Es noticia
Menú
La lista de enemigos que Fernando Alonso ha tenido en la Fórmula 1
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
La última semana de Alonso en la F1

La lista de enemigos que Fernando Alonso ha tenido en la Fórmula 1

El asturiano ha vivido muchas batallas y ha tenido varios enemigos en su trayectoria que le han puesto en aprietos. Hacemos un repaso de todos los que se ha encontrado el piloto español

Foto: Schumacher fue su primer gran rival en la F1. (Reuters)
Schumacher fue su primer gran rival en la F1. (Reuters)

Fernando Alonso es un piloto que, tanto por su talento dentro de la pista como por su actitud fuera de ella, tiene mucha gente que lo quiere, pero también muchos detractores. Un piloto que no ha dejado indiferente a nadie durante sus 17 años en la Fórmula 1. Ni siquiera a la gente que ha luchado contra él y con él tanto en la pista como fuera de ella. Ha vivido muchas batallas cada fin de semana y ha tenido varios enemigos en su trayectoria que le han puesto en aprietos. En El Confidencial hemos repasado todos los que se ha encontrado el español en su carrera.

Michael Schumacher

El asturiano había conseguido algo impensable en 2005: acabar con la hegemonía de Ferrari y de Michael Schumacher. Esa mala temporada de los de Maranello puso las pilas al equipo y al Káiser para afrontar la de 2006 con el objetivo de estar en la lucha por el mundial, y así fue. Alonso empezó el año arrasando y aunque el alemán quiso contestar, no pudo.

La mayor imagen de su frustración se vio en el Gran Premio de Mónaco. El alemán marcó con su Ferrari la vuelta rápida y de esta manera se hacía con la pole para el domingo; al español aún le quedaba una bala para superarle, pero una jugarreta del alemán negó la pole del asturiano. Schumacher iba delante de él y paró su coche en la penúltima curva. Una maniobra intencionada que afectó a la vuelta de un Fernando que venía mejorando los tiempos. Finalmente, la FIA sancionó al alemán con salir en la última posición y el español inicio desde la primera plaza para acabar ganando.

La temporada pintaba perfecta para el español pero Ferrari y el Káiser llegaron a dar la vuelta al mundial en una segunda mitad impresionante. Cuando ya lo acariciaba, el alemán se encontró con un fallo en su motor en Suzuka cuando lideraba la prueba. Alonso ganó y se aseguró el segundo título del mundo. En alguna ocasión, el asturiano ha llegado a afirmar que Schumacher ha sido el piloto con mayor talento al que se ha enfrentado, y es que el alemán fue su primer gran rival en el Gran Circo.

placeholder Traspaso de la corona de Schumacher a Alonso.
Traspaso de la corona de Schumacher a Alonso.

Hamilton y Ron Dennis

2007 fue el año más duro de Fernando Alonso psicológicamente hablando en F1. Llegaba a McLaren como bicampeón del mundo y solo tenía en su mente el tercer título pero se le cruzó por el camino un rookie llamado Lewis Hamilton y una escudería que le dio la espalda. Después de un buen inicio, llegó Mónaco. El primer punto del divorcio Alonso-McLaren. Hamilton pensó que podía batir al doble campeón en Mónaco. Pero Alonso hizo la pole, y ganó de principio a fin. Nada más bajarse del coche, Hamilton se hizo el mártir ante la prensa británica: "Soy el número dos".

Las declaraciones provocaron una visceral reacción de la prensa británica ante el trato al de Stevenage. A partir de aquella carrera, Ron Dennis tuvo mucha presión y comenzó a proclamar la política de 'igualdad absoluta' en el equipo para aplacar a la prensa de su país, que veía en Hamilton 'The Next Big Thing'. En Hungría todo explotó en la dirección equivocada para el español.

Cuando el español entró a cambiar neumáticos estuvo parado, según su versión para evitar que encontrase tráfico, mientras Hamilton esperaba detrás y debido a ese tiempo no pudo hacer su última vuelta buena. La pole fue para Alonso y una venganza contra el británico por no cumplir las normas. Pero Hamilton, su entorno y la prensa inglesa provocaron que la FIA abriese una investigación a McLaren y el español recibió una sanción de cinco puestos en la parrilla.

placeholder McLaren y Hamilton no se lo pusieron fácil.
McLaren y Hamilton no se lo pusieron fácil.

En Shanghái, la escudería británica ya tenía en el box las botellas de champán para celebrar el título después de la pole de Hamilton pero las tuvieron que tirar a la basura. La pista estaba ligeramente mojada, y los neumáticos a usar eran los intermedios. Pero la pista se secaba, y los neumáticos del británico degradaban a marchas forzadas. Aun así, el equipo decide mantener la estrategia original. Un error que acabaría completando Hamilton quedándose enganchado en la famosa puzolana. A pesar de ello le quedaba Brasil donde el novato volvió a fallar y provocó que Alonso, a pesar de no haber ganado el mundial, viera cómo el equipo que le hizo la vida imposible se quedara sin nada.

Vettel y Newey

Alonso vio cómo se le escapó el mundial de 2010 en favor de Sebastian Vettel y su Red Bull, algo que dejó muy tocado al asturiano. Los austriacos habían conseguido una máquina perfecta y estar en la lucha ya era un logro. En 2012 iba a tener una nueva oportunidad después de exprimir su Ferrari al máximo y sacar unos resultados impensables. El mundial estaba de cara.

Aún así, en 2012 el Red Bull era todavía mejor monoplaza y la diferencia con los de Maranello era más que grande que hace dos años. Esta vez, el asturiano solo tenía un rival, Vettel. Alguien en el que el piloto español nunca fijó su mirada y sí lo hizo con Adrian Newey, el mayor artífice de la creación del monoplaza que pilotaba el alemán. “Es imposible luchar contra algo así. Ahora no luchamos contra Vettel, contra Vettel luchábamos cuando teníamos todos más o menos el mismo coche durante todo el Campeonato, hasta ahí íbamos liderando, pero ahora luchamos contra Adrian Newey de momento no podemos con él".

El mundial tuvo numerosos cruces de declaraciones y terminó cayendo del lado de Vettel. A pesar de los cuatro mundiales que consiguió, Alonso volvió a lanzar un dardo criticando el talento del alemán y desprestigiando sus títulos. "Si un día tiene un coche como el de los demás y es cuarto, quinto o séptimo, los cuatro títulos serán una mala noticia para él porque la gente se tomará estos títulos incluso de una forma peor respecto a lo que están haciendo ahora, así que vendrán tiempos interesantes para Sebastian". El asturiano no quiso colgarle el cartel de leyenda y no le faltó razón.

placeholder Vettel y Newey arruinaron los años de Alonso en Ferrari. (EFE)
Vettel y Newey arruinaron los años de Alonso en Ferrari. (EFE)

Marco Mattiacci

La relación de Ferrari y Alonso terminó a finales de 2014 y no pudo acabar de la peor manera. Marco Mattiacci entro en mitad de una temporada convulsa para cambiar la situación pero lo empeoró. Tras una temporada horrible, el italiano se encargó de criticar al español, quien ya tenía la decisión de marcharse tomada. “Agradecemos a Fernando todo lo que ha hecho con nosotros. Tenemos que buscar un nuevo ciclo y hacerlo con alguien que esté motivado. Vettel es joven y tiene cuatro títulos”.

Esas palabras dolieron al asturiano que atacó con su toque personal. “Escuché sus comentarios y creo que no fueron muy acertados si trató de decir que yo no estaba motivado. Ha llegado a Ferrari demasiado tarde. Sólo ha estado un par de meses y no ha visto los cinco años que he pasado aquí y cómo he luchado por cada carrera”.

Para finalizar Fernando quiso dejar en ridículo al italiano. “Sí… tal vez yo ya era demasiado viejo cuando intentó renovarme hasta la carrera de Monza. Y continuó insistiendo, insistiendo… Hablamos muchas veces e incluso en el último momento hubo muchas llamadas de teléfono, muchos emails que aún tengo guardados en mi ordenador. Quizás, entonces, en ese momento no era demasiado viejo. Pero cuando tomé mi decisión, diría que tenía que encontrar otro piloto". Así demostró que Vettel nunca fue la primera opción.

placeholder Marco Mattiacci y Fernando Alonso, conversando.
Marco Mattiacci y Fernando Alonso, conversando.

El motor híbrido

Aunque no es una persona como tal, la llegada de la era híbrida mató cualquier opción de ver a Fernando Alonso volver a ganar alguna carrera en la Fórmula 1. En 2014 Ferrari no supo adaptarse a los cambios y protagonizó una temporada pésima. Ni una victoria y cuartos en el mundial de Constructores. Este año fue la gota que colmó el vaso y Fernando decidió salir del equipo italiano. ¿Su destino? Un equipo donde su fabricante tampoco supo leer bien la nueva era.

El asturiano se marchó a McLaren que volvía junto a Honda para recuperar el trono de la Fórmula 1. Pero nada más lejos de la realidad. En tres años, los japoneses fueron incapaces de crear un motor de nivel para competir a la altura del resto en cuanto a potencia. El asturiano veía como sus ilusiones por volver a ganar se rompían y cada carrera se convertía en un suplicio. Si los mensajes por radio que nos dejó el asturiano toda su carrera son para recordar los que lanzaba contra Honda son para enmarcar como el famoso "¡GP2 engine!".

Fernando Alonso es un piloto que, tanto por su talento dentro de la pista como por su actitud fuera de ella, tiene mucha gente que lo quiere, pero también muchos detractores. Un piloto que no ha dejado indiferente a nadie durante sus 17 años en la Fórmula 1. Ni siquiera a la gente que ha luchado contra él y con él tanto en la pista como fuera de ella. Ha vivido muchas batallas cada fin de semana y ha tenido varios enemigos en su trayectoria que le han puesto en aprietos. En El Confidencial hemos repasado todos los que se ha encontrado el español en su carrera.

Fórmula 1 Fernando Alonso Lewis Hamilton
El redactor recomienda