ENTRE UN PINCHAZO PUNTUAL Y UN PROBLEMA SERIO

"¿Por qué somos tan lentos?". El follón para Ferrari si no hay respuesta en Bahrein

A diferencia de 2018, Ferrari salía de Albert Park sin respuesta a sus problemas. Parece que el equipo italiano la ha encontrado porque, de lo contrario, surgirán las dudas sobre el SF90

Foto: Sebastian Vettel en el reciente GP de Australia. (EFE)
Sebastian Vettel en el reciente GP de Australia. (EFE)

“Tuvimos verdaderos problemas en la primera semana de los test en Barcelona, y solo al final de la segunda logramos comprender cómo hacer funcionar nuestro coche. Al llegar a Melbourne no teníamos la menor idea si podíamos ser más rápidos que Ferrari, al mismo nivel, o por detrás. Pero al salir a los libres el viernes todo funcionó a la perfección”. Toto Wolff, tras el Gran Premio de Australia.

“Este año, el problema que tenemos no tiene nada que ver con lo que vimos el año pasado. Claramente, nos falta algo. Ahora mismo no hay respuesta, pero debemos investigar y estoy seguro de que encontraremos algo, porque sabemos que el coche es mejor de lo que hemos visto no solo en carrera, sino durante todo el fin de semana”. Sebastian Vettel, tras desmentirse estrepitosamente la condición de favoritos de Ferrari en Melbourne. Wolff y el piloto alemán sintetizaban una sorprendente carrera donde los pronósticos saltaron por los aires. Pero la gran incógnita ahora es desvelar si la pretemporada fue un espejismo de Ferrari o el de Albert Park solo un pinchazo puntual.

[¿Se la ha pegado Ferrari? "El callejón sin salida..."]

“La pista de Sakhir tiene características diferentes a la australiana, con la tracción y la frenada como factores claves. Como equipo, en Barein, tenemos que asegurarnos que hemos entendido y rectificado las áreas en las que fuimos débiles en Melbourne, lo que impidió que explotáramos el potencial del coche”. Matteo Binotto, antes de esta próxima carrera. ¿Habrá detectado y solucionado Ferrari sus problemas? De lo contrario, Binotto empezará pronto a sentir la presión que supone dirigir Ferrari en aguas revueltas. Porque de confirmarse el panorama de Australia, la sensación de crisis o dudas de proyecto fallido caerán como una losa sobre el equipo italiano.

Lo realmente preocupante en 2019

En honor del propio Mattia Binotto conviene recordar que el primero en avisar sobre el potencial de Mercedes al terminar la pretemporada. Los equipos cuentan con herramientas específicas para calibrar el nivel de sus rivales, y Ferrari no debió perder de su radar a su rival en la segunda semana. "Sería un completo error pensar que somos más rápidos que Mercedes. Aquí (en Montmeló), podemos llevar diferentes niveles de combustible, programas diferentes, no espero que estén por detrás de nosotros, y sí estarán muy cerca". Se equivocó, pero no tanto por Mercedes como ante el espectacular bajón del SF90.

“Este año ha sido el opuesto al pasado, cuando el coche no se comportaba como esperábamos, como debería. Este año el coche íba como esperábamos. En 2018 el equilibrio no era el adecuado, teníamos que cubrirlo, iba muy mal de atrás, salvamos los entrenamientos y el ritmo de carrera fue bueno” explicaba Vettel tras la prueba. Pero en Bahrein (2018) solucionamos todos nuestros problemas de pretemporada y la primera carrera, y por eso de repente sacamos mucho más ritmo del coche. Porque con el SF90 los problemas no tenían nada que ver con los del año pasado”. Resumiendo, en 2018 Ferrari era consciente de sus problemas y trabajaban en ellos antes de llegar a Albert Park. Todo lo contrario que en 2019. Esto era -es- lo realmente preocupante.

Binotto, a prueba

Según Binotto, la pista de Albert Park es muy diferente a Montmeló. Pero lo mismo valía para Mercedes o Red Bull y rindieron. De aquí la urgencia para identificar los problemas y desmentir que la pretemporada haya enmascarado la realidad. Ferrari no ha ofrecido explicaciones sobre las causas de su rendimiento en Australia. En torno al equipo italiano circulan diferentes teorías. Por un lado, que la filosofía aerodinámica del SF90 se haya atragantado en una pista sin 'grip' y muy bacheada. Extraoficialmente, desde Italia también se especula con diferentes causas interconectadas. Por un lado, un turbo que no rendía a su nivel óptimo, con el efecto en cascada para una menor regeneración de energía que, a su vez, afectaba a la puesta a punto del monoplaza cuya configuración encontraba un techo en esta pista. A ello se unía en carrera la estrategia de neumático de Vettel para defenderse de Verstappen, que resultó negativa incluso frente a su compañero Leclerc. Hasta el punto de que el alemán llegaba a explicar su incredulidad vía radio. “¿Por qué somos tan lentos?”.

Por tanto, en Bahrein deberían llegar las respuestas para una pregunta de semejante calado. Porque un rendimiento similar al nivel de Albert Park abriría la puerta a las especulaciones sobre un SF90 inicialmente errado en relación a Mercedes. Pero también conviene recordar que la configuración de Bahrein, su asfalto y la temperatura, podrían dibujar una foto diferente para el nivel de competitividad de los monoplazas de cada equipo. Puede que donde antes pinchó uno, en el desierto lo haga otro.

Así que este fin de semana comprobará hasta qué punto es cierto que “hemos entendido y rectificado las áreas en las que fuimos débiles en Melbourne”, como apunta Binotto. El máximo responsable de Ferrari apostó fuerte el pasado año cuando amagó su salida de Ferrari con una suerte de “Arrivabene o yo”. Ganó. Ahora se pone a prueba su liderazgo y gestión de la escuadra, aquella que rechazaba en Mauricio Arribavene para los tiempos difíciles. Pero solo valdrán los resultados. El Gran Premio de Bahrein es tan importante para Ferrari como para el mismo Mattia Binotto.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios