SU PRIMERA TOMA DE CONTACTO, EN SUDÁFRICA

Fernando Alonso y el Dakar: una relación que dará el primer paso esta semana

Alonso planea probar un Toyota Gazoo Racing South Hilux en Sudáfrica con especificación de Dakar en la Provincia del Cabo Norte a finales de esta semana, posiblemente el miércoles o el jueves.

Foto: Alonso planea añadir el Dakar a la lista de sus deseos. (EFE)
Alonso planea añadir el Dakar a la lista de sus deseos. (EFE)

¿Fernando Alonso correrá el Dakar? Conociendo al piloto español puede que algún día pero el de 2020 parece improbable. El asturiano comenzará a gatear por estos lares esta semana ya que planea probar un Toyota Gazoo Racing South Hilux en Sudáfrica, en la Provincia del Cabo Norte. Aunque la gerencia japonesa de Toyota Gazoo Racing ha impuesto un velo de secreto al proyecto, el portal RaceFans ha asegurado que el dos veces campeón de Fórmula 1 "está evaluando si sumar el Dakar a su lista de tareas pendientes". Pero la preparación para este tipo de pruebas es muy dura y necesita mucho tiempo. Por el momento, el asturiano está centrado en otras cosas por lo que este test podría tratarse de la búsqueda de un simple impacto mediático de Toyota gracias a la figura de Alonso.

La prueba podría celebrarse entre este miércoles y este jueves ya que el vehículo y los camiones de apoyo salieron la noche pasada de la base de Gazoo cerca de Kyalami, a las afueras de Johannesburgo, para dirigirse al resort Kalahari Goerapan, un lujoso campamento que ofrece numerosos senderos de cuatro por cuatro que atraviesan la región desértica semiárida cercana al Parque Transfronterizo Kgalagadi que limita con Namibia y Botswana. No se han anunciado fechas oficiales para el Dakar 2020. El promotor del evento, la Organización Deportiva Amaury, está contemplando un regreso a África después de que la carrera se mudara a Sudamérica en 2009. La edición de 1992 terminó en Ciudad del Cabo e incluyó partes del terreno que Alonso probará esta semana si todo va según lo planeado.

"Planeo hacer algo sin precedentes"

La victoria de Alonso para Toyota en las 24 Horas de Le Mans del año pasado lo acercó un paso más a su objetivo de ganar la "Triple Corona" del deporte motor. Volverá a las 500 Millas de Indianápolis este año para perseguir ese sueño después de retirarse en 2017 tras liderar la carrera durante varias vueltas. El año pasado, fue preguntado si podía verse a sí mismo participando en competiciones off-road, Alonso dijo: "No lo creo. Necesito considerar, debo evaluar, hay cosas que debo ser honesto y saber que no tengo el talento para hacer".

Sin embargo, después de su victoria en la carrera de las 24 Horas de Daytona de este año, que le abre la oportunidad de ganar una 'Cuadruple Crown', el piloto español volvió a tachar de su lista una de las carreras en las que buscaba reinar y, por si fuera poco, le dijo a la agencia de noticias AFP que "planea hacer algo sin precedentes en el deporte del motor". Además agregó que estaba considerando actividades fuera del circuito por primera vez. "Estoy pensando en hacer algo más tal vez en diferentes disciplinas que no sean solo en circuitos", dijo.

Así será el Toyota que probará el asturiano. (Reuters)
Así será el Toyota que probará el asturiano. (Reuters)

Complicado para 2020

¿Un apartado comercial o una prueba con vistas al futuro? Recordemos que no es la primera vez que Alonso prueba un monoplaza de otra categoría sin intenciones más allá. Como fue el intercambio de cromos con Jimmie Johnson. Muchos especularon sobre una posible llegada del español a la NASCAR pero nada más lejos de la realidad. Ahora el Dakar es el nuevo episodio del futuro del asturiano que deja unas sensaciones similares a lo realizado con el piloto estadounidense.

Conociendo la naturaleza del protagonista, nunca se podrá decir nunca jamás pero 2020 es un fecha demasiado cercana por la preparación necesaria de este tipo de carreras. Y más para un piloto en el que su experiencia previa es poco aprovechable. Hace unos meses charlábamos con el popular Jesús Calleja en su condición de piloto ‘amateur’. Si alguien como Calleja lo puede hacer... cabría preguntarse. Pero el leonés es consciente de sus metas y limitaciones: simplemente busca acabar. Además, Calleja nos recordaba la infinidad de viajes durante estos últimos años para ganar kilómetros y experiencia en la conducción sobre arena, en las dunas. "Yo he hecho más kilómetros en las dunas que Sebastian Loeb". Un mundo esotérico que requiere entrenamiento especial, respeto y la mentalidad adecuada y donde muchos grandes pilotos de la historia han visto truncados sus sueños en las peligrosas dunas del desierto como Colin McRae o el propio Loeb.

Por otro lado, Alonso nunca se apuntaría si no tiene opciones reales de hacer algo importante en estos horizontes. No se puede permitir ir simplemente a acabar y más cuando él ha reconocido estar en uno de sus mejores momentos. Tanto campeones del mundo y grandes figuras de los rallies como pilotos de Fórmula 1 han confirmado que el Dakar tiene sentido cuando se han agotado los objetivos principales de sus respectivas trayectorias. Por el momento, el asturiano tiene la asignatura pendiente de las 500 Millas de Indianápolis que no parará hasta conseguirla y dejó la puerta entreabierta a la Fórmula 1 para conseguir el ansiado tercer campeonato. Una vez que Alonso haya agotado las metas aún pendientes en los circuitos, el Dakar podría completar la necesidad de desafíos deportivos y personales para quien vive tan intensamente la competición. Pero por el momento todo parece un impacto mediático de Toyota con la figura del español para hacer caja.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios