El asturiano tendrá sanción si la utiliza

"¡Llega dos carreras tarde!". El esperado y nuevo motor Renault para Alonso y Sainz

Renault introducirá su prometido nuevo MGU-K este fin de semana en el Gran Premio de Austria. La marca del rombo ha esperado para asegurarse la máxima fiabilidad

Foto: Alonso y Sainz ya rezan para que esta mejora dé un salto de calidad a sus monoplazas (REUTERS)
Alonso y Sainz ya rezan para que esta mejora dé un salto de calidad a sus monoplazas (REUTERS)

Renault introducirá su prometido nuevo MGU-K este fin de semana en el Gran Premio de Austria, pero sus clientes en la Fórmula 1 (Red Bull, Renault y McLaren) no están obligados a usarlo. Quince meses, ni más ni menos, han tardado en su introducción definitiva en la competición. La nueva especificación de este elemento llegará por fin en el Red Bull Ring. Carlos Sainz y Fernando Alonso tendrán más potencia y fiabilidad para esta cita, algo imprescindible para este circuito, sobre todo para el equipo del de Oviedo después de los tres fiascos consecutivos. En el caso de los dos Renault, sería la segunda unidad esta temporada y, en lo que respecta a McLaren, sería la tercera para el asturiano y la segunda para Stoffel Vandoorne.

Los de Enstone montarán la nueva unidad de potencia después de estar todo el temporada utilizando la del año pasado, más pesada y menos eficiente, confirmó Cyril Abiteboul. La marca del rombo ha esperado para asegurarse la máxima fiabilidad y no tener problemas de cara al segundo tramo de temporada. "Estará disponible en Austria para todos los coches que lo quieran. Sucede que no todos los equipos han elegido montar la nueva especificación. Es algo que hemos estado esperando mucho, pero es un problema que algunos equipos hayan elegido no usarlo, lo que significa que continuarán utilizando la MGU-K de una definición técnica anterior, con un riesgo de fiabilidad mayor, pero esa es nuestra filosofía, aceptar la elección de los equipos teniendo toda la información".

Lo de Francia no habría pasado

El cambio para Renualt llegará después de que Sainz sufriera un fallo en la vieja especificación del MGU-K en las últimas vueltas del GP de Francia del pasado fin de semana. El español llegó a perder hasta 160 caballos y en estas circunstancias fue como un doblado para Kevin Magnussen y Valtteri Bottas, que lo adelantaron fácilmente en plena recta.

El jefe de Renault, Abiteboul, habló de este problema que sufrió el madrileño en el circuito Paul Ricard. "Es una pieza que sabíamos que era frágil, decidimos deliberadamente ampliar su vida porque sabíamos que había una nueva especificación por llegar, con mejor rendimiento, mejor paquete y más fiabilidad. La vamos a tener el próximo fin de semana. ¡Llega dos carreras tarde! Después de decir esto, no está tan mal porque muestra que empujamos al límite y aceptamos los riesgos", explicó.

Alonso deberá penalizar

Una de las complicaciones es que bajo la normativa 2018 los pilotos solo pueden usar dos MGU-K por temporada antes de ser sancionados. De esta forma, Fernando Alonso se encuentra en esta situación y será penalizado si finalmente utiliza el nuevo elemento.

En McLaren están sopesando si les sale rentable esa sanción después de tres carreras para olvidar. La presión de volver a hacer un buen papel es muy grande y salir en el último lugar puede volver a perjudicar de puertas para dentro. Si este propulsor es un gran paso adelante, Austria es un buen sitio para cambiar la unidad de potencia porque es una pista donde el motor es fundamental y donde el rendimiento de los de Woking fue muy pobre en temporadas anteriores.

Red Bull no utilizará esta novedad

Abiteboul reveló que uno de los clientes declinó la opción de esta nueva mejora. Es Red Bull, ya que si lo montaran, tanto Max Verstappen como Daniel Ricciardo deberían penalizar diez puestos en parrilla, algo que no quieren que suceda en la prueba de casa.

En Mercedes, por su parte, estrenaron en Francia su nueva unidad de potencia y a pesar de la victoria incontestable de Lewis Hamilton, los de Brackley no están del todo contentos. El jefe de Mercedes, Toto Wolff, admitió que el problema de motor de Sergio Pérez en Francia les dejó preocupados por sus pilotos y el resto de clientes. Por otro lado, también sintió que Ferrari y Red Bull están más cerca de lo esperado por los datos de velocidad punta marcados en el trazado francés. Veremos si la mejora de Renault da un salto de calidad en los próximos grandes premios y se consigue una mayor igualdad que ya necesita la F1.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios