Ferrari mandó callar por Twitter

Ferrari manda callar con un polémico tuit, pero con Raikkonen ganó el piloto erróneo

Raikkonen se reivindicó en Austin y Ferrari aprovechó para mandar callar a todos los críticos a través de su cuenta de Twitter. Pero la realidad es que los de Maranello no están para silenciar a nadie

Foto: Ferrari perdió una gran oportunidad por un nuevo fallo de Vettel.
Ferrari perdió una gran oportunidad por un nuevo fallo de Vettel.

Kimi Raikkonen se reivindicó en el Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1 y Ferrari aprovechó para mandar callar a todos los críticos a través de su cuenta de Twitter con un emoticono. Pero la realidad es que los de Maranello no están para silenciar a nadie. En Austin demostraron tener más ritmo que los demás, pero al final vieron cómo ganó el piloto equivocado y Lewis Hamilton aumentó su ventaja con Sebastian Vettel una semana más.

Ferrari consiguió más puntos que Mercedes este fin de semana, pero dentro del equipo no se respira un ambiente plácido porque Vettel sigue fallando y genera dudas. El título mundial de Hamilton solo se pospuso (le vale ser séptimo en México) y Raikkonen no se cortó al acabar la carrera y señaló que había demostrado que había gente equivocada. A Kimi le echaron en Monza y aunque ha ganado, la realidad es que es su primera victoria en su segunda etapa con el monoplaza rojo, que comenzó en 2014. Unos números que no avalan su continuidad. “No me decepcionó la decisión. Lo único en lo que estaba interesado era saber qué iba a pasar. El resto, he estado en la F1 lo suficiente para saber que no importa si tienes contrato o no, las cosas pasan por diferentes razones”.

Sin el finlandés, ahora Vettel podría correr la misma suerte si los errores de bulto continúan. El equipo rojo es cada vez más intolerante a las críticas. Y luego está Charles Leclerc. Un piloto de tan solo 21 años, con un talento inmenso, pero que llega en medio de una tormenta y con la presión a sus espaldas. Todo el mundo espera que sea la calma que tanto necesitan. Los 'tifosi' buscan un nuevo líder después del fiasco con el alemán.

Un polémico tuit

La escudería italiana hace tiempo que ha abandonado su estilo tradicional desapegado, y después del GP de Estados Unidos y la victoria de Raikkonen publicó en Twitter un emoticono con una cara que lleva el dedo a la boca para silenciar a todos los que han atacado en los últimos meses ¿a Arrivabene y al 'cavallino rampante'? Al margen de la poca elegancia que demuestran con esta decisión de comunicación, Ferrari llevaba siete carreras sumando menos puntos que su máximo rival y eso nunca es para sacar pecho. Además, las críticas no llegan únicamente desde fuera, ya que su piloto ganador no se escondió y también criticó a la Scuderia tras el gran premio.

"¿Buenas noticias? Desafortunadamente, llevó demasiado tiempo". Así de duro habló Vettel para resumir la actuación de Ferrari este fin de semana. "Creo que el factor crucial es que durante la mayor parte de la temporada no tuvimos la velocidad para estar realmente como nos hubiera gustado, y esto a veces causó otros problemas. En general, tenemos el potencial para hacer mucho más. En algunos aspectos todavía tenemos que crecer y aprender, aspectos que nos afectan a todos, incluido yo mismo". Sin todos sus errores, el alemán estaría luchando de tú a tú con Hamilton.

¿Qué problema tiene Vettel?

"¿Qué te pasa, Seb?", es lo que se pregunta la 'La Gazzetta dello Sport' (y todo el mundo). "No creo que haya un problema en particular. Al final, la situación parece mucho peor de lo que realmente es. Por mi parte, no tengo ningún problema en admitir los errores que cometí". Desde Monza, Raikkonen ha sumado 75 puntos, por los 62 del alemán. El objetivo de Ferrari sigue siendo recuperar la mejor versión de Seb, sobre todo de cara a 2019.

Los fallos del alemán esta temporada han sido determinantes y la mayoría calcados. Véase Francia, Monza y Suzuka. Intentos de adelantamiento a la desesperada sin espacio y forzando unas situaciones destinadas al toque de las que sale perdedor. El único hecho es que Vettel va por la pista sin la serenidad necesaria. Su amigo y expiloto de F1, Timo Glock, dijo: "Nunca lo había visto así. Puedes ver que le duele, no está bien". Si desde Italia e Inglaterra han planteado la hipótesis de problemas personales, la prensa alemana ha preferido encerrar el momento difícil en una palabra: impaciencia.

Vettel admitió sus errores, pero con la boca pequeña una vez más. "Estoy decepcionado por mi carrera y por decepcionar al equipo, pero estoy feliz por Kimi", dijo. "No es un momento fácil, pero los resultados y las carreras son parte de todo. Hay algunas cosas diferentes en comparación con el pasado, pero nada que no se pueda superar". El contacto con el Red Bull de Ricciardo afectó a toda la carrera. Una carrera que podría haber ganado, como reconocieron desde Ferrari y Mercedes. "No estoy seguro de que sea mi culpa. Cuando nos encontramos al lado de Ricciardo, quería posicionarme bien para la curva de después, no me vio, se cerró y nos tocamos, y para mí obviamente fue el mismo problema que Japón". La cruda realidad deja al alemán tocado, no solo en un Mundial ya decidido, sino también dentro del equipo y de cara a todos los seguidores que veían en él al hombre para devolver a Ferrari a lo más alto después de 11 años.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios