'la gazzetta dello sport' anticipó la noticia

Pierde Maurizio Arrivabene, gana Mattia Binotto: Ferrari ya tiene nuevo líder

Los rumores de las desavenencias entre la figura favorita de Sergio Marchionne y el fracaso de Ferrari en 2019 provocan un cambio de rumbo en el liderazgo de Ferrari

Foto: Mattia Binotto (i) y Maurizio Arrivabene en el último Gran Premio de Bélgica de F1. (Imago)
Mattia Binotto (i) y Maurizio Arrivabene en el último Gran Premio de Bélgica de F1. (Imago)

Maurizio Arrivabene ya no es el jefe de Ferrari. Ya desde el pasado año sonaban los rumores sobre su posible sustitución por Mattia Binotto, cuya procedencia del área técnica no impedirá que dirija al equipo italiano, como era la intención del fallecido Sergio Marchionne. Al final sus planes (como la llegada al equipo de Charles Leclerc) han tomado cuerpo.

La noticia la adelantó este lunes por la mañana 'La Gazzetta dello Sport', un síntoma de la verosimilitud porque el diario transalpino tiene contactos directos con la cúpula del Grupo Fiat. Y la confirmó Ferrari por la tarde: Binotto sustituye a Arrivabene, cuyo futuro estaba cuestionado ante el rendimiento de Ferrari y la situación interna del equipo tras el fallecimiento de Marchionne.

Mattia Binotto será a partir de ahora el jefe de Ferrari. (EFE)
Mattia Binotto será a partir de ahora el jefe de Ferrari. (EFE)

Enfrentamiento directo con Binotto

John Elkann, máximo responsable del Consejo de Administración del grupo, habría decidido no renovar el contrato Arrivabene, cuya posición quedaba en entredicho ante los errores de gestión del equipo italiano, además de su cada vez más deteriorada relación con Sebastian Vettel y el cuerpo técnico. Por no hablar de su enfrentamiento directo con el propio Binotto, artífice de la resurrección técnica del equipo italiano desde su promoción a la máxima responsabilidad técnica del equipo en 2016 en sustitución del británico James Allison, hoy director técnico en Mercedes.

"Dejémoslo claro de una vez por todas", declaraba Arrivabene. "Los rumores sombre Mattia son 'fake news', creados para desestabilizar el equipo, un intento de crear problemas donde no los hay, y no quiero comentar estos falsos rumores más". Intentaba así desmentir el posible interés desde Mercedes o Renault sobre Binotto surgido a comienzos del mes de noviembre. Los rumores también se interpretaron como una suerte de mensaje del propio Binotto hacia la cúpula de Fiat: 'O él o yo'. Quizás no se trataran de 'fake news' como indicaba el propio Arrivabene, porque sacaban a la superficie las aguas subterráneas que corrían por Maranello. Eran rumores, además, que casualmente surgían poco después de que Lewis Hamilton hubiera batido matemáticamente a Sebastian Vettel.

Aislado y enfrentado

Binotto fue promovido a la dirección del departamento de motores primero y a la máxima responsabilidad técnica de Ferrari después. Marchionne había analizado toda su estructura, que fue reorganizada, y tenía en alta estima la inteligencia y capacidad de Binotto, confirmada después por cómo fue capaz de inspirar en Ferrari un potencial de innovación desconocido en muchos años. Además, Marchionne contaba con Binotto de forma directa para decisiones estratégicas, una influencia no vista con buenos ojos por Arrivabene, quien nunca ha mostrado la menor sintonía pública con el técnico. Desde el año pasado eran crecientes los rumores de sus desavenencias. El fracaso de 2019 ha terminado por debilitar la posición de Arrivabene.

Vettel no ocultó en varias ocasiones sus propias responsabilidades para que Ferrari perdiera el título en 2018, pero tampoco dejó de señalar al equipo, una muestra del cuestionamiento que se desprendía hacia Arrivabene. Sus relaciones también se estaban deteriorando. Arrivabene daba muestras de un mayor aislamiento y empezó a cuestionar a su propio equipo en momentos puntuales del campeonato. Por ejemplo, con su duro e inusual discurso tras el error del equipo en los entrenamientos del Gran Premio de Japón. Causalidad o no, pocas semanas más tarde surgieron los rumores sobre el interés de Mercedes y Renault por Binotto, quizás conscientes desde la cúpula de ambos equipos de las discrepancias latentes en Maranello.

La gestión de la sustitución de Raikkonen en Monza y el 'harakiri' que Ferrari se hizo con la gestión de los entrenamientos y carrera pudo ser un punto de inflexión para Arrivabene. El pasado mes de octubre, su futuro ya fue motivo de duda cuando su nombre aparecía filtrado en una listado de ejecutivos del Grupo Fiat para ser director ejecutivo de la Juventus con vista a presidir el equipo (en la actualidad tiene cargo en el consejo del club). La llegada del nuevo administrador delegado, Louis Camillieri, también procedente de Phillip Morris como en su dia Arrivabene, parecía dar oxígeno a este. Pero la cúpula del Grupo Fiat parece haber buscado otro liderazgo en una figura similar a la de Ross Brawn en su día, quien unía a su formación y experiencia técnicas una gran capacidad de liderazgo.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios