el w10 ya ha rodado en silverston

Por qué el nuevo monoplaza de Fórmula 1 de Mercedes da miedo a sus rivales

Recordando los objetivos con cada monoplaza y el rendimiento a final de los dos últimos campeonato, el trabajo con el W10 invita a considerarle un serio candidato al título

“Con el cambio de reglamento para esta nueva temporada, cada equipo puede tener una oportunidad para el título, y vemos a todos ellos una potencial amenaza”. Toto Wolff, máximo responsable de Mercedes en Fórmula 1 ha mostrado un perfil bajo y relativamente modesto en la presentación del nuevo W10, que simultáneamente también ha rodado por primera vez en la pista de Silverstone. Pero si los técnicos del equipo alemán han logrado los objetivos propuestos en su diseño y refinado los puntos débiles de 2018, el W10 nace no solo amenazador, sino también estéticamente espectacular.

Según James Allison, director técnico de Mercedes, “una inspección detallada (del W10) revela que la ejecución del concepto (sobre sus predecesores) ha sido incluso más refinada. Cada elemento se ha llevado más allá, se ha afinado, cada cambio nos ha permitido mejorar el rendimiento aerodinámico más allá de lo que hubiera sido posible si hubiéramos aceptado las limitaciones físicas del diseño de 2018”. Recordando mensajes iniciales de pretemporada al presentar a sus predecesores y comprobando el rendimiento final de los monoplazas alemanes desde 2017, cabe especular con que Mercedes luchará un año más por el título.

"Competitivos en todas partes"

La nueva decoración del W10 destaca como una de sus primeras novedades, aunque manteniendo los mismos tonos plateados del pasado. Pero el W10 ofrece importantes cambios en varias áreas aunque mantenga uno de sus atributos iniciales, la misma larga plataforma y distancia entre ejes que en el pasado. Pero incorpora, lógicamente, los cambios aerodinámicos del nuevo reglamento, una cura de adelgazamiento, la modificación de diferentes apartados, así como la incorporación de una nueva unidad de potencia.

El W10 de Mercedes.
El W10 de Mercedes.

James Allison recordaba los diferentes monoplazas de estos últimos años para encuadrar la filosofía técnica del nuevo W10. “El rendimiento del W9 ya fue una gran mejora sobre el especial W08, fuimos capaces de ser competitivos (en 2018) en pistas que nos habían dado muchos problemas en años anteriores. Sin embargo, a pesar de la mejora, aún no éramos tan buenos como algunos de nuestros rivales para cuidar el rendimiento de los neumáticos. Hemos trabajado muy intensamente en la suspensión y en las características aerodinámicas para ofrecer un coche que cuida mucho mejor los neumáticos, lo suficiente, esperamos, para permitirnos ser competitivos en todas las fases de la carrera y en cada pista del calendario”. Si finalmente fuera cierto…

Uno de los temas clave para lograrlo ha sido la reducción de peso, “un verdadero desafío para la actual generación de monoplazas aunque el peso mínimo se haya elevado diez kilos”, explica Allison para revelar el proceso “agresivo de reducción de peso" del monoplaza de 2018, "hasta el punto de que componentes que ya fueron aligerados en 2018 han sido analizados uno a uno y sometidos a un análisis agresivo para rebajarles incluso más peso”. En algunos casos, Allison hablaba de ahorros de hasta medio kilo, y en otros “de algunos gramos, pero que finalmente han permitido ahorrar algunos kilos que se han reinvertido en la aerodinámica del coche, suspensión y rendimiento de la unidad de potencia”.

Unidad de potencia aún más eficiente

Precisamente parte de las novedades en el W10 también se extienden a un motor con importantes modificaciones, también derivadas del nuevo enfoque aerodinámico. “Hemos hecho cambios en la arquitectura de refrigeración, que esperemos proporcione beneficios aerodinámicos al coche y una mayor eficiencia en la unidad de potencia”, anunciaba en la presentación el responsable del área de motores, Andy Powell, incrementos de rendimiento que también extiende al ERS. “La unión del turbo con el MGU-H, el inverter, la batería y el MGU-K, todo el sistema, puede ofrecer mayor entrega de energía durante una carrera”.

De confirmarse semejante progresion tanto en la aerodinámica como en la entrega de potencia y eficiencia energética, Mercedes podría disfrutar de otra ventaja que no será fácilmente detectable desde el exterior. Porque el monoplaza alemán podría no necesitar el máximo de 110 kg de combustible que ahora permite el reglamento, lo que permitiría salir más ligero en carrera, también con el efecto colateral para el rendimiento del neumático. “5 kilos de peso que ahorras suponen una vuelta dos décimas de segundo más rápida, así que hay un recompensa natural por empezar la carrera un poco más ligeros". ¿El objetivo? "Un coche más eficiente desde el punto de vista de la unidad de potencia y la aerodinámica, y correr con inteligencia para asegurarte de tener un buen ritmo tanto al comienzo de la carrera, como durante la misma”, remata Powell.

Partimos de cero, tenemos que probarnos a nosotros mismos de nuevo contra nuestras propias expectativas y nuestros rivales”, apunta Toto Wolff, “empezamos la temporada con cero puntos, así que no damos nada por asegurado, y no hay ninguna sensación de que tenemos derecho a estar delante”. Como sus técnicos hayan acertado…

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios