LAS FLECHAS PLATEADAS no encuentraN su ritmo

"Se han equivocado". ¿Dónde está el Mercedes que tanto pánico causaba?

Mercedes se postulaba como alguien invencible en pretemporada pero, tras tres carreras del Mundial de Fórmula 1 disputadas, la realidad es otra. Todavía no conoce la victoria

Foto: ¿Volverá Mercedes a la senda de la victoria en el próximo Gran Premio? (EFE)
¿Volverá Mercedes a la senda de la victoria en el próximo Gran Premio? (EFE)

Hace un mes, muy pocas personas habrían apostado a que Mercedes no ganaría ninguna de las tres primeras carreras de la temporada de Fórmula 1. Parece que este año su quinto mundial consecutivo de Constructores parece tener rivales en Ferrari y Red Bull. En pretemporada todo era miedo y pánico. Pero desde el arranque de la era híbrida en 2014 nunca había afrontado tres carreras consecutivas sin ganar.

"Mercedes está jugando con todo el mundo. Pueden jugar con sus modos de potencia para manejar la diferencia que tienen, pero, aparentemente, esta vez se han equivocado y están demasiado lejos". Helmut Marko mostraba el temor en pretemporada de un nuevo campeonato dominado por los alemanes pero de momento, y por diferentes factores, la ventaja no era la esperada. Y queda por comprobar si existe con Ferrari en 2018.

La 'Diva' vuelve a hacer acto de presencia

El Mercedes ‘diva’ de 2018 podría repetir su caprichoso comportamiento, si la carrera de Shanghai aporta algún precedente. El rendimiento con los neumáticos más blando podría ser uno de sus problemas, en un monoplaza de filosofía aerodinámica diferente al de sus rivales. Y aún quedan por llegar los circuitos más lentos del calendario. ​"Quién sabe lo que la temporada tiene. Si seguimos así, va a ser difícil ganar. Si hay una oportunidad y conseguimos terminar en la cima, significará aún más porque es una temporada aún más difícil que antes", comentaba Hamilton tras la cita china. El británico aún no ha ganado una carrera esta temporada y se encuentra al actual líder del campeonato, Sebastian Vettel, a 9 puntos.

Durante los primeros tres años de su dominio, bastaba con asegurarse de que Lewis Hamilton y Nico Rosberg no se quitaran puntos a base de eliminarse mutuamente en la pista. Con la llegada de Bottas el británico encontraba un buen escudero, pero el finlandés ya le ha batido en las dos últimas sesiones de entrenamientos, y pudo haber ganado en China de no haber mediado el coche de seguridad.

Hamilton contra las cuerdas

Un error de cálculo en un Virtual Safety Car le costó a Hamilton lo que pareció una clara victoria en la apertura de la temporada en Australia. En Bahréin, el británico tuvo que recuperarse del noveno puesto en la parrilla después de penalizar cinco posiciones por cambiar su caja de cambios. En Shanghái ya no habría ninguna excusa, el Mercedes no tenía el ritmo esperado. "El Gran Premio de China fue un desastre por mi parte. Rodaba en tierra de nadie, no lograba tener ritmo pese a que daba todo lo que tenía, así que debo corregirlo o se irán más puntos”, reconocía Lewis al finalizar la carrera.

La estabilidad mental no es la mayor virtud de Hamilton. Desde sus inicios en McLaren sufría para mantener la concentración en momentos clave de la temporada pero todo se achacaba a la falta de madurez del piloto. Ahora con cuatro mundiales a la espalda, la confianza del británico se debilita. El propio Rosberg, que conoce bien al que fuera su compañero, lo reconocía de esta forma en 'Movistar F1'. “Hamilton es así, tiene carreras en las que es imposible ganarle y otras en las que desaparece”.

Más presión que nunca

Si las dudas en el rendimiento del Mercedes no se disipan y llega otra derrota en el próximo GP de Azerbaiyán, saltarían las alarmas. Por su parte, Toto Wolff reflexionaba sobre el balance de estas tres primeras pruebas. "No esperábamos este inicio de temporada. Las carreras se decidieron, como se pudo, ver por un escaso margen, lo que probablemente lo haga aún más frustrante para nosotros". Pero no se trataba solo del rendimiento del W09. Mercedes cometió también errores operativos en Albert Park con los cálculos sobre la ventaja de Hamilton, y al no aplicar al alemán la presión suficiente para debilitar su final de carrera en Bahrein. O por no llamar a boxes a Hamilton en China al salir el coche de seguridad.

El equipo alemán afronta una situacion todavía provisional como para sacar conclusiones tan prematuramente. Tanto en Albert Park como en Shanghai (con Bottas) pudieron lograr el triunfo de no ser por el factor aleatorio del coche de seguridad. Pero si en Bakú se repite la historia...

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios