LA MADRE HA SIDO CLAVE EN SU EVOLUCIÓN

La emotiva historia de Corinna Schumacher, Mick y el poder de una imagen en Ferrari

Una historia de felicidad y tristeza. Un hijo que está cumpliendo sus sueños y una madre que lo mira emocionada y orgullosa. Así es la relación de Mick y Corinna Schumacher

Foto: Mick Schumacher ante la atenta mirada de su madre. (EFE)
Mick Schumacher ante la atenta mirada de su madre. (EFE)

Una imagen vale más que mil palabras. Lo suficiente para contar esta historia. Una historia de felicidad y tristeza. Un hijo que está cumpliendo sus sueños y una madre que lo mira emocionada y orgullosa. Así es la vida en una relación madre-hijo. Sólo que en este caso Corinna Schumacher no es una madre cualquiera; y Mick Schumacher no es cualquier 'niño'; Es la mirada de una mujer que ve reflejado a su marido, el piloto más laureado de todos los tiempos de la Fórmula 1, en el monoplaza rojo que pasaba cada minuto y medio por recta de meta.

Ha sucedido en Bahrein, dos días después del Gran Premio. Y sucede 13 años después de la última vez del Kaiser al volante de un Ferrari. Porque Ferrari y el apellido Schumacher van de la mano y representan lo más grande. Años de gloria y felicidad, años de tensión competitiva y resultados inmensos, años de riesgos asumidos, y de riesgos evitados. Años en los que lo imposible parecía posible. Cuando Michael parecía invencible. Por esta razón, la foto de Corinna mirando por el hueco de las protecciones para observar a su hijo volando con el Ferrari no es la imagen de una madre con miedo sino la de una madre que, a su manera, echa un suspiro de alivio. Ella sabe que el hijo en ese monoplaza, en ese garaje y con ese equipo es como si estuviera en su propia casa.

Corinna atenta a las evoluciones de su hijo en los test de Bahréin. (Reuters)
Corinna atenta a las evoluciones de su hijo en los test de Bahréin. (Reuters)

El poder de una imagen

En días como este, una foto tiene el poder de revelar historias ocultas en momentos de la vida. Sería un error limitarse a mirar el nivel competitivo. Al hacerlo, perderíamos de vista la imagen romántica con su madre y a la vez dolorosa de un hijo que sabe que su padre no puede ayudarlo en los circuitos. Pero Corinna actúa a la perfección por los dos. Porque es una mujer de carreras. Lleva a sus espaldas más de veinte años de carreras, de adelantamientos y accidentes, gloria y fracasos...y sabe digerir a la perfección los malos momentos.

En el día más importante de la corta carrera de Mick, Corinna no quiso perdérselo. Mick sigue los pasos de su padre, hace unos meses firmó como piloto de la Academia Ferrari y ahora ha podido subirse por primera vez al monoplaza rojo. La historia se escribe sola. Corinna hacía años que se mantenía alejada de los paddock de los circuitos, pero ha vuelto a las pistas por este motivo especial. Desde el fatídico accidente de esquí que Michael Schumacher sufrió en diciembre de 2013, su esposa ha permanecido a su lado en todo momento aunque, en esta ocasión, se ha desplazado hasta Barhéin para ser testigo de excepción del debut de su ‘niño’ (primero en la F2) en la categoría más importante del mundo del motor. Un 'niño' que siempre quiso seguir los pasos de su laureado padre y en la actualidad, con 20 años, es piloto de F2 con el equipo Prema, y se encuentra a un paso de dar el gran salto.

Corinna viendo la prueba de su hijo con Ferrari. (EFE)
Corinna viendo la prueba de su hijo con Ferrari. (EFE)

Empezó con el apellido de su madre

Mick lleva la velocidad en la sangre y parece haber heredado ciertas habilidades de su padre. Corinna no perdió de vista ni un instante el monoplaza de su hijo desde el muro situado en los límites de la pista. Una vez concluidos los entrenamientos, el joven piloto se reunió con su madre y con su compatriota Sebastian Vettel para reponer fuerzas y compartir sensaciones de su primera experiencia en la Scuderia en una imagen que parece de familia.

Esta puede ser la reunión mediática más importante que haya tenido hasta ahora, pero el hijo de Michael Schumacher está pasando con nota toda la presión, el foco de atención es algo que hizo incomodar su tranquilidad en su pasado. La importancia para Mick de su madre estos últimos seis años ha sido enorme. El primer gran paso lo dio con 15 años cuando reveló su verdadera identidad. El secreto era que corría bajo el seudónimo de Mick Betsch, apellido de su madre, a quien nunca le entusiasmó la idea de que se le comparase con el 'Kaiser' con el objetivo de evitar así una presión innecesaria. Pero su gran nivel y su parecido con el campeón del mundo destapó la realidad.

Una vez que se confirmó su identidad, los medios del mundo comenzaron a seguir su carrera deportiva. Los focos no paraban de centrarse en el joven piloto. Aún así, con la ayuda de Corinna y de Sabine Kehm, la fiel manager de su padre, aprendió a soportarlo para llegar hasta este sueño que Mick empezó el martes a cumplir.

Mick, Corinna y Vettel en una terraza durante el descanso de los test. (Reuters)
Mick, Corinna y Vettel en una terraza durante el descanso de los test. (Reuters)

"Simpatizo con Mick"

Uno de los pilotos que también ha llevado el peso, o el beneficio dependiendo por donde lo mires, de su apellido en sus inicios es Carlos Sainz. El madrileño ha contado que siempre ha sido señalado por ser hijo de... en el pasado y que incluso tras empezar su quinta temporada como piloto de F1, sigue siendo señalado por ser quien es su predecesor. "Simpatizo con Mick. Conozco bien la presión que está sufriendo esta temporada por ser 'el hijo de', lo cual a veces es doloroso porque escuchas todo el tiempo que te llaman 'el hijo de', 'el hijo de'", explicó Sainz en declaraciones para Sky Sports F1.

"Quieres crear tu propio nombre y estoy seguro de que Mick intenta hacer lo mismo que yo e intentará demostrar que es bueno y que merece su oportunidad en F1 y que nadie se lo ha regalado. Se merece eso por su talento y por la forma en la que se ha desarrollado como piloto". En estos momentos, son muchas las voces, sobre todo en Italia, que lo quieren ya en la Scuderia. Pero Mick y su entorno están centrados en seguir escalando paso a paso. Incluso Fernando Alonso le ha animado a aprovechar la primera oportunidad que se le presente.

"Es mejor entrar lo más pronto posible. Nunca sabes cuándo llegará tu oportunidad de Fórmula 1 cuando eres joven. Está en Fórmula 2 este año, totalmente concentrado, supongo, en hacer un buen campeonato. Si lo hace bien y un equipo de Fórmula 1 confía en tu talento, tiene que tomar ese tren", ha asegurado Alonso en declaraciones para Sky. El español reconoce que le agradó ver sus apellidos juntos en la tabla de tiempo siete años después de la retirada de Michael de la Fórmula 1. "No coincidí en pista con él hoy, pero fue bonito ver en las pantallas esta mañana M. Schumacher y Alonso”, comentó. El futuro dictará si tiene el nivel suficiente para triunfar en la Fórmula 1.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios