UNA CITA CLAVE PARA ESTE MUNDIAL

Por qué Hamilton puede darle la estocada definitiva a Vettel en Hungría

Hungría es el circuito donde Hamilton siempre arrasa y además el que mejor se adapta a Ferrari. Si el inglés vuelve a ganar aquí, el título puede encauzarse más a su favor que nunca

Foto: Hamilton, manteado por la afición en Silverstone. (EFE)
Hamilton, manteado por la afición en Silverstone. (EFE)

A ningún piloto de Fórmula 1 le gustan las entrevistas, pero cuando uno gana una carrera tan especial como la de Silverstone, y más aún siendo británico, incluso a una estrella como Lewis Hamilton se le quitan las manías. Hablaba eufórico, no sólo por que su victoria le dejara a sólo un punto de Vettel en el mundial, sino por cómo había "callado" a todos los que le criticaron antes de ese fin de semana por ser el único que no fue al evento de la F1 en Londres. Casi al borde de pegar un grito, un periodista le remató la euforia. "Y la siguiente carrera es Hungría, ahí siempre dominas...". Hamilton respondió sonriente y se fue corriendo a que la afición le manteara. Como si hubiera entrado ya en un sueño del que puede no salir hasta final de año.

Tiene más de 30 años de historia, pero Hungría parece un circuito diseñado para Hamilton. Sus puntos fuertes de frenada con curvas lentas, al estilo de una pista de kart, van como anillo al dedo a su agresividad al volante. Y con un Mercedes que ya muestra tintes dominantes, no habría escenario mejor para dar otro sartenazo a Vettel en el mundial. Sólo tendrá que superar un escollo, y no es nada laxo: si hay un sitio donde Ferrari puede brillar en lo que queda de año es precisamente este trazado, con características similares a Mónaco, donde ganaron con autoridad. De ahí que una victoria de Hamilton sería algo más que llevarse un trofeo a casa...

Hamilton, más entonado que nunca

"Me siento como Serena Williams. Darle un raquetazo a toda la negatividad que ha habido últimamente ha sido una gozada", decía Hamilton en Silverstone, con un doble sentido a las críticas por su ausencia en Londres y dos carreras anteriores donde factores externos le impidieron brillar. Hablaba aliviado y con razón: en cuanto llegó un día 'normal', le salió todo perfecto mientras Ferrari se diluía como la pólvora. Se juntaron dos factores que llevaban cocinándose desde hace tiempo, y que de algún modo pueden empezar a marcar la tónica a su favor para el resto del año.

Hamilton es un hombre pasional, de ahí que la clave de su éxito no esté sólo en la fortaleza del coche, sino en la psicología. Y en este frente tiene dos bazas ganadas: su convicción de que Vettel empieza a estar debilitado, y el apoyo íntegro de su equipo. "Le han criticado tanto, tanto por lo de Londres... que al final ha vuelto así de fuerte", decía Toto Wolff. "No entiendo por qué se quiso destruir a este héroe sin sentido, y encima en su carrera de casa. Ya tenéis la consecuencia". Y en verdad, Hamilton está viviendo un punto álgido en pleno verano ya típico de otros años. En 2016, por ejemplo, ganó todas las carreras del mes de julio. Y a las puertas de su circuito favorito, va camino de firmar la misma guinda en 2017.

Hamilton, celebrando su victoria en Hungría el pasado año. (Reuters)
Hamilton, celebrando su victoria en Hungría el pasado año. (Reuters)

"Es una de mis mejores carreras", contaba Hamilton sobre Hungaroring. Hay un patrón que suele cumplirse en este circuito: siempre que no ocurren cosas extrañas, no sólo consigue la victoria sino que literalmente arrasa al resto. 2012, 2013 y el pasado año así lo escenifican. Para este domingo no se espera lluvia, y tras demostrar en Silverstone que ya ha recuperado su versión más brillante, todo apunta a que puede marcharse de vacaciones como líder del mundial. "Ferrari estará más cerca, pero tengo que aprovechar que este circuito me da tan bien". De algún modo, Hungría será una de las citas claves de esta temporada.

¿Podrá responder Ferrari?

A Vettel le preguntaron si el desastre de Silverstone fue un aviso para que Ferrari reaccionara cuanto antes. Negó la mayor. "Mercedes es más eficiente en aerodinámica y ahí van mejor, pero en general estamos ahí. En esa carrera pasaron muchas cosas y en cuanto a ritmo, fue nuestra peor del año", decía a 'La Reppublica'. Pero en realidad, es el único que ha pasado página así de optimista. Maurizio Arrivabene pedía una reacción inmediata y Sergio Marchionne reunió al equipo en Maranello para darle ánimos ante lo que puede ser el final a su sueño de ganar el título. Y no son los únicos.

"Nos falta velocidad en circuitos rápidos como éste, pero también nos pasó en Bakú y en Austria. No somos suficientemente rápidos para ganar", decía Kimi Raikkonen, el que más tajante se mostró sobre los problemas del coche. En esta carrera predice una "historia diferente" y es probable que así sea, porque Mercedes tiene un coche más largo que les da ventaja aerodinámica, pero incapaz de traccionar en las curvas lentas tan bien como el Ferrari, con una longitud más corta. Es, de hecho, la única baza de los italianos para salir vivos de Hungría. Lo que ocurra ya con ellos en las nueve restantes es una bendita incógnita para Hamilton.

La consistencia, clave para Hamilton

Wolff dió en la diana. "Cuando Hamilton estaba a 20 puntos, no pensaba en el mundial. Es un camino largo y no vamos con la calculadora, sino carrera a carrera y dándolo todo en cada una". Si Mercedes ya se siente lista para ganar en cualquier circunstancia, Ferrari parecía delatar lo contrario cuando clamaba al cielo para que llegaran las curvas lentas de Hungría. A partir de ahí, sólo habrá dos circuitos similares, Singapur y Brasil. En los otras siete, Hamilton y Mercedes pueden dar un golpe de pecho similar al de Silverstone. Y sólo con esta consistencia se ganan los títulos en la Fórmula 1.

[Lea aquí más artículos de Fórmula 1]

Para Ferrari, no habría nada peor que caer derrotada en uno de los pocos terrenos que les quedan para inquietar a Mercedes. ¿Qué diría Vettel si Hamilton arrasara otra vez en esta carrera? ¿Seguirá el optimismo de Ferrari antes de Bélgica e Italia, dos circuitos plagados de rectas y zonas de alta velocidad? Lo que Wolff llamaba una "guerra" entre los dos tiene ahora su punto más interesante, y quizá definitivo. Para desgracia del Campeonato, este fin de semana puede dejar ya las cartas bien marcadas para Hamilton.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios