Vettel y Hamilton se alternan el trono bajo la lluvia; Alonso 12º y fuerte accidente de Sainz
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
GP DE JAPÓN - LIBRES 2

Vettel y Hamilton se alternan el trono bajo la lluvia; Alonso 12º y fuerte accidente de Sainz

Suzuka amanecía con una estampa nostálgica del 2014 y la muerte de Bianchi. Vettel lideró la primera sesión y Hamilton la segunda bajo un diluvio. Para Alonso, lo mejor que podía ocurrir hoy

Hay quien dice que la vida es un continuo vaivén, como una montaña rusa con sus subidas y bajadas. El ser humano, por naturaleza, va sorteando obstáculos en busca de su propia supervivencia. Y en la mayoría de casos triunfa. Es paradójico, pero en la Fórmula 1 ocurre exactamente lo mismo. Y no hay mejor sitio que las primeras curvas de Suzuka para entender la metáfora. Porque fue ahí donde pasaba Jules Bianchi en la carrera de 2014 como cualquier otro piloto. Sorteando obstáculos, girando de izquierda a derecha en sus estrechísimas enlazadas. Lo de siempre. La vida...

Han pasado ya tres años, pero esta mañana volvía a llover a esa zona del circuito. Por la tarde, en los Libres 2, lo hizo de forma torrencial. Igual que cuando aquella pesadilla hecha realidad se llevó por delante a Bianchi. Y por ahí pasaba Hamilton. Le seguía Alonso. Y Vettel, Raikkonen, Sainz, Ricciardo, Verstappen... Son unas curvas en pendiente que inducen a un punto muerto. Los coches siguen subiendo hasta que desaparecen de la vista, como si se escondieran entre una montaña. Sólo les delata el (poco) ruido de estos motores. Pero algo más de un minuto después, vuelven a aparecer todos. Los 20. De lado a lado, izquierda a derecha, sorteando obstáculos. Igual que la vida misma. En 2014 todos siguieron pasando, corriendo, viviendo, sintiendo. Menos uno. Aquel día, Suzuka y esas enlazadas le convirtieron para la eternidad en algo más que un circuito de carreras...

Vettel y Hamilton se alternan el liderato

Pero la vida sigue. O aparenta seguir igual, porque este feroz deporte que siempre tiende a rechazar las emociones aún guarda el recuerdo de Bianchi. Al final, la actividad en la Fórmula 1 es un continuo día de la marmota. Porque si Hamilton pasaba por ahí como un avión, Vettel no podía quedarse atrás. Ni las matemáticas ni la presión sobre Ferrari se lo permiten. Y 'Seb', quizá inspirado por la memoria de un piloto con el que pudo acabar compartiendo equipo, empezó a apretar como nadie. Se acabó llevando el mejor tiempo en los Libres 1, pero con Hamilton segundo, pegado a su estela. La vida del 2017.

Foto: Fernando Alonso este jueves en el Circuito de Suzuka, que este fin de semana acoge el Gran Premio de Japón de F1. (Reuters)

Faltó por ver una comparación más real entre ambos en los Libres 2, pero el chaparrón lo frustró todo. Hasta las 14:45 hora local, a mitad de sesión, la FIA no dió permiso para arrancar la sesión. Con el semáforo en verde, varios pilotos salieron a probar un asfalto casi impracticable. Hamilton fue el más rápido delante de los dos pilotos de Force India y los dos de Williams. El resto ni siquiera marcó una vuelta rápida. Las condiciones, de nuevo, recordaban a las que provocó aquel tifón maldito en 2014. Las conclusiones (pocas) sólo se extraen hoy de los Libres 1. Para McLaren y Alonso, como un regalo de navidad anticipado...

Sí, porque los Libres 1 dejaron sensaciones relativamente buenas para McLaren. En seco, Stoffel Vandoorne fue 10º y Fernando Alonso 12º, en una fotocopia parecida a la de Malasia, donde el belga superó al bicampeón de principio a fin. Pero la gran baza de Alonso está en que haya sido un día truncado por la lluvia. Ya lo avisaba este jueves. “Todo lo que sea lluvia en los libres nos viene bien. Así impedimos que el resto vaya mejorando. Lo ideal sería ir de ahí directo a la clasificación y que fuera en seco. Estaría en Top 6-7. Cuantas menos vueltas el viernes y el sábado, mejor". Si luego reconocía su deseo de hacer un buen papel en honor a Honda y Japón, el tiempo venía a darle una alegría. Justo ese mismo que le arrebató a su amigo Bianchi...

En realidad sí que hubo un piloto que pasó por aquellas enlazadas y no volvió a aparecer. Fue Carlos Sainz, víctima de un fuerte accidente en los Libres 1 que dejó su coche destrozado. Sumado a los 20 puestos de sanción por usar un nuevo motor, el fin de semana se perfila complicado. Pero Sainz volvió a su box sano y salvo. Y volverá a pasar este sábado por esas mismas enlazadas, como si nada hubiera pasado. Una perfecta oda a la monotonía vital. Los obstáculos aparecen y se superan. Salvo aquellos fatídicos, inesperados, a la vuelta de una esquina o una curva, que dejan para siempre una grieta en el corazón. Porque esas enlazadas de Suzuka ya nunca más fueron un trozo de asfalto con hierba desde aquella tarde de 2014...

Fórmula 1 Fórmula 1 - GP de Japón Fernando Alonso Sebastian Vettel Jules Bianchi Lewis Hamilton
El redactor recomienda