ENTREVISTA CON EL PILOTO DE RED BULL

Ricciardo y sus picotazos a Verstappen: "Los que saben de F1, saben que no fue mi culpa"

El Confidencial habló con Daniel Ricciardo sobre su futuro contrato, el incidente con Verstappen en Bakú, y su extraordinaria capacidad para adelantar a sus rivales

Foto: Daniel Ricciardo en su Red Bull. (Twitter @DanielRicciardo)
Daniel Ricciardo en su Red Bull. (Twitter @DanielRicciardo)

“Desde que tenía 25 años, cada año de mi vida ha cambiado muchísimo”. Daniel Ricciardo charla con El Confidencial durante el GP de España tras un miniciclo similar de tan solo tres semanas, donde su vida pasaba de la gloriosa victoria en el Gran Premio de China a tener que pedir disculpas en la sede de Red Bull a todos sus empleados por el incidente con Max Verstappen en Bakú. Además, en el momento más crítico de su carrera en la Fórmula 1.

Ricciardo es un ejemplar inusual entre la fauna de unos pilotos que se mueven en lo alto de la pirámide ecológica de la competición automovilística. A su permanente sentido del humor y actitud relajada en un mundo de tensión y exigencia se une un extraordinario talento al volante. Ahora vive momentos cruciales porque está negociando su futuro, “el Contrato”, con mayúsculas, como el propio Ricciardo apunta a este periódico, “el que me proporcione un coche ganador del campeonato. Y quiero sentirme también valorado”. El incidente con Verstappen, su singular habilidad para adelantar, el respeto que Alonso siente por el piloto australiano…

"Con otro, hubiera sido un 'adelantamiento Daniel'"

Tras esa sonrisa permanente late una personalidad serena, madura, más profunda de lo que su jovial presencia podría sugerir. Como así también lo confirma su forma de asumir el incidente con Verstappen en Baku. Para empezar, ¿Cómo fue el acto de contricción ante los suyos en Milton Keynes? “Una experiencia interesante. Fue importante volver a la fábrica y hablarles, explicarles que lo sentíamos, decirles que que solo teníamos buenas intenciones, tanto para ellos como para nosotros. El incidente final fue la acumulación de otros durante la carrera, las peleas que teníamos. Si ocurriera otra vez lo gestionaría de forma diferente”.

Escuchándole en la distancia corta, Ricciardo no asume esa responsabilidad compartida con el piloto holandés a pesar de su disciplinada actitud pública. Ni tampoco acepta cómo actuó su compañero en la maniobra. “Esperaba que no lo hubiera hecho (el cambio de dirección), pero creo que yo debería haber esperado que podría haber ocurrido”, explica, a modo de no haber escarmentando de otras. "El problema es que le pensé que le había engañado ( 'dummie' maniobra para engañar al piloto que se adelanta), y me tiré a por el adelantamiento, ya estaba frenando cuando se movió de nuevo, y ya no podía hacer nada. Si hubiera sido cualquier otro, tenía ya la parte interior, y creo que hubiera sido un “adelantamiento de Daniel”, aludía el australiano, dejando implícitamente ver que la maniobra hubiera funcionado con otro piloto que jugara más limpio.

Tampoco parece aceptar el veredicto del equipo y los comisarios de Bakú. “Incluso para la gente que entiende de este deporte, sabe que no fue culpa mía. Sin embargo, escuchas cosas, como que al final se dijera que era culpa de los dos, que fue algo al 50%… No lo creo. Me voy a tomar mi tiempo. Las cosas van crear una foto muy pronto”, dejaba caer de forma enigmática. Resultaba inevitable pensar en ese contrato en el aire, las negociaciones con Red Bull, o el interés de Ferrari y Mercedes. La pregunta venía sola pero para terminar con el tema había que preguntarle por esa singular capacidad para adelantar como pocos en la F1.

"Me gusta pillarles por sorpresa"

Ricciardo se antoja como ese camaleón que lanza su lengua a su presa cuando menos se lo espera, o ese francotirador que dispara con precisión implacable desde la distancia. “Me gusta mucho sorprender, pillarles por sorpresa, hacerles creer que voy a hacer una cosa y luego otra”, explica, “creo que ahora, como llego desde muy lejos, o les hago el dummie, ya no saben lo que voy a hacer. Cuando miran por los retrovisores, no saben si hay sitio por dentro y voy a ir a por ello. No saben si me voy a pasar de frenada y acabo fuera, pero les pillo en la salida, o hacen algo a mitad de camino…”. Y de nuevo, la sombra de Verstappen. “Aunque mis adelantamientos se hagan tarde, creo que los hago con respeto. Todos tenemos que pilotar con respeto. Moverte en la zona de frenada casi siempre va a provocar un accidente. Volvería a hacer lo mismo, esperemos que la gente tenga algo más respeto”.

Escuchando a Ricciardo se entiende mejor esa capacidad para las maniobras imposibles. “Me quedo sorprendido que los otros no lo hagan, que no lo intenten más. En mi opinión, de muchos de los pilotos ‘top’ no podría decirte cuando hicieron un gran adelantamiento, quizás una vez al año, pero no cada fin de semana. Muchas veces creo que no están dispuestos a correr el riesgo, por lo que no tienen la confianza en sí mismos para ello. Para mí es algo bueno, pero es un poco frustrante, porque incluso cuando veo luego las carreras me pregunto: ¿Por qué no lo han intentado ahí? Por ejemplo en Bahrein, con Seb (Vettel) y Bottas...”.

"Este debe ser el contrato perfecto para mí"

En estos momentos el futuro de Ricciardo está en el aire. “Es un momento muy loco de mi vida, casi llegando a los 30 años. Pero el próximo contrato que firme debe ser “el Contrato”. Ahora mismo no puedo decir lo que haré en cinco años. No puedo decir si estaré en F1 cuando tenga 38 años o así. Por eso quiero hacer que este próximo contrato sea perfecto para mí”. Parece que Red Bull tiene sus opciones, pero dependiendo de muchos factores. “No tengo prisa, pero el equipo querrá tenerlo hecho antes del verano. No tengo prisa si el equipo me dice que podemos esperar a octubre, puedo esperar. Pero creo que querrán una respuesta en un momento dado. Esperemos que tenga ya las ideas claras para entonces y pueda darles una respuesta”.

En este sentido, la brillante victoria de Shanghai llegó en el momento adecuado. Pero la alegría duró poco. “Una parte de mí dice que todas las cosas ocurren por una razón. La victoria allí fue un subidón, y te dices “bueno, quizás podemos luchar por el título este año”. Pero luego llega el problema de Baku. Así que necesitas algo de tiempo para ver cómo van a ir las cosas”. Una de ellas, valorar el seguir con alguien tan protegido en Red Bull como Max Verstappen.

“Creo que es pronto, si aún tenemos un coche rápido realmente creo que podríamos tener opciones para el campeonato. Veremos a ver con el tiempo, están ocurriendo muchas cosas en el equipo, con el futuro, el tema de los motores... En cuanto a las negociaciones y la firma del contrato, quiero tener paciencia. Y para el campeonato, si el coche sigue siendo rápido, creo que aún podemos ganarlo”.

"Alonso respeta que soy duro, pero respetuoso"

Una vez firmado “el Contrato” con quien sea, ¿se ve en la Fórmula 1 dentro de diez años con la intensidad que sigue derrochando Alonso, por ejemplo? "Desde que tenía 25 años, cada año de mi vida ha cambiado muchísimo. Para mí, para lo que quiero en la vida... ¿Querré seguir haciendo esto en diez años? No creo, creo que me gustaría hacer algo más. Estar fuera de casa tanto tiempo, lejos de la familia… Es algo que echo de menos. Ya lo he hecho durante diez años, y otros diez años más, probablemente no. Me parece difícil decir ahora que voy a seguir aquí dentro de otros diez”.

“Hay tantas cosas en marcha en la Fórmula 1, en los medios de comunicación, y cómo lo gestionas fuera de la pista puede afectar a tu rendimiento en ella", explica respecto a esa singular personalidad, que también se convierte en un escudo protector y filtro para el caos del mundo de la F1. "Porque soy una personada relajada, ese caos no me afecta y me ayuda para estar en la pista con la mente más clara y cometer menos errores. Ayuda y cuando, por ejemplo, recibo elogios de Fernando, que respeta que soy un piloto duro, pero siempre muy respetuoso. Hemos tenido varias peleas y nunca nos hemos tocado. Él entiende…”. ¿Como en Hockeheim 2014?” le recordamos. “Sí, aquello fue divertido, y creo que allí me gané su respeto, fue una buena sensación”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios