embestido por stroll en la cuarta curva

Y Fernando Alonso estampó el guante contra la pared: "El nivel es más bajo que nunca"

Embestido por Lance Stroll en la cuarta curva y eliminado en la primera vuelta, Alonso se despachaba contra el nivel de comportamiento en pista de varios de sus colegas

Foto: Alonso no pudo completar ni una vuelta del Gran Premio de Estados Unidos (REUTERS)
Alonso no pudo completar ni una vuelta del Gran Premio de Estados Unidos (REUTERS)

El vídeo del piloto americano Marco Andretti -invitado por su colega- expresaba el estado de ánimo de Fernando Alonso mejor que mil palabras. El español se quitó el guante y desde la distancia lo estampaba violentamente y con gesto enfadado contra la pared del garaje. Mientras los mecánicos del equipo aparcaban al MCL33 con el flanco totalmente destrozado tras ser violentamente embestido por el Williams de Lance Stroll. Después, Alonso amplificó ese enfado con la firma de la casa. “Llegamos aquí el lunes a Austin y nos vamos el miércoles a México, son nueve días para hacer trescientos metros”. El Gran Premio de Estados Unidos no había llegado ni a un kilómetro para Alonso.

“El nivel es más bajo que nunca”, repetía al término su cortísima carrera, en referencia a algunos pilotos que se han convertido en asiduos protagonistas de constantes incidentes en pista. Y no perdió la oportunidad de contraponer la Fórmula 1 al Mundial de Resistencia por su diferente etiqueta de comportamiento en pista. “Intentaremos disfrutar en otras categorías, corremos con treinta y cuatro coches, con gente amateur, con señores de sesenta años y nunca pasa nada. Aquí hay que poner los bumpers como en los karts de alquiler para que nos choquemos todos contra todos”. Otro recado a la Fórmula 1.

Sin control de la distancia ni la velocidad

El ritmo de Vandoorne y el desarrollo de su carrera dejó en el aire la posibilidad de que Alonso hubiera puntuado, ya que también había realizado una buena salida, a lo que se habría añadido las descalificacion de Ocon y Magnussen. Pero en la curva cuatro le rodearon monoplazas desmadrados por todas partes. Desde hace tiempo, Alonso sufre las consecuencias de verse obligado a convivir con la parte más descontrolada de la parrilla por el pésimo nivel del MCL33. Un campeón del mundo habituado a enfrentarse a pilotos del más alto nivel, de otro estilo en pista y prestaciones, malvive obligado a pelear con los Grosjean, Magnussen, Sirotkin y Stroll de la parrilla. Con pilotos lejos del nivel de un Lewis Hamilton, uno de sus pares. En zonas del pelotón alocadas para ganar una posición en medio de la barahúnda, de pilotos con comportamientos erráticos donde siempre caen fichas de dominó arrastradas unas a otras al menor toque.

“Demasiada acción en la curva cuarta, en la que no debía haberla”, explicaba el español, en referencia a esa zona tan rápida de la pista donde es prácticamente imposible adelantar. Magnussen, Sirotkin y Stroll entraron descontrolados. Alonso estaba en el centro. Por la derecha, y desde fuera de la pista, el canadiense golpeó violentamente al McLaren y destrozó su lateral. “Tres coches entraron a la curva juntos, uno de ellos tenía que acabar en el muro, y he sido yo”. En la salida aún se entiende, explicaría también el piloto español.

"El nivel, más bajo que nunca"

Alonso repitió el mismo mensaje que había lanzado por la radio a su equipo. “No se puede correr con estos pilotos. Como quien se ve obligado a soportar a niños pequeños alrededor. Después, metería seguiría apretando la rosca. “El nivel parece más bajo que nunca. En Spa, jugaron a los bolos en la primera curva, aquí de nuevo en la curva cuarta. Es una falta de control de las distancias, de la velocidad, que es bastante extraño de ver...”, analizando a sus rivales con el desconcierto ante comportamientos en pista totalmente alejados de la mentalidad de un piloto que ha luchado por títulos. “Es lo que hay, no se puede cambiar nada. Una carrera perdida, es extraño que tengan el nivel tan bajo que tienen. Hasta que un día haya un accidente muy gordo y hagan algo”.

Fernando Alonso en los entrenamientos del GP de Estados Unidos (McLaren)
Fernando Alonso en los entrenamientos del GP de Estados Unidos (McLaren)

También hizo alusiones en varias ocasiones a la permisividad de la FIA, aunque Stroll fuera penalizado con un ‘drive trough’. “Los huecos grandes los está dejando la Federación si sigue permitiendo…Yo no sé, otras veces te equivocas o intentas hacer una salida arriesgada, puedes pasarte de frenada, cometer errores.. Como en Spa, de repente juegan a los bolos contigo, como aquí, sales otra vez y juegan a los bolos…Además, la mala suerte de tener que abandonar. Porque ves toques de Verstappen o Vettel en Japón, que el coche sale incluso volando un poco y los dos acaban, y nosotros cada vez que nos tocamos es un destrozo total del coche, así que un poco de mala suerte también”.

Alonso reconocía que “estoy enfadado, estoy decepcionado porque estar aquí nueve días para hacer seiscientos metros y te empujan fuera... Pero es más un problema para la FIA. Siguen permitiendo este tipo de pilotaje. El nivel es bajo, lo digo porque compito en otros campeonatos con pilotos amateur, teóricamente, pero nunca hay un problema”, en referencia a las diferentes categorías que conviven en una misma carrera dentro del Mundial de Resistencia una de ellas con pilotos amateur, muchos de ellos ya veteranos. Una comparación que le servía para dejar otra astilla hacia la Fórmula 1. “Estas últimas carreras son de celebración, e intento lograr puntos para el equipo. Espero que en Mexico haya otra oportunidad”. ¿Celebración, o más partidas de bolos?

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios