VETTEL AVISÓ A SU EQUIPO DE LO SUCEDIDO

El absurdo error en línea de meta que pudo provocar una tragedia en el GP de Canadá

Una bandera a cuadros antes de tiempo provocó que el propio Sebastian Vettel diera aviso a su equipo de la situación, teniendo cierto temor a que hubiera una invasión de pista

Foto: El absurdo error en línea de meta que pudo provocar una tragedia en el GP de Canadá. (Reuters)
El absurdo error en línea de meta que pudo provocar una tragedia en el GP de Canadá. (Reuters)

Última curva a izquierdas, Sebastian Vettel comienza a acelerar en su monoplaza en dirección a la línea de meta para afrontar la última vuelta del Gran Premio de Canadá... y se encuentra con algo que no debía de estar ahí: la bandera de cuadros está ondeando, pero el alemán sabe que aún queda una vuelta para acabar la carrera. Un momento de confusión que se quedó en una anécdota, pero que podría haber tenido graves consecuencias (y no solo en carrera).

La modelo Winnie Harlow era la invitada de honor a la prueba canadiense y, por tanto, la encargada de ondear la tradicional bandera a cuadros que determina el final de la carrera. Pero hubo un error: en plena vuelta 69, cuando aún faltaba una para dar por acabada la carrera, la norteamericana la comenzó a mover en la línea de meta, llevando a la más absoluta confusión a los pilotos. Especialmente a Vettel, líder de la carrera, que temió que pudiera pasar lo peor.

De hecho, nada más cruzar la línea de meta en esa vuelta 69, el propio Vettel se comunicaba a través de la radio con su equipo: "Aún queda una vuelta, ¿no?", preguntaba, recibiendo la confirmación positiva desde su muro. Pero el alemán no sentía temor por la posibilidad de perder su posición, por las dudas que pudiera generar en el resultado final o por el hecho de saber en qué momento había acabado la prueba, si no por miedo a que pudiera ocurrir una tragedia.

Así lo explicaba al término de la propia carrera: "Algunos comisarios ya lo festejaban, por lo que pregunté por radio y me confirmaron que aún no había acabado: 'No, no, sigue empujando'. Afortunadamente, tenemos la radio, el contador de vueltas del coche y la pizarra en el muro. Pero mi principal temor era que comenzara a saltar gente al asfalto con sus banderas para celebrarlo. Estaba muy preocupado, porque todos los coches aún íbamos a toda velocidad", confesaba el líder del Mundial.

Afortunadamente, esta situación no tuvo ninguna consecuencia trágica, aunque sí unos ligeros cambios en lo deportivo. Según determina el reglamento de la FIA, en concreto el artículo 43.2, si una bandera a cuadros se muestra antes de que se completen el número de vueltas determinadas, el ganador de la prueba será aquel que haya cruzado la meta una vuelta antes de mostrarle la señal. Así, el GP de Canadá duró solo 68 vueltas y el ganador fue Vettel.

Por fortuna, sin ninguna repercusión

Eso sí, el más 'perjudicado' fue Daniel Ricciardo. El piloto australiano marcó su mejor vuelta rápida en el último giro de la prueba, un registro que no tiene repercusión a nivel clasificatorio, solo a nivel moral y de objetivos dentro del equipo. Anulada la vuelta, también quedó su récord sin contabilizar, pasando a manos de su compañero de equipo, Max Verstappen, quien marcó el giro más rápido en la vuelta 65, con un tiempo de 1:13.864.

Otro de los afectados fue Sergio Pérez, quien había conseguido adelantar a Kevin Magnussen en la última vuelta, pero cuya acción no tuvo valor, acabando en 14ª posición. Y el propio Carlos Sainz se vio afectado después de que Kimi Raikkonen frenar al ver la bandera a cuadros: "Perdí cuatro o cinco segundos porque Kimi lo vio y desaceleró". Por fortuna, no se produjo ningún accidente que pudiera tener consecuencias físicas durante este momento de confusión.

El error de Winnie Harlow, del que se defendió en las redes sociales diciendo que no había sido su culpa y que había recibido órdenes al respecto, no es el primero similar que se produce en la F1. En 2014 pasó algo parecido en el GP de China, cuando un comisario ondeó la bandera antes de tiempo; pero, sin duda, el más aproximado a lo ocurrido este domingo tuvo lugar en Brasil 2002, cuando el mismísimo Pelé hizo que la carrera acabara antes de lo estipulado.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios