el mejor circuito del año para el piloto español

La "crucecita en el calendario". Por qué Alonso puede hacer algo especial en Hungría

Mónaco y Hungaroring son los dos mejores circuitos del año para McLaren y el MCL32. El rendimiento en Montecarlo lo confirmó, pero allí no participó Fernando Alonso

Foto: Fernando Alonso en el GP de Gran bretaña. (Reuters)
Fernando Alonso en el GP de Gran bretaña. (Reuters)

“Hungaroring es un Mónaco, pero sin raíles”. La definición del trazado húngaro es comúnmente aceptada en la Fórmula 1. McLaren tenía dos fechas marcadas en su calendario de 2017 antes las características y limitaciones del MCL32: Mónaco y Hungaroring. “Por lo que hemos visto, McLaren puede ser el cuarto equipo este fin de semana”, confiesa una fuente con información de primera mano a El Confidencial. La “crucecita que tenemos marcada en calendario”, como dijera el propio Fernando Alonso no hace mucho.

Lo singular de este gran premio es que el español pilotará por primera vez el MCL32 en uno de los dos mejores circuitos de la temporada para su monoplaza. La aventura en Indianápolis lo impidió en Mónaco, pero sí estará en Hungaroring. “El circuito de Hungría presenta una de las mejores oportunidades para nosotros este año”, explica Alonso estos días, “el circuito corto, sinuoso, significa que dependemos menos de la potencia absoluta, y los pilotos pueden depender más de la capacidad del chasis”. Con permiso de la fiabilidad, está claro.

"Sabemos el chasis que tenemos"

Que McLaren y Honda decidieran sacrificar el GP de Gran Bretaña de Alonso confirma las grandes esperanzas del equipo británico para Hungaroring. Aquella era la cita local del equipo británico, pero Honda decidió montar un nuevo motor, turbo y doble sistema de recuperación de energía para abrir todas las opciones posibles en términos de rendimiento y fiabilidad de cara Hungaroring. Y Alonso salió en última línea.

“Nuestro rendimiento en Silverstone fue marginalmente mejor que el esperado inicialmente en un circuito considerado de potencia, una pista tradicionalmente más difícil a la que adaptarse por nuestro coche”, reconocía Eric Boullier antes de la carrera magiar, “una pista que teóricamente nos dá más razones para el optimismo”. La nueva 'Spec3' de Honda parecía aportar una mínima potencia adicional, pero el chasis brilló en el rapidísimo trazado británico, donde Vandoorne logró entrar dentro del Q3. "Nosotros sabemos el chasis que tenemos, no hay que ponerlo a prueba", remataba Alonso en Silverstone.

La potencia no debe ser un lastre

Por ello, la referencia de Mónaco es tan importante para las expectativas de McLaren y Alonso en Hungaroring. El trazado monegasco es el de mayor carga aerodinámica de la temporada. Exige un monoplaza equilibrado, de rápida respuesta al cambio de dirección, junto con la mejor tracción posible. Boullier destacó que el MCL32 era “extremadamente ágil” en las calles de Mónaco. De características similares, Hungaroring potencia las mejores bazas del MCL32, donde el factor potencia no juega un papel tan decisivo como en otros trazados.

“La unidad de potencia determina el rendimiento mucho más que antes”, explicaba Boullier antes de la carrera monegasca, “en el pasado, cuando tenías un déficit de 30, 40 o 50 cv de potencia, los podías compensar con un buen chasis. Pero con estas unidades no solamente hablamos de potencia, hablamos de calidad en la entrega, de recuperación, de estrategia al entregar de esa potencia”. Con Mónaco, Hungaroring es el trazado que mejor permite amortiguar estos factores.

El trazado magiar cuenta con solo una recta que no llega al kilómetro de longitud, sin otras adicionales que contribuyan a agotar la reserva de energía eléctrica. Uno de los puntos débiles de la unidad de potencia de Honda es su elevado consumo en carrera, fruto también de la menor capacidad para generar y acumular energía eléctrica. Pero en Hungaroring solo se pisa a fondo en el 55 por ciento de la vuelta, con un consumo de 1,5 kg. por giro, uno de los más bajos de la temporada. También como en Mónaco, la unidad de potencia no es en esta pista un juez que condene de antemano.

No es un sábado cualquiera

El ‘factor piloto’ jugará un papel crucial. Y aquí es donde Alonso tiene la oportunidad de repetir otros momentos de la actual temporada. Si como parece los compuestos de Pirelli permitirán una sola parada en boxes, la posición de parrilla será crucial.Y si acudimos nuevamente a Mónaco como referencia, tanto Stoffel Vandoorne como Jenson Button consiguieron entrar ambos en el Q3 por primera vez en la temporada.

En este sentido, Alonso tiene razones para sentirse motivado en Hungaroring como en pocas ocasiones de 2017, y lejos de la rutina emocional que le se aprecia en las últimas carreras. Como en el Gran Premio de España, cuando logró una inesperada séptima posición el sábado, en un trazado donde el MCL32 marcó uno de los mejores parciales en el tercer sector, el más lento del circuito catalán. “Puedo extraer el máximo del coche en cada vuelta. Los entrenamientos salieron bien, era un circuito de menos ‘efecto potencia’. Gracias a ello fui séptimo”.

No fue el caso del pasado Mónaco, y se escapó 'in extremis' la victoria de Indianápolis pero, en Hungría, Fernando Alonso tiene la mejor oportunidad para desquitarse de tantos sinsabores y frustraciones de esta temporada. Y él lo sabe.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios