Fórmula 1: El primer aviso de Fernando Alonso a McLaren... ¿Y si dijera adiós en 2018?
¿está flavio Briatore sondeando el mercado?

El primer aviso de Fernando Alonso a McLaren... ¿Y si dijera adiós en 2018?

Fernando Alonso volvió a cruzar la línea de meta en séptimo lugar con su McLaren. En el GP de Azerbaiyán lidió con situaciones tan atípicas como pilotar con dos ruedas por pinchazos

Foto: Fernando Alonso en el GP de Azerbaiyán. (EFE)
Fernando Alonso en el GP de Azerbaiyán. (EFE)

“En Barcelona veremos un avance enorme. Nos miraremos unos a otros a los ojos en un par de meses cuando estemos en los puntos o en el podio, y nos diremos que fue un viaje emocionante, y que lo hemos hecho juntos. La historia del equipo para salir del agujero inspira confianza para el futuro”. Textualmente, así hablaba Fernando Alonso a estas mismas alturas de… 2015. El resto de la historia ya es conocida. Justo tres años después, aquellas palabras podrían ser perfectamente extrapolables a la temporada actual. ¿Alonso sexto en el campeonato y McLaren cuarto tras cuatro carreras del campeonato? ¿Desde el 13º de parrilla en el GP de Azerbaiyán?

“El séptimo es un resultado increíble, probablemente una de las mejores carreras que hecho”. Con un coche en dos ruedas y el fondo plano roto al entrar en boxes, McLaren pasó por la cuarta sesión de maquillaje esta temporada. Como San Pablo, el equipo británico ha reconocido definitivamente su caída del caballo, confirmada por la destitución de Tim Goss justo antes de Baku y la reorganización interna que se anuncia. ¿Reaccionará el equipo británico en 2018? ¿Viajó Flavio Briatore a Bakú simplemente para hacerse una foto con Alonso y las gorras de Kimoa?

Bajar al barro con el pico y la pala

“Sabe cómo superar los problemas, cómo hacer crecer su fin de semana hacia esos momentos críticos. Es una de sus fortalezas, cualesquiera que sean las condiciones y las circunstancias siempre rinde el 99%, y eso para mí está siendo algo muy importante de lo que aprender", explicaba Stoffel Vandoorne antes del Gran Premio de Azerbaiyán sobre el perfil como piloto de Alonso. La carrera de Bakú le daba otra leccion al belga, que fue buen alumno al también entrar en los puntos.

Porque el español se tiró al barro en una carrera de pico y pala desde la última posición tras el incidente inicial con Sirotkin y Hulkenberg. “Otro séptimo hoy, ha sido por resistencia, por pundonor. Otro piloto hubiera aparcado el coche y no hubiera ido a boxes, nosotros no. Probablemente fue la mejor carrera de mi vida". Solo quien está en el habitáculo están en condiciones de apreciar semejante afirmación. Agradecimiento incluído para Verstappen y sus zig zags

Sobre todo, tras la dolorosa confirmación del sábado. Otro martillazo más en el clavo del MCL33. Ya lo remachó el propio Alonso: "No tenemos evoluciones, el coche es igual que el de Barcelona, es normal que vayamos hacia atrás”. La diferencia para no entrar en el Q3 en Bakú fue la mayor hasta el momento. Medio segundo este pasado fin de semana por las dos décimas de media en las tres carreras anteriores. Pero, por encima de todo, flota la duda sobre la capacidad de reacción en McLaren para el resto de la temporada. A comenzar en el Gran Premio de España, nos dicen. Aunque con resquemores ahora ante el gatillazo inicial de 2018.

El espejo de Red Bull en 2017

“Hay una nueva dirección a partir de Barcelona, pero no se puede esperar dar el salto sobre todos”, explicaba Eric Boullier este fin de semana, “creo que el 95% del paddock traer nuevos paquetes aerodinámicos a Barcelona, así que la diferencia será igual, o quizás recuperemos un poco, o quizás perdamos algo de terreno. Depende de nosotros que nuestra evolución función y esté a la altura de las expectativas y que el resto no lo haga igual”. Que cada uno lea entre líneas como desee.

Por tanto, McLaren afronta unos meses críticos. En esta línea, vale la pena recordar la situación de Red Bull a estas mismas alturas de 2017. La diferencia media frente a Ferrari y Mercedes los sábados rondaba los 1.6 segundos en las cuatro primeras carreras. Sus esperanzas también estaban puestas en el Gran Premio de España y las evoluciones del RB13. “Adrian se puso las pilas desde el segundo test de pretemporada, como si le hubiera hecho una raya al coche original. Nunca le he visto tan concentrado. Solo sé lo mucho (dinero) que va a costar”, señalaba Christian Horner antes de llegar a Europa. Al comprobar los errores con el túnel de viento en el RB13, Newey se empleó a fondo. En Montmeló llegó la primera fase del ‘repintado’ monoplaza austríaco. Max Verstappen se clasificó a seis décimas de la pole. En 2018, Red Bull ganó tres carreras con un motor Renault a sus espaldas.

¿Podría McLaren emular esta temporada a ese Red Bull de tantos reflejos en 2017? Ahí tenemos al Force India de Bakú, por ejemplo. A pesar de las dudas que el equipo británico genera sobre su potencial técnico y hasta financiero, todavía cabe dejar la puerta abierta a esa necesaria reacción. Como la de 2011 por ejemplo, cuando McLaren respondía a Red Bull con aquel MP4-26 y su complejo famoso 'octopus system', sistema de escapes que provocó verdaderas pesadillas en la pretemporada. Sin embargo, justo antes de viajar al Gran Premio de Australia, Martin Withmarsh tomó la radical decisión de eliminar el sistema de un plumazo para incorporar uno convencional cuyo desarrollo posterior supuso la victoria en cinco carreras de aquella temporada.

¿Y si fuera el último año de Alonso en F1?

Hoy, ya sin la piedra japonesa bajo la que esconderse, McLaren debe retomar aquella “historia del equipo para salir del agujero que inspira confianza”, como recordaba el propio Alonso en 2015. Porque ¿qué futuro le espera a Brown y compañía si fracasan en ofrecer garantías de solvencia técnica a su principal activo? Por ello, la presencia de Flavio Briatore en Bakú no se antoja casual en la actual coyuntura, y sí insinúa varias lecturas. La primera, una inconfundible manera de presionar al equipo y un sonoro primer aviso a McLaren de que podría perder en 2018 a Alonso. El piloto español no debe tener el cuerpo para más paciencias.

Mientras en McLaren entonan el 'mea culpa' con sus cambios internos, Briatore también habrá sondeado el mercado para Alonso. Complicada tarea para culminarla con éxito, porque parece remoto que el español recale en Mercedes y mucho menos en Ferrari. Además, con el programa del WEC, Le Mans y Toyota hasta junio de 2018 en la cartera. Pero, ¿Y si Ferrari atrapara a Ricciardo? ¿O Hamilton perdiera fuelle como en este comienzo de temporada, e incluso decidiera retirarse, por poner un ejemplo?

De no llegar la necesaria reacción de McLaren, cabría no descartar la hipótesis de una posible retirada de Alonso de la Fórmula 1. A no ser que Briatore se saque un brillante conejo de su chistera. O el equipo británico de la suya, empezando desde el próximo Gran Premio de España. Como Red Bull en 2017.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios