liberty cambiará la forma de ver el deporte

La revolución televisiva de la F1 planea devolver las retransmisiones en abierto

Chase Carey, CEO de la Fórmula 1, se plantea reequilibrar la balanza entre las retransmisiones en abierto y un producto de pago con una cobertura de transmisión libre

Foto: Chase Carey, CEO de la Fórmula 1 (EFE)
Chase Carey, CEO de la Fórmula 1 (EFE)

La temporada 2017 ha supuesto para la Fórmula 1 un verdadero cambio de paradigma. Más que a nivel deportivo, los cambios entre bambalinas que vieron la marcha del histórico Bernie Ecclestone para dejar paso a Liberty Media y su triunvirato directivo encabezado por el estadounidense Chase Carey han sacudido la categoría reina para bien. Al ambiente festivo y el mejor espectáculo in situ para los aficionados se le deberá añadir ahora un mejor producto televisivo. Carey plantea una auténtica revolución televisiva nunca antes vista en el deporte del motor cuyo principal punto de interés sería un cambio en el equilibrio entre las retransmisiones de pago y la presencia de la F1 en la televisión en abierto.

En años recientes y quizás siguiendo la mentalidad de Ecclestone, la Fórmula 1 ha ido dejando de lado las retransmisiones en abierto. Después del primer gran intento -fallido- de la televisión digital a principios del nuevo milenio, el gran salto de la televisión de pago se dio en el Reino Unido. Allí la 'BBC' tuvo que acabar cediendo ante Sky, que se hizo con los derechos de la categoría reina del automovilismo y creó 'Sky Sports F1', un canal de pago que lleva en funcionamiento desde 2012. De una forma parecida, 'Movistar F1' empezó a retransmitir la Fórmula 1 en España desde 2014 y actualmente supone la única manera de seguir las carreras al completo en nuestro país. Según cuenta Chase Carey, esto está a punto de cambiar puesto que se avecina un cambio en el visionado de la competición.

La convivencia de la televisión en abierto y de pago

Para los aficionados, las mejores noticias que podrían traer estos cambios serían la posible vuelta a la televisión en abierto como parte del plan de Liberty Media de mantener contentos a los patrocinadores que forman parte del Gran Circo y que quieren tener cuanta más exposición mejor. Actualmente, la ausencia en ciertos mercados de canales en abierto limita la presencia de las marcas en la percepción colectiva de los aficionados. La vuelta de las retransmisiones de los Grandes Premios en abierto solucionaría el problema, permitendo que un número mucho mayor de aficionados pudiera seguir las carreras -y percibir los patrocinadores, principal objetivo de Liberty- en comparación con la situación actual.

Aún así, Carey avisa que no se olvidan de los grandes aficionados que están dispuestos a pagar por un producto de mayor calidad y profunidad y de hecho afirma que la Fórmula 1 planea un servicio digital 'premium' propio de libre transmisión que promete cubrir el mercado: "A nivel televisivo, hay tres o incluso cuatro áreas en las que estamos involucrados. Televisión en abierto, televisión de pago, televisión digital -de pago- y luego nuestro propio producto de libre transmisión, más directo. En cierto sentido hay conflictos de objetivos entre ellos. Probablemente el precio sube a medida que aumenta la calidad y eso hace que su difusión se reduzca. Para nosotros el objetivo es maximizar el crecimiento a largo plazo y por eso intentamos encontrar el equilibrio adecuado entre alcance y valor económico".

El futuro es digital

La opinión del CEO de la Fórmula 1 es que las plataformas digitales son el futuro pero a pesar de ello no lo ve como una transición rápida: "No creo que pase tan rápido como algunos creen porque hay hábitos que cuesta eliminar y hay valor en el volumen y elección del producto. En términos de programación hay valor a nivel de alcance. Creo que nos dirigimos en esa dirección pero llevará su tiempo". El futuro de la Fórmula 1 pasa por un producto atractivo pero también por una plataforma que esté a la altura de las circunstancias. Desde Liberty Media pretenden dar los pasos adecuados para satisfacer tanto las necesidades de los patrocinadores como los anhelos de los aficionados.

El tiempo dirá exactamente hasta qué punto se puede llegar y si el mercado es lo suficientemente amplio a nivel mundial como para que convivan de forma real la televisión en abierto local en cada país con el concepto 'premium' del que habla un Chase Carey que es muy optimista. Lo que está claro es que en caso de confirmarse la noticia en los próximos años, sería un motivo de celebración para los aficionados, que potencialmente podrían volver a disfrutar de la Fórmula 1 de forma gratuita mientras se crea un producto oficial para aquellos 'quemados' que quieren más profundidad en su seguimiento de la competición. Un paso más para Liberty en su largo camino para convertir la Fórmula 1 en un deporte con aún más seguimiento que hoy en día.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios