Razón contra corazón: ¿Hubiera ganado Alonso a Hamilton con el Ferrari de Vettel?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
comparando la ópera prima de ambos en ferrari

Razón contra corazón: ¿Hubiera ganado Alonso a Hamilton con el Ferrari de Vettel?

Fernando Alonso en 2012 y Sebastian Vettel en 2017 estuvieron luchando por el título en un Ferrari, siendo eventualmente batidos por sus rivales. Pero sus caminos se parecen poco...

placeholder Foto: Alonso vivió en 2012 su temporada más cerca del título con Ferrari. Quien le denegó el éxito fue Vettel, hoy en día en Maranello. (EFE)
Alonso vivió en 2012 su temporada más cerca del título con Ferrari. Quien le denegó el éxito fue Vettel, hoy en día en Maranello. (EFE)

¡Las vueltas que da la vida! Fernando Alonso sufrió en 2012 una dolorosa derrota a manos de Sebastian Vettel cuando el primero peleaba por Ferrari en la Fórmula 1. Ahora, el alemán está en Maranello y es batido por Lewis Hamilton... piloto que hace cinco años veía como los problemas técnicos de su McLaren-Mercedes le dejaban sin posibilidades de luchar.

Flavio Briatore es un hombre que lleva prácticamente 30 años en la Fórmula 1. Según el italiano, el problema de Ferrari estuvo en los pilotos: "Este año Hamilton estuvo más motivado en la pista que en la discoteca. Ferrari tuvo la oportunidad de dar un golpe al sistema de Mercedes, pero no tuvo éxito. La culpa es de los pilotos, ¿de quién más iba a ser? Se salieron solos en Singapur, no hay que echarle la culpa a Verstappen. Deberían haberlo pensado mejor. Podrían intentar adelantarlo después y, en el peor de los casos, contentarse con un segundo lugar. Sumar cero puntos es un problema y también lo es para la moral del equipo", concluyó.

Aún así, no hay que olvidar que Briatore a día de hoy está detrás de Alonso y en este mundillo, nadie da puntada sin hilo. Las palabras del polémico personaje pretenden defender el valor de su piloto, implicando que Vettel y Raikkonen no están a la altura y que Alonso sí lo habría estado. No hay duda que el asturiano habría luchado por el título este año en caso de tener una máquina como la de Vettel. Pero, incluso aunque en algunas carreras hubiera sacado más rédito, ¿habría logrado lo que Vettel en algunos de los días más difíciles de este 2017? Alonso ya estuvo en una situación parecida, en 2012 y lamentablemente para él, salió mal.

placeholder Sebastian Vettel ganó en Brasil su quinta carrera del año. (Reuters)
Sebastian Vettel ganó en Brasil su quinta carrera del año. (Reuters)

2012 y 2017, tan parecidos y tan distintos

Las temporadas de 2012 y 2017 están repletas de algunas semejanzas y situaciones completamente distintas. A primera vista, las cinco victorias de Vettel aquel año por las tres de Alonso hacen pensar que el alemán estuvo más cerca de ganar que el español. El hecho de que el certamen de 2017 fuera menos caótico y el Ferrari un monoplaza con una presencia más regular en cabeza parecería confirmar el hecho... pero ahí está el error. Aunque Vettel este año y Alonso en 2012 se parecen, la variabilidad de 2012 jugó en favor del asturiano. Cuando más caos en una temporada, más puede brillar un piloto por encima de su máquina.

En 2012 hubo siete ganadores de cinco equipos distintos en las primeras siete carreras del año y ocho en toda la temporada, una lucha que no se resolvió hasta la última cita del año. ¿Cómo olvidar las actuaciones de Sergio Pérez y Kamui Kobayashi con los Sauber o la casi legendaria victoria de Pastor Maldonado con el Williams? En circunstancias así, donde el rendimiento de los coches se volvía impredecible de una carrera para otra, la importancia del piloto tomaba una dimensión especial. Alonso logró así mantenerse a flote con un coche que en la pretemporada había desesperado a un Massa que se encontraba perdido.

Foto: Sebastian Vettel y Lewis Hamilton en el GP de Japón. (EFE)

El F2012 no era el más rápido pero sí era fiable, menos crítico que los monoplazas de sus rivales. Mientras Vettel y Hamilton tenían que pelearse con su coche para sacarle el máximo rendimiento, Alonso aprovechaba el caos y las roturas ajenas para ir sumando puntos y lucirse donde su coche se lo permitía. Así llegaron las victorias en Malasia, Valencia y Alemania. Más épicas, quizás, que las de Vettel en 2017. Aunque el alemán ha debido enfrentarse este año a un conjunto más formidable como es Mercedes. Mientras en 2012 Red Bull empezó con un coche que no estaba a la altura por el cambio de reglamentación invernal, en 2017, Mercedes ha estado todo el año arriba.Tanto Alonso como Vettel realizaron grandes actuaciones. Alonso sacó mejor provecho a un F2012 que monoplaza era inferior respecto a sus rivales que el SF70H.

El alemán se enfrentará en 2018 a lo que Alonso vivió en 2013, un tercer año con una dolorosa derrota. La próxima temporada es una verdadera prueba de fuego para el piloto y la Scuderia. Si no logran volver, quizás haya que empezar a mirar hacia otro lado.

Fórmula 1 Sebastian Vettel Fernando Alonso Flavio Briatore Ferrari
El redactor recomienda