PRIMERA TOMA DE CONTACTO EN SUDÁFRICA

Fernando Alonso y su maltrato al coche en su primera experiencia con el Dakar

Alonso ha tenido su primera toma de contacto con el Dakar junto a Giniel de Villiers, ganador en el 2009 en una prueba en la que confiesa haberse divertido a pesar de sufrir por la cantidad de saltos

Foto: Alonso probó su primera experiencia con el Dakar. (Twitter: @Toyota_Hybrid)
Alonso probó su primera experiencia con el Dakar. (Twitter: @Toyota_Hybrid)

Fernando Alonso tuvo este miércoles su primera toma de contacto con el Dakar. El piloto asturiano rodó con un Toyota Hilux en el desierto de Kalahari, pero de momento no hay novedades sobre su futuro en esta disciplina. La división sudafricana de Gazoo Racing desplazó hasta Johannesburgo dos coches como los que compitieron en el Dakar 2019 y a su piloto referencia a la hora de desarrollar el vehículo, Giniel de Villiers, ganador de la prueba en 2009.

El sudafricano fue el encargado de tutorizar y enseñar los entresijos de esta modalidad al español en su primera vez con un coche de raids. Además, Alonso contó con la ayuda del copiloto habitual de De Villiers, Dennis Murphy. "¡Menuda clase de pilotaje para nuestro ganador de las 24 horas de Le Mans, que ha probado por primera vez el Hilux del Dakar con Giniel de Villiers y con Toyota. Va a ser un viaje divertido en el desierto, ¡que os divirtáis!", compartió Toyota Gazoo en Twitter.

Alonso sobre el desierto de Kalahari. (Toyota Gazoo Racing)
Alonso sobre el desierto de Kalahari. (Toyota Gazoo Racing)

"Ha sido divertido"

"Ha sido seguramente divertido, diferente, sobre todo entender cuánto puede aceptar el coche. El coche acepta una cantidad de maltrato importante, porque vas sobre piedras, rocas, saltando, y el coche responde a todo bien", dijo Alonso, en declaraciones distribuidas por Toyota. "Todavía es difícil adivinar lo profundos que son los baches y cuánta velocidad puedes tener al abordarlos, pero el coche es genial. Tiene muy buen agarre, muy buen equilibrio, buena potencia y buena frenada también. Todo es impresionante, estoy muy contento", ha apuntado.

"Me sentí cómodo en el coche. Todo el mundo me decía que hacía mucho calor dentro del coche pero con el aire acondicionado no se estaba mal. Me sentí más cómodo de lo que hubiera imaginado, pero supongo que todavía fui despacio", ha expresado para terminar. "No puede enseñarle a conducir, eso ya lo sabe hacer muy bien", comentó De Villiers. "Solo tiene que acostumbrarse al coche y al terreno. Aprender a leer a los baches y cómo pasar las dunas".

¿Correr? "Debo ser honesto..."

El Dakar 2020 podría volver a tierras africanas después de trasladarse en 2009 a Sudamérica pero todo indica que es una fecha muy cercana para ver al español subido en uno de estos coches. El año pasado, fue preguntado si podía verse a sí mismo participando en competiciones off-road, Alonso dijo: "No lo creo. Necesito considerar, debo evaluar, hay cosas que debo ser honesto y saber que no tengo el talento para hacer". Nunca se podrá decir nunca jamás pero verle en 2020 será complicado. Y más para un piloto en el que su experiencia previa es poco aprovechable y quien tiene todavía frentes abiertos en otro tipo de competiciones. El 26 de mayo disputará sus segundas 500 Millas de Indianápolis para lograr su objetivo más especial, la Triple Corona. Por el momento esta primera contacto con el Dakar podría tratarse de un trato comercial con el que el español podría beneficiarse y comprobar si le atrae esta disciplina para decidir dar el salto a la arena.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios