FIN DE SEMANA COMPLICADO PARA MCLAREN

Sanción de 15 puestos a McLaren: un paso adelante para dar dos atrás

Honda traerá (por fin) mejoras a su motor, pero no serán revulsivas, coincidirán con un circuito adverso lleno de rectas y Alonso saldrá último por sanción. Llegan tarde... y con la crisis estallada

Foto: Fernando Alonso, en el pasado Gran Premio de Canadá. (EFE)
Fernando Alonso, en el pasado Gran Premio de Canadá. (EFE)

"Tras estar cerca de puntuar en Canadá, vamos a Bakú con aún más determinación, pero no es un secreto que será un fin de semana complicado". Este era el resumen (casi perfecto) de Fernando Alonso sobre lo que le espera en Bakú: por un lado, "determinación" y cierta alegría por recibir las primeras mejoras de Honda. Por otro, un fin de semana indudablemente "complicado" donde volverá a sufrir y, para colmo, una sanción que le pondrá último en parrilla. De hecho, los dos pilotos del equipo penalizarán quince puestos con la evolución de la parte de recuperación de energía térmica que Honda introducirá en este gran premio.

Las mejoras del motor: tarde... ¿y mal?

"¿En qué piensas cuando se para el motor?", le preguntaron tras su enésimo abandono en Canadá. "En que salgo último la próxima carrera", fue la respuesta de Alonso. El propulsor volvió a verse afectado y estrenará en Bakú el sexto componente de algunas piezas. El límite legal -cinco- ya fue traspasado por Button en Mónaco. Todo ello en la octava carrera, y cuando faltan otras doce. Por mucho que las mejoras lleguen, el peso de todos los demás factores puede ser destructivo en la balanza. Si la relación entre McLaren y Honda ya se resquebraja, este fin de semana puede sufrir otra grieta (y profunda).

Las mejoras de Honda, que llegan tarde, ni siquiera pueden poner a McLaren en los puntos. "No sé si la podemos llamar 'tercera especificación' (tras introducir la segunda en Rusia, n.d.r): será algo intermedio", decía Yusuke Hasegawa. El foco estará en el motor de combustión, pero cambiando otras dos piezas (turbo y MGU-H) por un error de diseño. "Si mejoras la combustión, la temperatura de los escapes baja porque es más eficiente. Eso hace que tengamos que cambiar los otros dos componentes. Es mucho más complicado de lo que la gente se imagina". A este efecto dominó se suma la penalización de 15 posiciones. Compensar todo esto en pista, salvo sorpresa, será casi imposible.

El panorama puede ser similar al de Canadá, donde Alonso y Vandoorne iban a la cola -y con diferencia- en velocidad punta. Así lo sugiere un circuito urbano de Bakú con varios puntos de alta velocidad, la gran pesadilla de McLaren-Honda. "Va a ser difícil también adelantar, porque hay rectas largas y encima es estrecho", apunta Alonso. Saliendo último y con 20km/h de déficit, es el cóctel más explosivo para aspirar a algo decente. Lo que ocurrió el año pasado deja algunas pistas de lo que se enfrentará el asturiano en este fin de semana de previsible sufrimiento.

En dominada donde triunfaron los coches con motores Mercedes, el asturiano calificó 14º cuando su coche ya estaba a punto de Q3 en otros circuitos. En la carrera se diluyó como la pólvora y abandonó por una avería del motor cerca del final. Bakú, pese a tener un segundo sector con curvas reviradas que puede premiar buenos chasis como el de McLaren, tiene una recta de 2 kilómetros que dicta sentencia a favor del motor en el cómputo de la vuelta. En este frente, aún con las mejoras, McLaren puede volver a vivir otro fracaso aún más aparatoso que el de Canadá.

Éric Boullier lo sugiere ya con la boca pequeña. "En Canadá no fuimos capaces de cumplir con el potencial que esperábamos, y anticipamos que en Bakú afrontaremos un desafío similar debido a las demandantes características del circuito con el coche”. En pocas palabras, no hay suficientes alicientes en el circuito para soñar con dar el zarpazo a la Q3. Desde Honda también lo apuntan. "Es un circuito notoriamente de potencia, esperamos otro desafío duro para el equipo". Hasta qué punto de embarazosa sea la situación puede dinamitar, ya en abierto, el vínculo entre McLaren y Honda.

¿Inicia la cuenta atrás para Honda?

Por mucho que algunos ya vislumbren el divorcio, Honda sigue apostando por McLaren, al menos en público. "Estamos atravesando un momento difícil, pero hacemos todo lo que podemos para rectificar la situación", apunta Hasegawa, en concordancia con los reportes desde Japón que sitúan a Honda determinada por hacer funcionar este proyecto, según contaban fuentes a El Confidencial. Pero con un motor de combustión sin grandes transformaciones, la diferencia de ritmo en las rectas - que Alonso calificó de "peligrosa" en Montreal- puede ser letal en Bakú y también las próximas citas de Austria y Gran Bretaña, también con puntos de alta velocidad.

"Debemos continuar concentrándonos en el desarrollo con McLaren y cambiar las cosas tan pronto como podamos", insiste Hasegawa. De algún modo, Bakú servirá de 'laboratorio' en esta exigencia. Aún con las rectas y la sanción, ver funcionar las mejoras puede cernir una tregua a las amenazas de unirse a otro fabricante que McLaren lleva entonando en el último mes. Otro tema es si ya hay una decisión tomada respecto al 2018, como afirma la prensa inglesa. De ser así, los papeles de la ruptura pueden desenfundarse ya este fin de semana. Quién sabe si otra vez en el 'barro', o con pequeños brotes verdes para acabar el 2017 en paz mutua.

[Lea aquí más artículos de Fórmula 1]

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios