Red Bull, el gran favorito

Las 4 claves que hacen del GP Mónaco de F1 la carrera más impredecible del año

Red Bull llega al Gran Premio de Mónaco como principal favorito mientras que Mercedes sufrirá en un circuito en el que Alonso y Sainz sueñan con un gran resultado

Foto: Red Bull tiene una gran oportunidad de sumar su segunda victoria esta temporada. (EFE)
Red Bull tiene una gran oportunidad de sumar su segunda victoria esta temporada. (EFE)

"Es una de esas pistas que tiende a nivelar un poco las posibilidades, es un poco como tirar los dados”. Así define Fernando Alonso al Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, un circuito impredecible. Una carrera de supervivencia donde los errores de los pilotos se pagan caro y podría producirse algún resultado sorprendente.

Los equipos llegan siempre a Mónaco con un nuevo paquete aerodinámico de alta carga y el motor pasa a un segundo plano, el mayor perjuicio para Mercedes. El circuito monegasco premia la tracción, el 'grip' y la carga aerodinámica y es ahí donde Red Bull destaca por encima del resto. El cartel de favorito cambiará de dueño después de la exhibición de los coches plateados en Montmeló. Estas son las claves que le hacen diferente a lo visto hasta ahora:

Red Bull, a priori, debe mandar

Red Bull ha sido el tercer mejor monoplaza en lo que va de año y Mónaco ofrece la mejor oportunidad a los austriacos de conseguir su segunda victoria este campeonato tras la de Ricciardo en China. El mejor dato que defiende esta posibilidad se pudo ver en el Gran Premio de España. El último sector del circuito es todo de carga aerodinámica y el RB14 demostró ser más rápido que el resto en esa parte. Las mejoras que llegaron a Barcelona funcionaron a la perfección y aunque Red Bull todavía no tiene un paquete global que sea capaz de ganar de manera consistente, la carga aerodinámica adicional de la última actualización les ha hecho dar un paso más para acercarse a Mercedes y Ferrari.

Las curvas lentas combinadas con las cortas rectas del circuito hace que las prestaciones del monoplaza de los de Milton Keynes se adapten a la perfección al trazado monegasco. "Nuestra carga aerodinámica general siempre es buena. En las últimas temporadas, Red Bull siempre ha sido más fuerte en Mónaco, así que estoy deseando que llegue el fin de semana", admitió Max Verstappen.

En 2016 el dominio de Ricciardo fue palpable pero las cambiantes condiciones meteorológicas y un segundo pit stop infame acabaron con sus opciones. El australiano entró a boxes y su equipo no tenía las ruedas preparadas. Eso le costó 10 segundos que propiciaron el adelantamiento de Hamilton y finalizar segundo en una carrera que tenía en el bolsillo que le dejó con una seriedad nunca vista en el piloto de la eterna sonrisa. Este fin de semana, todo hace indicar que se podría repetir la misma película que hace dos años. Un Red Bull dominador pero esta vez, con un Mercedes con poca confianza en su monoplaza.

Mercedes no tendría que dar miedo

Toto Wolff todavía tiene en mente el recuerdo del último gran premio en Montecarlo donde ninguno de sus pilotos fue capaz de subir al podio (Bottas 4º y Hamilton 7º). “El año pasado se convirtió en un fin de semana de limitación de daños cuando no fuimos capaces de encontrar la configuración correcta. Fue una lección dolorosa para nosotros y estamos decididos a demostrar que la hemos aprendido este año".

El director ejecutivo de Mercedes tiene claro que sufrirán. Se ven como el tercer mejor equipo este fin de semana. "No nos dirigimos a este fin de semana como favoritos, sino que en esta ocasión lo son Red Bull y Ferrari. Red Bull es fuerte en las curvas de baja velocidad, y en Montecarlo la velocidad en línea recta es menos importante, mientras que Ferrari dominó el año pasado".

Ferrari, el segundo de la fila

Los de Maranello se postulan como la principal amenaza a Red Bull. Su claro bajón de nivel en las últimas carreras, perdiendo Sebastian Vettel el liderato del Mundial y siendo superados con creces por los de Brackley en Montmeló, les obliga a aprovechar este trazado para recortar puntos en una lucha por el título que parece coger, cada día más, el color plateado de Mercedes. La enorme presión de disminuir la diferencia con las flechas plateadas podría traducirse en algún error en carrera. Los equipos de mitad de tabla, como McLaren y Renault, estarán pendientes de aprovechar esos errores de los grandes y soñar (¿por qué no?) con la posibilidad de llegar al podio.

La oportunidad de Alonso y Sainz

Alonso y Carlos Sainz tienen grandes esperanzas puestas este año en este trazado por las prestaciones de sus monoplazas. La gran parte de la carrera se decide en la clasificación del sábado y tanto los de Woking como los de Enstone saben que será clave conseguir el primer puesto por detrás de Red Bull, Ferrari y Mercedes.

McLaren no está, aún, al nivel que el equipo y el piloto español esperaban para esta temporada, pero una carrera como esta iguala las cosas. El asturiano regresa a Mónaco dos años después tras su paso por la Indy con más ganas que nunca. La lucha por sacar un gran resultado para las escuderías que se encuentran en un segundo plano será frenética. "Es una de esas pistas que tiende a equilibrar la zona media", explicó el asturiano.

Hay una gran posibilidad que veamos a McLaren y Renault rueda con rueda en carrera. Sainz se enfrenta a un circuito que se le da especialmente bien y el madrileño espera una carrera atractiva y seguir manteniendo los resultados que le han hecho estar más cómodo al volante del RS18. “Todo se trata de continuar con esta tendencia y seguir haciendo un buen trabajo ya que nuestro objetivo es consolidar la cuarta posición en el Campeonato de Constructores haciendo más puntos en Mónaco". Los resultados en 'la ciudad del lujo' suelen tener sorpresas y este fin de semana veremos si esa sorpresa tiene nacionalidad española.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios