Mercedes: El bofetón de realidad de Mercedes a Ferrari o el nuevo orden en la Fórmula 1
Mercedes se paseó ante un ferrari incapaz

El bofetón de realidad de Mercedes a Ferrari o el 'nuevo' orden en la Fórmula 1

El Gran Premio de España de F1 sirvió para devolver a la realidad a Ferrari. Los italianos llegaban crecidos tras un esperanzador inicio de temporada pero Mercedes dio un golpe en la mesa

Foto: Sebastian Vettel sobre el asfalto de Montmeló. (EFE)
Sebastian Vettel sobre el asfalto de Montmeló. (EFE)

El Gran Premio de España de Fórmula 1 sirvió para devolver a la realidad a Ferrari. El equipo italiano se sentía crecido con un inicio de temporada que les situaba incluso por delante de Mercedes en cuanto a ritmo pero Lewis Hamilton volvió a sacar su martillo para lograr una victoria de las que le gustan al británico, dominando de principio a fin.

Montmeló era la cita marcada en rojo para calibrar las mejoras de todos los monoplazas y sus situaciones reales, y Mercedes dio un golpe sobre la mesa. Hamilton mostró un ritmo imparable y un pilotaje perfecto, un manera de conducir conocida popularmente como el 'Hammer Time' (el momento del martillo). Sebastian Vettel se quedó por tercera vez este año fuera del podio y el Ferrari no se comportó como en anteriores carreras. El alemán fue incapaz de seguir a Hamilton al principio de carrera y ni siquiera de presionar al Red Bull de Max Verstappen en las últimas vueltas, cuando un error de estrategia le situó fuera del podio teniendo la segunda posición amarrada en la primera parte de la carrera.

Las culpas a otros

El principal déficit de los de Maranello fue el ritmo en carrera. Ni siquiera con un juego de neumáticos nuevos pudieron luchar con Verstappen, quien había perdido parte de su alerón delantero por un toque con Lance Stroll que le hacía, según el holandés, “tener un poco más de subviraje en las curvas de alta velocidad”. Tampoco sus nuevos y revolucionarios retrovisores parecen haber servido.

En Ferrari han querido cargar las culpas de lo sucedido a los neumáticos de Pirelli. "El balance del coche no era bueno, sufrimos mucho con los neumáticos delanteros. Puede que los cambios nos hayan afectado, peor que para los demás. Estaré contento de volver a ruedas “normales” en Mónaco, hemos sufrido más que los demás", aseguró el piloto alemán. Los italianos destacaron ese punto frente al dominio de Mercedes, uno de los equipos que más habían sufrido los Pirelli y que sí supieron adaptarse a este cambio.

El amago que se 'comió' Ferrari

La carrera perfecta de Mercedes la completó Valtteri Bottas con su segundo puesto gracias a una estrategia sólida. Algo que no se puede decir de Ferrari. La primera parada de Vettel ya fue mala de por sí, cayendo justo detrás de Kevin Magnussen, lo que supuso un ritmo más lento de lo normal. Cuando todo hacía indicar que iba a haber una lucha entre el alemán y Bottas por la segunda plaza en pista, los de Maranello -durante el 'Virtual Safety Car' por el abandono de Esteban Ocon- se comieron entero el amago de Mercedes en boxes. La escudería alemana amenazó con la entrada de Bottas para intentar un 'undercut' y... el pez picó el anzuelo.

Tras este fallo, ninguno de sus rivales directos hizo una segunda parada, perdiendo las opciones de plantarles batalla. A partir de ahí, Bottas comenzó a marcar vueltas rápidas y mostró que el ritmo del Mercedes no solo era cosa de Hamilton. Si fueran pocos los males de esa segunda parada, un error en el cambio de ruedas hacía perder al alemán casi seis segundos en su detención, lo que provocaba que Verstappen también se colara por delante del alemán.

Paradas en boxes decisivas para Vettel

En el Gran Premio de Australia, un 'virtual safety car' cambió los papeles de la clasificación y Ferrari 'robó' la cartera a las flechas plateadas en su parada para asegurar la victoria de Vettel. En Bahréin, sucedió algo similar a lo de España. Los germanos trataron de 'engañar' a los italianos sacando a sus mecánicos fuera en la vuelta 19 como si fuera a pasar por allí Bottas, Ferrari picó y metió a Vettel. El finés aguantó más en pista y, en un momento, parecía que los dos coches rojos deberían hacer una parada más pero no fue así y el alemán consiguió aguantar el primer puesto.

En China la victoria se le escapó en pista, pues un Bottas perfecto le rebasó tras la parada en boxes. Un toque de los dos Toro Rosso más adelante impulsó un safety car que favoreció a los Red Bull, que iban a dos paradas, entraron a su segunda detención y con un gran ritmo, Ricciardo fue adelantando a todos y se llevó la victoria.

Por último, en Azerbaiyán el golpe entre los dos Red Bull se produjo cuando Vettel y Hamilton ya habían entrado en boxes a cambiar de gomas. Por su parte, Bottas, al volante del otro Mercedes, apuró su cambio rodando en la primera posición. El finlandés fue el que más se benefició del accidente. El ansia del alemán por ganar le jugó una mala pasada al atacar al finés y perdió el podio final. Las paradas están siendo más claves que nunca este año y la buena estrategia servirá para ganar valiosos puntos en la lucha por el campeonato.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios