El "aniquilador" Fernando Alonso y su sentido del humor "con ironía y sarcasmo"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
antonio garcía, amigo de la infancia

El "aniquilador" Fernando Alonso y su sentido del humor "con ironía y sarcasmo"

Con una carrera paralela a la de Alonso desde los ocho años, rivales y amigos desde entonces, Antonio García ofrece una visión que ayuda a entender la trayectoria del piloto español

placeholder Foto: Fernando Alonso, en un acto promocional. (EFE)
Fernando Alonso, en un acto promocional. (EFE)

La despedida de Fernando Alonso de la Fórmula 1 ha levantado un verdadero torbellino de opiniones, recuerdos, testimonios y balances sobre su figura y legado. Pero pocos como el de aquellos que le acompañaron desde la infancia siguiendo caminos paralelos desde los ocho años. En este sentido, pocos testimonios como el de Antonio García. Si Fernando logró los mayores éxitos en monoplazas, otro tanto Antonio en los turismos. Desde el mismo tiempo y lugar. Por ello, el testimonio del madrileño ayuda a comprender en perspectiva una carrera que cierra este domingo toda una vida deportiva en la F1.

“Desde el 88 al 99 hemos estado siempre compartiendo muchos momentos como puede ser una relación de amigos. Eramos chávales normales y afortunados, porque hacíamos lo que nos gustaba. Aparte de los estudios, nos pasábamos los veranos corriendo, y por todo el mundo”, explica el madrileño echando la vista atrás en esa experiencia compartida, ambos triunfadores ahora. “Luego estuvimos juntos en el equipo con Adrián Campos. Ver lo que hemos conseguido cada uno por nuestro lado nos hace sentirnos los más afortunados del mundo, lo hemos pasado muy, muy bien”.

"Siempre la misma persona"

Uno de los temas que acompaña a Alonso es la falta de títulos para su dimensión como piloto. Al contrario de lo que piensen algunos, García no ve frustración en su amigo, más bien lo contrario, porque piensan de forma parecida. “Fernando se siente afortunado de estar donde está y de lo que ha conseguido. Como amigos compartimos lo mismo, el correr en lo que sea. Esto es lo número uno. Al igual que en mi caso la F1 no pudo ser, tanto para mí como para él no se trataba de un capricho. Él ha sido afortunado y ha conseguido muchas cosas, pero cuando se acabe su etapa en la F1 no quiere decir que acaba su etapa como piloto. Seguirá corriendo, como lo haré yo, hasta que nos echen o no podamos continuar por lo que sea. Ahora está abriendo los ojos a mucha gente y a muchos pilotos que, de repente, se están dando cuenta del Fernando que es. Muchos pilotos de los últimos años que han dejado la Fórmula 1 han desaparecido de las carreras, pero esto con Fernando no ocurre, el afán de Fernando es el de correr en lo que sea y donde sea”.

Foto: Schumacher fue su primer gran rival en la F1. (Reuters)

García siente que su experiencia ha sido siempre igual con la persona, no el personaje. “Desde que teníamos ocho años siempre ha sido introvertido, pero cercano igualmente. La gente le ha malinterpretado. Éramos un grupo de padres y chavales que corríamos todos los fines de semana juntos, era un ambiente muy sano. A Fernando siempre le he visto con esos ojos, incluso en sus años en los que públicamente estuvo encerrado en sí mismo hacia el exterior, pero eso yo no lo he vivido tanto. Ha evolucionado como persona y como piloto, pero ese Fernando duro y que no se corta no lo he vivido, porque nuestra relación está basada de otra forma. El Fernando que a algunos ha podido caer mal, el Fernando de esas declaraciones tan directas, no lo he vivido. La gente tiene muchos puntos de vista de cómo ha sido en sus diferentes etapas, pero los que hemos estado más cercanos a él siempre hemos visto a la misma persona”.

placeholder
Antonio García, firmando autógrafos.

La presión desde el minuto uno

Una persona fundamentalmente introvertida, que se encontró de repente frente a tsunami. “El sufrió un 'boom' mediático tremendo con 22 o 23 años, y no es fácil afrontar algo así, sobre todo por la subida tan poco progresiva en España. Se pasó de cero a 100 en un año. El mismo Fernando lo sufrió y, salvo en el coche, le costó acostumbrarse a eso. Pero sí hubo un punto de inflexión cuando volvió a fichar por Renault. No es que se le quitase un peso de encima, pero se le vio empezar a disfrutar un poco más”.

La perspectiva compartida de Garcia ayuda a comprender la de Alonso. “Teníamos que luchar por los puestos que hemos conseguido, desde los equipos de 'karting' que nos contrataban se nos inculcó desde pequeños que si quieres algo tienes que pelearlo, y todo lo que nos ha venido no ha sido gratis. Hemos tenido que luchar por ello y demostrarlo en la pista. Por ello nos sentimos afortunados, el esfuerzo que hemos tenido en la pista ha dado sus frutos con los años. Nosotros no pusimos el dinero de nuestro bolsillo, ha habido gente que lo hizo porque tenían algo en que basarse, nos hemos ganado ese puesto”.

De aquí la personalidad de un piloto, Alonso, que siempre defendió que la verdadera presión la sentía en el 'karting' y no en la Fórmula 1: si no ganaba no había posibilidad de seguir compitiendo. “Es que ha sido eso desde el día uno, la premisa. Cuando salí al campeonato de Europa con mi padre en 1994 lo teníamos claro: vamos para allá, si valemos, valemos, y si no, de vuelta a España y los campeonatos regionales. Esto ha sido siempre igual, también para Fernando. Y así todas las etapas. A mí me faltó ese pequeño empujón que no pude conseguir en la Fórmula 1, pero para nada me siento desafortunado en eso”, explica alguien con los títulos y victorias más importantes en las carreras de resistencia.

Los "aniquiladores"

De aquí también la personalidad dura y rocosa de Alonso, explica García, quien usa el concepto del “aniquilador”. “Fernando es muy determinado y cuando quiere luchar, lucha por ello pase lo que pase. Al final somos todos deportistas, y en un deporte tan individual como el nuestro el que no es egoísta muere en el intento. Creo que tienes que ser así. De nuestra generación quizá seamos los que más suerte hemos tenido pero en la vida, en el motor, en estos trabajos, el que diga que no es egoísta miente. Puede ser más o menos solidario, pero una vez nos ponemos el casco somos aniquiladores. Es que es así, en la vida igual, en todos los aspectos para crecer hay que abrirse paso”.

Foto: Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales del Real Madrid. (Efe)

García también recuerda su sentido del humor "con bastante ironía y sarcasmo, siempre mezclado, sano, pero con su estilo”. Y aprecia los cambios en estos últimos años tras haber vivido en una burbuja de alta presión. “Me ha sorprendido verle luchar por posiciones que no son las suyas, pero lo bueno es que esto le ha permitido conocer nuevos mundos que él quería descubrir. Cuando luchas por un campeonato del mundo, tienes claro que debes dar todo y más, años en los no hay espacio para otra cosa en la vida. A pesar de ello, por ejemplo, sentía que Fernando siempre estaba al día de lo que yo hacía. Pero estos últimos años le han dado la oportunidad de decidir hacer otras cosas, afrontar otras situaciones, y probar carreras como Indianápolis o Le Mans, que siempre han estado en su lista, pero probablemente las hecho antes de lo que algunos podrían imaginar".

¿Y a partir de ahora, qué? García insiste en que no ve a un piloto precisamente frustrado. Más bien al contrario. “Seguirá corriendo hasta que le echen, no se sí algún día conseguiremos compartir coche, si nuestros contratos lo permitirán. Si compartimos eventos y pista ya será fantástico, pero si corriéramos juntos, mejor que mejor”. El círculo que se cierra.

Fernando Alonso Antonio García Adrián Campos
El redactor recomienda