EL FABRICANTE FRANCÉS ESPERA PROGRESAR EN 2018

El 'botón mágico' de Renault, la clave de McLaren y Red Bull para cazar a Mercedes

El mapa de motor especial de Mercedes para el Q3 se ha convertido en un factor clave para lograr la pole, lo que a su vez otorga ventajas estratégicas cruciales en carrera

Foto: El McLaren de Vandoorne siendo perseguido por el Toro Rosso de Carlos Sainz. (Imago)
El McLaren de Vandoorne siendo perseguido por el Toro Rosso de Carlos Sainz. (Imago)

Q2 del Gran Premio de Canadá. Tanto Daniel Ricciardo como Max Verstappen estaban entre dos y tres décimas del Mercedes de Lewis Hamilton. Sin embargo, al terminar el Q3, el británico les sacó entre 0.9 décimas y un segundo a los pilotos de Red Bull. “Estábamos todos igualados, incluso los líderes, pero cuando llega el Q3 suben la potencia, tienen algo especial”, apuntaría el australiano después. La tónica de tantas sesiones clasificatorias estos años, también en 2017. El famoso ‘botón mágico’ de Mercedes…

El mapa motor extra del motor alemán es uno en uno de los elementos diferenciales y decisivos de la Fórmula 1 actual, porque indirectamente garantiza un alto porcentaje de victoria. Un factor vital que será imprescindible para McLaren y Red Bull si quieren batir a Mercedes por los títulos la próxima temporada. "No tenemos esa especie de modo mágico de clasificación, pero estamos trabajando intensamente en ello", ha reconocido Cyril Abiteboul, el responsable de Renault, "el rendimiento del motor mejorará sensiblemente el próximo año y no solo para los entrenamientos, sino también para la carrera, lo que me hace pensar que el motor será extremadamente competitivo". ¿Llegará ese 'boton mágico' de Renault el próximo año?

Doce a cuatro, y se nota

La ventaja de la posición en pista resulta crucial en la Fórmula 1 actual. Por la extrema complejidad para adelantar y por la ventaja estratégica que supone rodar con aire limpio, que ayuda para la capacidad de maniobra en las paradas. La eficacia aerodinámica y el funcionamiento del chasis según el circuito, cómo explotar cada compuesto de neumáticos, la eficacia del motor en carrera y la operativa del equipo en boxes son factores cruciales de rendimiento. Pero en condiciones de igualdad, la posición de salida en los compases iniciales de la carrera ayuda decisivamente a decantar la balanza.

“Ya se vio en los entrenamientos con Max, que era segundo en el Q1 y Q2, pero en el último bloque necesitamos esa potencia extra para alcanzar a nuestros rivales”, lamentaba también en Christian Horner en Hungría, donde tan competitivo fue Red Bull, aunque con un paisaje similar al de Canadá. Los últimos grandes premios han confirmado el ritmo similar en carrera de Mercedes, Ferrari y Red Bull. Pero lograr la pole marca las diferencias, como confirma la evolución de la presente temporada.

El SF70H es un monoplaza versátil en todo tipo de trazados frente al W08, a su vez extremadamente competitivo salvo algunos circuitos y condiciones atmosféricas concretas. Pero Hamilton ha logrado diez poles de las cuales siete se han convertido en victorias. Perdía la de Australia tras la parada en boxes, Baku (por el reposacabezas) y Malasia (uno de los peores circuitos de la temporada para Mercedes, donde aún así terminaba segundo).

Por el contrario, Sebastian Vettel ha logrado solo tres poles pero perdía esa ventaja en Singapur (accidente en la salida) y en la arrancada de Sochi frente a Bottas. De sus cuatro triunfos, el de Mónaco era heredado del otro Ferrari (Raikkonen salía primero) y ganaba en Bahrein cuando otro Mercedes (Bottas) también había logrado la pole. En total, Mercedes ha sumado doce poles y diez victorias. Ferrari, cuatro y cuatro. 145 puntos les separan en la clasificación.

"Sin los mapas de nuestros rivales"

Tanto McLaren como Red Bull presumen de contar con chasis extremadamente competitivos. "El problema de los entrenamientos es que no tenemos los mapas de alta potencia de nuestros rivales. Estoy seguro que la diferencia está en cerca medio segundo, en Malasia vimos no había una sola curva en la que fuéramos más lentos que nuestros rivales", señalaba Christian Horner al respecto. En McLaren ni siquiera hay opciones. Pero Hungaroring, por ejemplo, las telemetrías del MCL32 de Alonso en entrenamientos se solapaban a las de Hamilton en las zonas sinuosas, para abrirse espectacularmente al llegar a la recta. Si ambos equipos quieren echar el guante a Mercedes y Ferrari, necesitarán imperativamente ese 'botón mágico' en 2018. Renault es consciente, y trabaja en ello.

Estos días, Cyril Abiteboul reconocía “que es bastante visible que en carrera hemos dado un paso adelante reduciendo la diferencia (frente a Mercedes y Ferrari), todavía es de dos o tres décimas, dependiendo de la pista, pero es una diferencia que el mejor chasis puede manejar”, explicaba en Motorsport.com en referencia a Red Bull, algo que podría extenderse a McLaren en 2018. "Pero no es igual los sábados, lograr ese medio segundo de diferencia” exige una filosofía opuesta a su praxis técnica, la de “lograr rendimiento en detrimento de la fiabilidad”, en referencia a ese mapa especial de Mercedes para el Q3.

Abiteboul reconoce que sus técnicos ya cuentan en el dinamómetro “con un gran rendimiento, una potencia que también estará disponible los domingos. Pero ahora, estamos condicionados para ver si podemos crear esa potencia en detrimento de la fiabilidad, que es lo que necesitamos para alcanzar (a Mercedes) el sábado”. En definitiva, se trata de ver cómo conseguir ese ‘botón mágico’ que marca diferencias. El gran sueño de Red Bull y McLaren para 2018. ¿Lo conseguirá finalmente Renault?

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios