estoy muy decepcionado".

Con Ferrari siendo uno de los coches más potentes en recta, Leclerc sabe que todavía hay potencial para un buen resultado en la carrera. "Definitivamente se puede adelantar y lo presionaré mañana, pero durante las próximas tres o cuatro horas simplemente me voy a castigar", dijo. Leclerc tiene confianza para la carrera, pero el daño a la Scuderia y a sí mismo, moralmente, ya está hecho. Muy bien lo tendrán que hacer los de Maranello para no ver a un coche plateado cruzar en la línea en primera posición y sentir que han perdido una nueva oportunidad. Ya serían cuatro carreras por debajo. Un auténtico mazazo para la Scuderia, que sigue sin dar con la tecla por unas razones o por otras.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios