POR QUÉ ES UNA CARRERA TAN IMPORTANTE PARA ÉL

Dejar de "destrozar hoteles" para ganar el título: llega Bakú, el lugar clave de Hamilton

En Bakú, allá donde acabó desquiciado en 2016 destrozando su habitación de hotel, vuelve Hamilton a sólo 13 puntos de Vettel, un coche cada vez más temible y un talento de nuevo al 100%

Foto: Lewis Hamilton, celebrando la victoria en Canadá. (EFE)
Lewis Hamilton, celebrando la victoria en Canadá. (EFE)

Gracias a sus yacimientos de petróleo y gas, a Azerbaiyán se le conoce como ‘la tierra del fuego’. Tras acoger en 2016 su primer Gran Premio de Fórmula 1, el gran ‘quemado’ de todos los pilotos fue Lewis Hamilton. “Esto no es culpa de nadie, solo que yo no he hecho un buen trabajo ni he encontrado el ritmo”, decía el inglés tras acabar quinto en la edición del pasado año, en una de sus actuaciones más decepcionantes. Antes, había impactado su coche en clasificación y terminó “destrozando su habitación de hotel” de la rabia contenida que llevaba, según confesó Niki Lauda. 12 meses después, vuelve al ‘lugar del crimen’ en un momento clave.

Así acabó el coche de Hamilton el año pasado en Bakú: recogido por la grúa. (EFE)
Así acabó el coche de Hamilton el año pasado en Bakú: recogido por la grúa. (EFE)

Hay pistas que sugieren que su ‘lugar maldito’ del 2016 puede ser el sitio donde triunfe este año. Mercedes empieza a dar con la tecla en su nuevo coche y en Canadá le dieron ya “un golpe bajo” a Ferrari, según describió Hamilton, que a su vez parece recuperar unos estilos al volante propios de su época dominante. En su contra juega un circuito urbano donde pueden tener dolores de cabeza al cuidar los neumáticos, su gran pesadilla de este año. Con este cóctel tan incierto, Hamilton se prepara para dar uno de los ‘zarpazos’ más trascendentales de este año, y quizá de su trayectoria. En el tablero, una carrera clave en el plano psicológico para ganar su cuarto título.

Recuperarse de Mónaco, ¿la clave?

Hay quien veía a Hamilton ya noqueado después de Mónaco, donde vivió otro de esos ‘cortocircuitos’ que ni él mismo entiende y suelen dejarle fuera de escena. Le ganó Bottas todo el fin de semana, cayó en la Q2 y acabó séptimo, con Vettel escapado a 25 puntos. Incómodo al volante, recordaba a los problemas que ya sufrió antes en otras citas urbanas como aquella de Bakú 2016, Singapur 2015 o incluso la de Rusia de este año. Con circunstancias similares, ¿volverá otra el 'Lewis' más perdido este fin de semana en Azerbaiyán? Hay pistas que sugieren justo lo contrario.

“Lewis está en el mejor momento que le he visto desde 2013”, decía Toto Wolff. El secreto está ahora en cómo se armó de motivación para olvidar el fracaso de Mónaco con una auténtica exhibición en Canadá. “Es así por lo bien que está gestionando la adversidad”, apuntaba el jefe de Mercedes, recordando cómo otros años nunca reaccionó con tanta fuerza a sus carreras más descafeinadas. Ahora lo ha conseguido gracias a dos claves: por un lado, se siente de nuevo cómodo con el coche, algo que hasta ahora no había conseguido aún ganando carreras. Y por otro, Mercedes ya ha averiguado cómo ganar a Ferrari. El camino al título se va allanando.

Cómo a Ferrari se le puede ir la alegría

Su ritmo en Montreal fue abrumador, pero Hamilton señaló todo el rato al equipo. “Nunca les he visto trabajar tanto para una misma causa: entender bien el coche y los neumáticos”. Si en otros de esos fines de semana aciagos, como en Singapur 2015, tenían “alguna idea” de qué les pasaba, ahora Mercedes tiene un “conocimiento certero” de por qué se le atragantan los Pirelli y ya trabaja según una hoja de ruta clara. Para colmo, el inglés avisaba que “aún quedarán cosas” por perfilar conforme avance el año y vayan afinando la maquilaria. De ser así, y con un Lewis entonado de nuevo, la ventaja de Ferrari peligrará más que nunca.

Otra cuestión es si empezará a ocurrir ya este fin de semana en Azerbaiyán. “No lo sé, porque es parecida a Rusia y ahí sufrimos…”, respondía cauto Hamilton, que añadió un matiz trascendental. “Seguirá siendo un reto poner el coche a punto, pero es cierto que hemos aprendido mucho de Mónaco y Canadá. Nuestros procedimientos son ya muy buenos”. Quizá no vuelva la Mercedes dominadora, pero tampoco esperan un ‘bajón’ como en Rusia o Montecarlo, donde Ferrari hizo dobletes en clasificación. Aún teniendo “interrogantes” sin disipar con el coche actual, Hamilton ha pasado de verse derrotado en Montecarlo a poner una cara de serio aspirante al título.

“Soy muy optimista. Reaccionando después de cada carrera igual que en las dos últimas semanas, estoy seguro de que este año ya no seguirá siendo una montaña rusa", apuntaba el inglés. Si en Bakú -uno de esos circuitos ‘malditos’- le vuelven a dar otro disgusto a Ferrari, salvarán probablemente uno de las citas clave del año antes de 'disfrutar' en otros circuitos más favorables, como Austria o Silverstone. Ya lo avisaba Wolff. “Tendremos fines de semana buenos y otros muy malos. La cuestión es limitar estos al máximo”. Ahora sí, Mercedes y Hamilton parecen listos para salvar la papeleta en las situaciones más adversas.

"Estoy en la cima de la montaña"

Rematar la faena de un coche cada vez más solvente dependerá de Hamilton. La exhibición de Montreal, aún siendo su mejor circuito, dejó ciertas pistas tras arrasar el sábado y el domingo. “Sentí que estaba en la cima de la montaña. Aquí me ha elevado mi equipo, que es un grupo increíble de gente”. De algún modo, el guión que se cristaliza para el resto del año es que puede bastar con ese pequeño ‘plus’ que Mercedes le ha dado a los neumáticos para que Hamilton noquee por su cuenta el coche más estable que tiene aún Ferrari. El pasado Gran Premio, todos alucinaban con las dos décimas que endosó a Vettel en clasificación.

“Ahora el coche ya está donde debería, pero no significa que vaya a estar así siempre”, avisa Hamilton, con un cierto alegato a sacar lo mejor de sí mismo para ganar un título que busca contra la adversidad. Este fin de semana volverá a sacar los puños, al igual que el año pasado, pero ya no contra las paredes del hotel sino hacia Ferrari. “Tanto yo como el equipo ya sabemos cómo desarrollar este coche. Esto va a ser la clave para ganar el título”. En Bakú llega su primer 'asalto' de verdad.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios