La vuelta de María de Villota a la Fórmula 1 en la cabeza de Tatiana Calderón
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Primera latinoamericana en pilotar un Fórmula 1

La vuelta de María de Villota a la Fórmula 1 en la cabeza de Tatiana Calderón

La colombiana dio un paso más en su carrera y Sauber le otorgó una oportunidad de probar un monoplaza de F1 en México. Ocasión que aprovechó para hacer un homenaje a María de Villot

placeholder Foto: Tatiana Calderón posa con el Sauber. (Twitter: @SauberF1Team)
Tatiana Calderón posa con el Sauber. (Twitter: @SauberF1Team)

"¡Ya no me quiero bajar, de verdad, increíble!” Así acabó su primera prueba en un Fórmula 1 Tatiana Calderón. La colombiana dio un paso más en su carrera y Sauber le dio la oportunidad de probar uno de estos monoplazas que es una quimera alcanzar para las mujeres. “Es lo que he soñado desde hace muchos años, ojalá que pueda ser la próxima en correr. Manejar el Sauber C37 fue una experiencia increíble. El poder, la frenada y el agarre de este monoplaza es increíble y me sentí muy cómoda en la pista”. Esta prueba no solo es un paso más en su carrera, sino una muestra más de que la mujer puede alcanzar la F1. La de Bogotá aprovechó el momento para recordar a María de Villota, una de las mujeres que más ha peleado por llegar al gran circo y por la igualdad de la mujer, poniendo la famosa estrella de la piloto española en su casco.

Una mujer que escuchó 100 veces que no llegaría a la F1, pero que persiguió su sueño, así era María de Villota. Su trayectoria y lucha en el mundo del motor, para muchas como Tatiana Calderón, son un ejemplo al que seguir. Es por ello que la colombiana utilizó su primera vez en un Fórmula 1 para homenajear a la madrileña. Un gesto simple pero bonito y especial: la cafetera colocó en su casco el logo con la estrella roja que identificaba a María. Una acción que mantiene vivo el sueño.

“Un día que recordaré siempre”

Tatiana también es una luchadora. Creció con el apoyo de su padre -quien también soñó con ser piloto- y maduró viajando sola, sin la familia cerca. Ahora con el espejo de María mantiene sus esperanzas de alcanzar el pináculo del automovilismo aunque sabe que será complicado. “Quiero agradecer esta oportunidad y que confiaron en mí para esta labor. Este es un día que recordaré por siempre”. Actualmente, la colombiana es la única mujer piloto de pruebas en la F1 y la primera desde la británica Susie Wolff, quien estuvo con Williams en 2015.

“Tatiana realizó un gran trabajo. Estamos contentos de verla rendir tan bien e impresionados con su dedicación y ética laboral”, dijo Xavier Pujolar, jefe de ingenieros de pista de Sauber. “Este evento marca un paso positivo para nuestro deporte y esperamos que Tatiana continúe con su progreso”.

Desde 1976 ninguna mujer ha comenzado un gran premio de Fórmula 1. La italiana Lella Lombardi fue la que rompió las barreras. La única mujer en puntuar en una carrera, algo que logró en el Gran Premio de España en 1975. Aunque se puede ir más hacia atrás en el tiempo con María Teresa de Filippis, quien no pudo participar en el GP de Francia de 1958 cuando el director sentenció la prohibición con aquel famoso "el único casco que una mujer debería llevar es el de la peluquería". Ese mismo año, esa mujer se metía en las calles de Montecarlo para tomar parte en el Gran Premio de Mónaco con un Maserati 250. Desde entonces varias mujeres han hecho intentos para llegar a la Fórmula 1. En los últimos años, María de Villota estuvo con Marussia como piloto de pruebas, lo mismo que la suiza Simona de Silvestro con Sauber y Susie Wolff con Williams, entre 2012 y 2015.

“Ojalá pueda seguir rompiendo barreras”

Calderón tiene entre ceja y ceja llegar a la Fórmula 1 aunque lo primero es acabar la temporada de GP3 e intentar dar el paso a la F2 en 2019. "Ojalá que pueda seguir rompiendo barreras y alcanzar mi sueño de llegar. Representar a las mujeres y a Latinoamérica, sería un sueño. Me queda una carrera en GP3, hay que hacerlo bien y rematar en Abu Dabi, pero obviamente me gustaría seguir escalando. Ojalá logre el apoyo suficiente como para competir en F2 el próximo año y seguir con el equipo Alfa Romeo Sauber".

El trabajo y la constancia son dos de las características que mejor definen a la piloto colombiana. "Cuando uno quiere algo, tiene que trabajar duro. Las recompensas llegan, hay que soñar en grande. Estuve bastante tranquila, cuando uno sabe que su rutina funciona, trata de convencerse de que era sólo un día más, un coche nuevo. Cuando estás tranquila y relajada, es cuando mejor te salen las cosas. Cuando has trabajado tanto y tienes todo claro, las cosas fluyen, estaba concentrada en lo que tenía que hacer".

placeholder Tatiana Calderón posa con el Sauber. (Twitter: @TataCalde)
Tatiana Calderón posa con el Sauber. (Twitter: @TataCalde)

¿Físicamente preparada?

La principal incógnita que siempre ha rodeado a la figura de la mujer en la Fómula 1 es si están físicamente capacitadas para competir con hombres. Para pilotar un monoplaza como el Formula 3 es necesario estar muy preparado. Calderón le dedica entre 3 y 4 horas diarias a la cuestión física. Aun así, la propia colombiana siempre ha reconocido que, como se trata de un deporte pensado exclusivamente para hombres, su entrenamiento debía ser especializado, buscando desarrollar mas algunos músculos para equilibrar las diferencias físicas.

“Disfruto mucho del entrenamiento físico. Siempre me han gustado mucho los deportes y es la forma de llegar mejor preparado a cada carrera. Soy consciente de que hay muchas personas que dudan si estamos física o mentalmente preparadas para pilotar un F1 y ésta es una forma de demostrarlo. Siempre he sido una persona competitiva y quiero luchar contra los mejores, sin importar el género. Podemos competir en igualdad de condiciones", ha opinado.

"Siendo la primera vez, la instrucción es ir paso a paso, tengo que ir conociendo todo pero sinceramente no tuve ningún problema físico. La preparación que hemos hecho ha ido en la dirección correcta", ha detallado. "En ciertos sentidos me parece más fácil que el monoplaza de GP3. Ojalá que tenga la oportunidad de seguir demostrando que no hay una barrera física y que las mujeres siempre lo podemos hacer muy bien en este deporte", ha finalizado. La colombiana confía en sus posibilidades y ahora la pelota queda en el tejado de las escuderías. Pero la realidad es que desde dentro del gran circo han apostado más por un campeonato femenino que verá la luz en 2019, las W-Series.

Fórmula 1 Sauber México María de Villota
El redactor recomienda