¿MOVIMIENTOS EN TORNO A SU FUTURO?

Alonso, o cuando las fotos hablan más que el resultado del monoplaza en la pista

Briatore entraba en juego de las especulaciones lanzando una foto con Lauda y Wolff, y Luis García Abad se dejaba ver con la cúpula de Renault. ¿Algo se mueve en torno a Alonso?

Foto: Fernando Alonso, en Azerbaiyán. (EFE)
Fernando Alonso, en Azerbaiyán. (EFE)

“¿Qué sabe Alonso que los demás no sabemos?”. Así titulaba El Confidencial el pasado jueves las palabras del piloto español al canal británico Sky Sports. “Hay algunos movimientos ahí fuera, sé que hay incluso más de los que probablemente sabemos todos, y hay algunos equipos que pensamos que ya están cerrados para el próximo año, no creo que esté tan claro que estén confirmados al cien por cien. Así que creo que habrá muchos cambios para el próximo año”. Las noticias o rumores más destacados estos días en torno a Alonso poco tienen que ver con el rendimiento en pista, y tanto el viernes como el sábado se daban más motivos para confirmarlo.

Partiendo desde la última línea, condicionados por la sanción con un infinito número de posiciones de parrilla, sin superar el Q1 por primera vez en la presente temporada, lo más relevante fueron algunas fotografías para revolver más, si cabe, todo lo relacionado con el futuro de Alonso: una, la de Luis García Abad, su mánager, reunido con Alain Prost y Cyril Abiteboul, de Renault; otra, la que subía Flavio Briatore en su cena con Toto Wolff y Niki Lauda, la sonrisa que no falte en ninguno. El propio Briatore publicaba otra con Alonso, ambos con gafas de sol, para promocionar la marca deportiva del piloto español. ¿Mensajes? Inevitable recordar aquella foto de ambos, paquete de Marlboro en la mesa, poco después de ser despedido Marco Mattiaci de Ferrari. Mensajes para todos, jugadas de póker, juegos a varias bandas. “Hay algunos movimientos por ahí fuera…".

Velocidades de entrada en boxes, pero no

“Creo que entendían que yo iba al box, empiezan la vuelta cerca mía porque entienden que voy al box, pero esta es mi velocidad en la recta, no es que vaya despacio porque es la vuelta que entro al box, creo que se confunden ahí en cuanto a cálculos”, explicaba Alonso después de los entrenamientos clasificatorios, un comentario más ilustrativo de la situación de McLaren que del incidente con Daniel Ricciardo cuando ambos se obstaculizaban en pista. El McLaren del piloto español volvía a la especificación anterior del motor nipón. Velocidades máximas en el último sector parcial. Daniel Ricciardo, 356 km/h. Alonso, 327.8. Casi 30 Km/h de diferencia. Vandoorne, penúltimo, con 330. En el “speed trap”, Magnussen y Ericsson marcaban 330 km/h. Alonso, último, 315.3.

“Obviamente, estamos haciendo muchos compromisos este fin de semana con la puesta a punto aerodinámica y ganar un poco de velocidad en la recta”, explicaba Eric Boullier al final de la jornada, “normalmente deberíamos llevar algo más de carga aerodinámica, y deberíamos ser algo más competitivos en el sector intermedio. Pero con las penalizaciones que tenemos, sabiendo que partimos desde atrás, nos estamos concentrando en lograr la carga aerodinámica adecuada para la carrera”.

"Nunca estuvimos entre los diez mejores"

¿Y qué se puede esperar en la carrera desde la última línea? Alonso también confirmaba que el equipo trabajó únicamente para la carrera. “No queríamos usar muchos juegos de neumáticos, queríamos usar los máximos posibles para mañana en caso de que haya coches de seguridad, cosas que puedan ocurrir en carrera”, explicaba. “Queríamos hacer solo un intento para pasar al Q2, no fue posible, tampoco nos cambiaba mucho, se trataba de comprobar que el coche se comportaba bien con poca gasolina”. Alonso fallaba en la última curva la frenada de su vuelta rápida y quedaba fuera del Q1. Vandoorne, siete vueltas por detrás.

De cara a la carrera, Alonso confía más que de la suerte y los errores de terceros parta cualquier buen resultado, siempre contando con que la fiabilidad respete en esta ocasión. “Nunca estuvimos entre los diez mejores este fin de semana, no podemos soñar con un buen resultado mañana. Veremos, en condiciones normales será una carrera difícil en cuanto a prestaciones, pero hemos visto muchas salidas de pista por parte de todos, aquí que habrá que intentar hacer una carrera sin errores y alejados del muro”, reconocía, al tiempo que anticipaba una estrategia a la expectativa. "Hay que mantener la calma y la concentración, incluso a diez vueltas del final, aunque vayas retrasado, todo puede cambiar por un toque de dos o tres coches, lo hemos visto en la F2, con la caravana en la curva del castillo. Intentaremos acabar la carrera, porque hemos acabado muy pocas, y espero que podamos recoger datos, la carrera va a ser larga, exigente para la concentración aquí, va a ser una carrera dura para nosotros”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios