Fórmula 1: McLaren y 2018: Eric, ¿hay algo más que necesites?. No, tengo todo lo que quería. Noticias de Fórmula 1
"el deseo de ganar se sale de la gráfica"

McLaren y 2018: "Eric, ¿hay algo más que necesites?". "No, tengo todo lo que quería"

Zak Brown considera que la respuesta ante la dura experiencia de 2017 ha fortalecido la motivación ganadora del grupo humano de McLaren, 'hambriento' por volver al triunfo

Foto: Alonso y Vandoorne, en el GP de Brasil. (Reuters)
Alonso y Vandoorne, en el GP de Brasil. (Reuters)

“Eric está contento con todo lo que tiene. Le pregunté el otro día. ¿Hay algo más que puedas necesitar? “No”, me contestó, “tengo todo lo que necesito”. Así que todo el mundo está entusiasmado y las expectativas están creciendo. Ojalá el Gran Premio de Australia fuera mañana”. Zak Brown confirma el optimismo que reina en McLaren, fundamentado especialmente en la difícil experiencia vivida en 2017 por su grupo humano.

Si acompañara el rendimiento técnico del nuevo proyecto con Renault, Brown considera que las dificultades de la pasada temporada y la respuesta del equipo han forjado la base para un gran salto cualitativo. “La energía y el entusiasmo están en lo más alto de estos últimos cinco años. La moral es fantástica, la gente está trabajando muy duro. Llega una nueva decoración del coche, tenemos un nuevo garaje (en boxes), tenemos un nuevo motor que llega ahora, a los dos pilotos que queríamos… Todo el mundo está trabajando muy bien”.

Un mensaje diferente al de 2017

Como buen vendedor que es, Brown necesita situar a McLaren ante un contexto más positivo. Jonathan Neale, responsable del grupo, reconocía recientemente que el equipo de Fórmula 1 no había cumplido con los resultados financieros previstos en la división, de aquí el obligado borrón y cuenta nueva con Honda. De momento, queda comprobar en el asfalto el resultado técnico y deportivo de ese nuevo matrimonio. Mientras tanto, la misión de Brown es revertir tal situación para enderezar un duro panorama comercial. Pero cabe destacar por su parte un mensaje para 2018 diferente al del pasado año por estas fechas, cuando sorprendió ya antes de comenzar la pretemporada avisando de que no habría victoria alguna para el equipo. Ni siquiera podios.

En cada gran premio el equipo acudía esperando lo peor. “¿Cómo de malo va a ser este fin de semana? ¿Cuántas penalizaciones vamos a recibir?”, cuenta Brown para definir el espíritu de McLaren en 2017. “La moral siempre era buena, pero no había nada por lo que entusiasmarse, así que los niveles de entusiasmo eran bajos porque la situación era 'tenemos que correr otra vez este fin de semana y sabemos cuáles van a ser los resultados. El equipo estaba más frustrado que desmoralizado. Pero nunca se rindieron".

Zak Brown. (AFP)
Zak Brown. (AFP)

Para Brown, el trabajo sobre el MCL31 fue la piedra de toque para comprobar la respuesta del equipo ante semejante panorama. "La cantidad de desarrollo que se hizo (en el monoplaza)… El coche fue cada vez más rápido durante la temporada, y fue más el chasis que cualquier otra cosa”, explica Brown. “El motor mejoró también, pero competíamos como si lucháramos por el campeonato del mundo. Este era el espíritu, y nunca nos rendimos. El deseo de volver a ganar se sale de la gráfica”, apunta el americano. “Ha hecho que todo el mundo tenga aún más hambre de ganar, y creo que esta es una buena posición para la organización. Un McLaren verdaderamente hambriento es algo bueno”.

Ni en la misma Coca-Cola

Tras esa dura experiencia que ha puesto a prueba las costuras de motivación de la organización, Brown ha comprobado que la dinámica de un equipo de Fórmula 1 ofrece rasgos diferenciadores frente a otras grandes empresas. “Lo increíble de este lugar (McLaren) es que, cuando cruzas su vestíbulo, hay un equipo que ha ganado veinte campeonatos, y todo el mundo está orgulloso de ello. Nunca he estado en un sitio donde para tanta gente su vida sea McLaren, o quieran trabajar en McLaren durante toda su vida”.

Y como espejo, elige a una emblemática multinacional. “No estoy seguro que muchas compañías disfruten de semejante nivel de entusiasmo por parte de sus trabajadores. Por ejemplo, cojamos una compañía X de la lista de Fortune 500. No irías a Coca-Cola y alguien diría: 'He querido trabajar en Coca-Cola para toda la vida'. Con el debido respeto para Coca-Cola, pero McLaren es así y Ferrari también sería algo así: una gran pasión”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios