Sainz entra en la Q3, pero con la miel en los labios "después de un viernes muy bueno"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
se encontró un coche distinto en clasificación

Sainz entra en la Q3, pero con la miel en los labios "después de un viernes muy bueno"

Carlos Sainz finalizó en la octava plaza en la clasificación del Gran Premio de México pero no acabó contento por los problemas de sobreviraje de su RS18 y por acabar tras su compañero

Foto: Sainz no se encontró cómodo con su Renault en clasificación. (EFE)
Sainz no se encontró cómodo con su Renault en clasificación. (EFE)

Carlos Sainz finalizó en la octava plaza en la clasificación del Gran Premio de México de Fórmula 1 y ha vuelto a entrar en la Q3, al igual que su compañero de equipo. Una gran sesión para Renault en su lucha por cerrar de una vez por todas su cuarto puesto en el mundial de constructores, más aún, viendo que los dos Haas quedaban eliminados en la Q1. Un escenario perfecto que ha dejado a todos contentos menos al piloto español. El gen competitivo del madrileño y, después de unos grandes entrenamientos, han provocado el enfado de Sainz. El español no se encontró cómodo con el coche por el sobrebviraje y acabó a más de dos décimas de su compañero. “Ha sido una mala clasificación”.

Los grandes tiempos de Sainz en la jornada del viernes donde finalizó tercero en ambas sesiones prometían un buen sábado. Pero el español acabó molesto por no poder exprimir al máximo su RS18 en clasificación. "Vuelta a la realidad después de un viernes muy bueno. Estoy contento porque el equipo vuelve a tener otra vez a los dos coches en Q3. El progreso desde Suzuka ha sido muy grande, pero a nivel personal, no muy contento", ha comentado Sainz para Movistar+ F1. "No me he sentido como el resto del fin de semana, tenía mucho sobreviraje, que no permitía atacar y hacía muchos errores. Hay que analizar por qué ha cambiado eso", ha añadido.

placeholder Carlos Sainz durante la clasificación del GP de México. (EFE)
Carlos Sainz durante la clasificación del GP de México. (EFE)

Con más ritmo en los Libres

La realidad es que el piloto español había demostrado en los entrenamientos tener esas décimas que le situaban por encima de su compañero. En ningún momento el alemán estuvo por delante y fue llegar la clasificación y todo cambió. Cada sesión, Hulkenberg acababa unas décimas por delante. Sainz no podía. Esto es quizá lo que más ha pillado por sorpresa y dolido al español junto al manejo de un monoplaza que no le había dado ningún problema durante los Libres. Y más, cuando la semana pasada no pudo estar más arriba en la clasificación de Austin por un fallo en la última curva.

Los de Enstone tendrán que trabajar al máximo para descubrir que ha ocurrido en el RS18 del madrileño. Una falta de ritmo así puede ser clave en una carrera en la que muchos equipos se pueden aprovechar de las estrategias obligadas que han tenido que hacer Renault y Sauber. Ambas escuderías saldrán con hiperblandos. Un neumático que no ha tenido apenas duración y en el que tendrán que gastar una parada en carrera para quitárselo de encima lo antes posible. El propio Sainz ha reconocido que el desgaste de neumáticos será la clave del domingo.

Una estrategia envenenada

La estrategia es motivo de preocupación para Carlos. Renault salió a por todas y a no especular. Los de Enstone decidieron poner los hiperblandos y apostarlo todo a la séptima plaza a pesar de saber que los monoplazas que salgan 11º y 12º pueden ser unos rivales complicados el domingo. Force India fue el equipo que varió su estrategia. Ambos monoplazas podían haber superado a los Sauber pero optaron por colocar los ultrablandos. Si pasaban a la Q3 con ellos era un logro extra pero el objetivo era finalizar los primeros de la Q2. El principal inconveniente para ellos fue que Fernando Alonso se metió en la fiesta. Esteban Ocon consiguió la undécima plaza pere Checo Pérez no pasó de la 13º. Aun así serán duros rivales para la escudería francesa.

El domingo, Renault y Force India jugarán dos papeles distintos pero con un objetivo común liderar la zona media y el piloto español no tiene tan claro que su equipo haya decidido lo mejor a pesar de alegrarse por salir delante de ellos. "El ritmo de carrera dependerá de la goma, a ver si se puede ir a una parada o no. Sabemos que nuestra estrategia probablemente no es la óptima, pero estamos delante de Force India. Sauber ha sido recientemente el equipo a batir, así que es normal ver a Sauber ahí", ha expresado para terminar. Carlos Sainz tiene que volver a conseguir el coche que pilotó en los entrenamientos. Las salidas son su fuerte este año y si se vuelve a encontrar cómodo al volante mañana podríamos hablar de un gran resultado del español.

Fórmula 1 Carlos Sainz Gran Premio de México Renault
El redactor recomienda