Hamilton, pole y sartenazo a Vettel en Bakú; Alonso (16º) cae por primera vez en la Q1
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
OCTAVA PRUEBA DE LA TEMPORADA

Hamilton, pole y sartenazo a Vettel en Bakú; Alonso (16º) cae por primera vez en la Q1

Hamilton destroza el crono en uno de sus 'peores' circuitos. Todo un aviso para Ferrari, detrás de Bottas y lejos de la pole. Sainz 12º y Alonso, último por sanción, cayó en el primer corte

El Lewis Hamilton más triunfante no se quedó en los bosques de Montreal, sino que ha llegado a Bakú y los castillos que rodean su circuito urbano para convertirlo en otro de sus feudos. Quién sabe si será ya la tendencia para el resto del año, pero lo que ha conseguido el británico es algo más que una pole. El mérito real no está realmente en las cinco décimas que ha endosado a Valtteri Bottas, sino en haber disipado uno de los grandes fantasmas que tantos dolores de cabeza le causaba hasta ahora: llegar a un circuito 'aciago' para su estilo de pilotaje -donde en 2016 firmó su peor carrera del año-, y moverse pese a todo como pez en el agua. Es un fuerte aviso para Sebastian Vettel en un día donde Fernando Alonso se hundió hasta la 16º posición.

Aquel dicho de que algo suele costar "sangre, sudor y lágrimas" se queda corto con Hamilton. Bakú era su circuito más importante del año porque le ofrecía el mismo reto que le hundió en Rusia y Mónaco: curvas cerradas y neumáticos difíciles de gestionar que sacaban a relucir sus problemas con este Mercedes, conocido internamente como una "diva" por lo difícil que resulta hacerlo funcionar en el punto óptimo de rendimiento. A Hamilton le ha costado ocho carreras dar con esta tecla, pero sus avisos de que todo se arreglaría a partir de Bakú se han cumplido y con creces. Ahora sí, se acerca a aquella versión imparable que le coronó en 2014 y 2015.

De algún modo, la clasificación de Bakú ha sido un vivo recuerdo de aquellos años, con Hamilton triunfante y los Ferrari en un "quiero y no puedo". El 'sartenazo' del británico ha sido demoledor, ya que Kimi Raikkonen se ha quedado a más de un segundo, y aún más importante, Sebastian Vettel no ha pasado del cuarto lugar. Es cierto que el alemán llevaba el lastre de haber hecho pocas vueltas en los Libres 3 por un problema en el motor, pero no ha asomado la pata en todo el fin de semana y tiene a los Mercedes más lejos que nunca. Si no revierte la situación, este domingo puede perder el liderato del mundial.

Max Verstappen, la gran revelación del viernes, no ha pasado de la quinta posición en una jornada agridulce para Red Bull, que ha visto cómo Daniel Ricciardo impactaba su coche en la Q3 y lastraba una baza para echar el gancho a los mejores. Las sorpresa positivas de este sábado se concentran entre la sexta y la octava posición, un enclave donde Sergio Pérez, Esteban Ocon y Lance Stroll han brillado con luz propia bajo la potencia de su motor Mercedes. Mención especial para Stroll, muy cómodo todo el fin de semana y esta vez delante de Felipe Massa, que saldrá noveno.

Sainz y Toro Rosso, lejos de la Q3

Venía siendo la tendencia de todo el fin de semana, pero Carlos Sainz no ha podido revertir la lógica a la hora de la verdad. Superado por Daniil Kvyat, el piloto madrileño ha terminado 12º en la sesión clasificatoria, un resultado dentro de los patrones que esperaban en Toro Rosso en uno de sus Grandes Premios más difíciles del año. Con la penalización de tres puestos por el accidente de Canadá, Sainz saldrá mañana decimoquinto en busca de la zona de puntos.

Justo detrás han terminado Kevin Magnussen (13º), Nico Hülkenberg (14º) y Pascal Wehrlein (15º), que sin embargo ganarán una plaza gracias a la penalización de Sainz.

Alonso, eliminado en la Q1

Fernando Alonso ha caído eliminado en la Q1 por primera vez en toda la temporada 2017. Las expectativas antes de la sesión clasificatoria ya eran poco alentadoras para el piloto asturiano, que perdía alrededor de un segundo solamente en la larga recta de 2 kilómetros que marca el final de la vuelta al circuito de Bakú. Pero el resultado, aún siendo negativo en todos los frentes, apenas tiene importancia vista la penalización de 40 posiciones por utilizar el séptimo motor del año que relegará al asturiano a la última posición en la parrilla.

placeholder Alonso, subiendo a la zona del castillo durante la clasificación. (EFE)
Alonso, subiendo a la zona del castillo durante la clasificación. (EFE)

La situación es tan rocambolesca que hasta ya se toma con humor en el 'paddock'. "Alonso sale mañana desde Armenia", bromeaban en la NBC en referencia al país fronterizo de Azerbaiyán. Cabe destacar que Alonso ha sufrido una salida de pista que le ha impedido mejorar sus tiempos, aunque también se ha quejado de que Daniel Ricciardo le estaba obstaculizando en algunos puntos del trazado. En cualquier caso, luego quitaba luego hierro al asunto, y además con ironía. "El problema es que ellos (los coches más rápidos) piensan que estamos haciendo vueltas de calentamiento, pero en realidad son vueltas lanzadas. Me ha adelantado en la curva 1 pensando que no iba a tope, pero no ha tenido ningún efecto", comentaba Alonso a 'Sky Sports'.

Aún con las mejoras de Honda, que aportan unos 20CV por vuelta, Stoffel Vandoorne tampoco ha podido salvar la papeleta y ha finalizado 18º. Al igual que Alonso, recibirá una penalización que le relegará a la cola del pelotón junto a Jolyon Palmer, que ni siquiera ha podido tomar parte en la Q1 tras sufrir una avería en el motor durante los Libres 3. Los grandes beneficiados del drama de McLaren serán Romain Grosjean y Marcus Ericsson, que han finalizado 17º y 18º respectivamente y ganarán una plaza en la salida.

Fórmula 1 Carlos Sainz Azerbaiyan Sebastian Vettel Lewis Hamilton Fernando Alonso
El redactor recomienda