la estrategia con la lluvia arruinó los puntos

El tiro por la culata de Fernando Alonso y McLaren en otra carrera para olvidar

McLaren volvió a sufrir este pasado fin de semana en Hockenheim tras confirmar una vez más que ha tocado techo, en medio de las especualciones sobre el futuro de Alonso

Foto: Fernando Alonso, en el Gran Premio de Alemania. (Reuters)
Fernando Alonso, en el Gran Premio de Alemania. (Reuters)

“Felipe, Fernando es más rápido que tú”. Este domingo resonaba la orden de Ferrari a Felipe Massa en Hockenheim 2010 cuando Jock Clear pedía a Kimi Raikkonen que cediera el paso a Sebastian Vettel. Entonces. aquella polémica victoria inició la remontada de Fernando Alonso y Ferrari para luchar por el título hasta Abu Dabi. Ayer, el finlandés también obedecía, pero Vettel perdía la victoria y el liderato por un costoso error que podría pasarle cara factura a final de temporada. A pesar de ello, el alemán aún tiene opciones de lograr el título con Ferrari...

Este fin de semana, Mercedes ha cerrado su equipo en Hockenheim. Red Bull lo hará la próxima semana y de Ferrari no habrá noticias. No se esperaban sorpresas, pero se agotan así para Alonso las opciones de un monoplaza ganador en la Fórmula 1. Y ocho años después de aquella victoria, ayer sufría —la expresión adecuada— en Hockenheim otra de esas tantas carreras innecesarias a estas alturas de su trayectoria en la Fórmula 1. Por ello, el futuro de Alonso es más protagonista y motivo de interés estos momentos que sus avatares de la pista. McLaren no da para más en 2018.

El Tour de Francia de 2021

Curiosamente, el propio Alonso hubo de salir al paso en Twitter de unas declaraciones en tono informal en el 'Meet the Team' de McLaren del sábado. Porque la Fórmula 1 está alerta ante cualquier alusión a su futuro. Pedida su opinión sobre las nuevas ruedas (18 pulgadas) a partir de 2021, contestaba entre risas: “No estaré aquí en 2021, así que no me importa. Estaré en el sofá de mi casa viendo el Tour de Francia, ese tipo de cosas, no en Fórmula 1”. Corrió como la pólvora.

Ante la proyección adquirida las diferentes interpretaciones de sus palabras en las redes sociales, clarificó el tema en Twitter. “¡Ah! Para los que leáis de '2021' del copia y pega, hay que estar aquí y hay que escuchar el tono irónico y la risas que nos pegamos...”. Incluso respondía a continuación a las dudas de un aficionado sobre esa hipotética retirada. “Es que después de todo lo bueno y emocionante de hoy y cómo se presenta el Gran Premio mañana, que la 'noticia' sea unas risas a una pregunta de unas posibles normas en 2021 es por lo menos raro…”. Desgraciadamente, en la carrera el tiro salió por la culata.

Una carrera para olvidar

Del Gran Premio de Alemania, poco o nada para recordar. Alonso ejecutaba iba a por su botín habitual hasta que llegó la lluvia. “En seco hubiésemos acabado en los puntos, íbamos a una parada y los demás a dos, al final de carrera habríamos podido adelantar porque habíamos alargado nuestra parada. En seco podíamos haber sido novenos o décimos...". Pero McLaren se precipitó con el pronóstico de lluvia y jugó a cara o cruz llamando a su piloto antes de tiempo. Mercedes, sin embargo, lo calcó con Hamilton. McLaren se precipitó en su afan de sorprender a sus rivales. No fue el único, pero allí se acabó el gran premio. Alonso incluso rodaba por detrás de un Vandoorne acogotado todo el fin de semana con su monoplaza. Ni siquiera vió la bandera a cuadros.

McLaren está atascado y esa realidad es obstinada. El equipo británico no destila confianza en su rumbo técnico. Ante ese techo, sus responsables podrían tomar la decisión después del parón veraniego de concentrarse en el monoplaza de 2019. De ser así, cabe preguntarse cómo será el resto del campeonato para Alonso y McLaren. Todo ello, enmarcado en el contexto de un nuevo equipo directivo que afronta la reestructuración de la compañía, y cuyos frutos no serán inmediatos.

La conexión entre Alonso y Sainz

Ante semejante panorama, ¿deseará Alonso seguir en activo la próxima temporada en Fórmula 1? ¿Podría volver a Renault, vinculado a otro fabricante como Toyota en el WEC? ¿Cabría un cambio de cromos entres ambos equipos con Carlos Sainz? Entre los dos españoles fluye información subterránea, con este último también pendiente de la decisión y movimientos de aquel. Por su parte, Zak Brown reconocía este fin de semana que contar con dos pilotos españoles en 2019 no sería problema desde el punto de vista comercial. ¿Llegarían a compartir equipo Alonso y Sainz? Menuda perspectiva...

De momento, el español echa balones fuera hasta después del verano. Desde fuera, McLaren se antoja como la única opción para seguir en activo. “No he tenido tiempo para pensar en junio o julio, sinceramente, he tenido un mes intenso”, contestaba en Hockenheim. Seguirá esperando hasta que el mosaico tome cuerpo. “Fernando no está seguro todavía de lo que quiere pilotar [el próximo año]”, explicaba Brown este fin de semana, justificando sus movimientos para buscar posibles alternativas a su primer piloto. Sin embargo, su marcha representaría un duro golpe para McLaren, porque el español supone cosecha de puntos, asegurar a sus técnicos cuál es el techo de rendimiento del monoplaza, además de representar un valor mediático y comercial de primera magnitud.

Aparte de esa "adrenalina que le hace levantarse cada mañana", como apuntan quienes le conocen bien, ¿qué garantiza a Alonso que 2019 no sea otra repetición de estos cuatro últimos años? Pocos argumentos volvió a dar el fin de semana alemán. Hoy, solo cabe recordar la diferencia entre aquella carrera de 2010 y la de este pasado fin de semana. Para Ferrari, y también para Fernando Alonso.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios