TOTO WOLFF NO ESPERABA LO VISTO EN CHINA

La sorpresa de Mercedes o cómo metió mano a Ferrari y le robó la cartera

El resultado del Gran Premio de China de Fórmula 1 dejó un mal cuerpo a Ferrari. La Scuderia llegaba con el cartel de favorito pero se llevó un varapalo que ni en Mercedes se esperaban

Foto: Hamilton y Vettel al termino del Gran Premio de China. (EFE)
Hamilton y Vettel al termino del Gran Premio de China. (EFE)

El resultado del Gran Premio de China de Fórmula 1 dejó un mal cuerpo a Ferrari. La Scuderia llegaba con el cartel de favorito después de demostrar una enorme superioridad en Baréin y mostrar como la potencia del motor era la parte fundamental de su éxito. Finalmente todo salió del revés para los italianos y uno de los más soprendidos fue Toto Wolff, jefe del equipo de Mercedes. No se esperó que sus pilotos pudieran anular la ventaja de la velocidad en recta de Ferrari con tanta eficacia en un trazado algo desfavorable para los de Brackley.

Después del ritmo de Ferrari en Baréin, donde fue más rápido pero no pudo ganar debido al problema mecánico de Charles Leclerc, las semanas estuvieron marcadas por los datos sobre su máxima velocidad y los temores de Mercedes de que sería difícil ponerse al día si la superioridad de Ferrari seguía tan clara del lado del motor. Pero cualquier ventaja que Ferrari estaba encontrando en una línea recta en Shanghai no resultó ser decisiva, ya que Mercedes logró una primera fila en la clasificación y el tercer doblete consecutivo en la carrera.

Ferrari no fue tan peligroso como esperaban

Al llegar a Shanghái, tanto Toto Wolff como sus pilotos alabaron la espectacular unidad de potencia italiana como una de las causas de su espectacular rendimiento en Baréin. Los estudios marcaban que el SF90 ganó casi medio segundo en las rectas de Sakhir. En las largas rectas de Shanghái esa diferencia no se ha visto. Los vídeos de vueltas comparativas simultáneas mostraban cómo a la entrada de varias curvas el W10 recuperaba e incluso superaba la ventaja que Ferrari conseguía ligeramente en las rectas. Al preguntarle si estaba sorprendido por el desempeño de Ferrari, Wolff dijo: "Sí, creí que su ventaja en línea recta, especialmente en las primeras vueltas, sería un peligro para nosotros. Y cuando el DRS estaría habilitado, aún más".

Aún así, el austriaco sugirió que Mercedes tenía una ventaja en el paso por curva que les permitía contrarrestar el ritmo en recta de Ferrari. "No los vimos acercarse, así que creo que nuestra salida a la recta principal de la curva 13 fue muy buena", continuó Wolff. "Pudimos hacer un pequeño hueco allí, por lo que nunca estuvieron lo suficientemente cerca. Fue una sorpresa".

El ex piloto de Mercedes, Nico Rosberg, dijo después del gran premio que el Ferrari estaba "en el lugar equivocado" aerodinámicamente y necesitaba "mucho trabajo" para estar a la altura de la máquina de la escudería germana. Wolff, por su parte, admitió que el equilibrio entre la fuerza aerodinámica y la potencia era difícil de conseguir, pero a pesar de que Ferrari intentó añadir más alerón trasero durante el fin de semana, cree que el rendimiento en recta sigue siendo muy fuerte. En la carrera no fue tan fuerte como en la clasificación, pero fue impresionante", dijo Wolff.

Los dos Mercedes durante el Gran Premio de China. (EFE)
Los dos Mercedes durante el Gran Premio de China. (EFE)

El equilibrio es la palabra clave a la que buscan llegar todas las escuderías y los de Brackley es donde tienen ganada la partida a todo el mundo a pesar de no tener la mayor potencia. "Con cada equipo, necesita obtener el equilibrio correcto entre la potencia y el nivel de carga aerodinámica. Uno quiere que un monoplaza sea rápido en las curvas, pero que no pierda tiempo en las rectas y lograr ese equilibrio es muy difícil".

No había tanta diferencia en rectas

Mattia Binotto, jefe de Ferrari, confesó después de la carrera que la diferencia en la velocidad de la línea recta no era tan significativa como se estaba descifrando. Siguió en la misma línea Charles Leclerc, quien dijo el fin de semana que Mercedes estaba "mucho más cerca de lo que tratan de hacer pensar a la gente". La realidad es que lo visto en China es un duro varapalo para las expectativas de la Scuderia. La diferencia en el mundial ahora mismo es enorme y, si en estos tipos de circuitos no son capaces de dar con la tecla, será complicado rendir en otros donde la aerodinámica jugará un papel fundamental. Un punto donde los de Brackley no tienen rival. "Si nos fijamos en la velocidad de Mercedes este fin de semana, también pensé que eran muy fuertes", dijo el director del equipo, Binotto. "No creo que haya mucha diferencia en las rectas entre nosotros y los demás".

La próxima carrera será en Azerbaiyán, en el trazado con la recta más larga del mundial (2,1 km). Después de Sakhir muchos veían a los de Maranello como favoritos en este tipo de trazados pero en Ferrari tienen claro que a pesar de la larga recta tiene otros factores que favorecen en enorme medida a un Mercedes que lo tiene todo de cara. "Bakú es un circuito donde tienes una configuración aerodinámica diferente", dijo. "Son muchos rincones, es un circuito urbano y es muy difícil en ese sentido". En Bakú los italianos se la vuelven a jugar. Una nueva victoria de Mercedes pondría aún más contra las cuerdas a una escudería al que le han crecido los enanos después de lo ocurrido el pasado domingo. No solo en rendimiento sino también entre sus dos pilotos. Binotto será la pieza clave para solucionar todo antes de que sea demasiado tarde.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios