IBAN PRIMEROS A UN PAR DE MINUTOS DEL FINAL

El doloroso final de Antonio García y Chevrolet en Le Mans

Debía ser el turno para Antonio García. Como en otras grandes citas, cuando Chevrolet más le ha necesitado, ha tirado de las manos del español. Esta

Foto: El Corvette de Antonio García sobre el asfalto de Le Mans. (Foto: @AntonioGarcia_3)
El Corvette de Antonio García sobre el asfalto de Le Mans. (Foto: @AntonioGarcia_3)

Debía ser el turno para Antonio García. Como en otras grandes citas, cuando Chevrolet más le ha necesitado, ha tirado de las manos del español. Esta vez, el madrileño estaba “fundido” y con dudas de si podría dar el máximo para cruzar primero la línea de meta de Le Mans en la categoría GTE Pro. “Me han tenido que atender los médicos inmediatamente, pero ya estoy bien. Dudaba de que hubiera podido acabar ese turno”, señaló el piloto a 'Motorsport'. Estaba alicaído. Decepcionado, y no por ese cansancio... La derrota de Chevrolet Corvette fue dolorosa: su compañero Jordan Taylor iba primero hasta que justo antes de afrontar la última vuelta se salió, pinchó y cayó hasta el tercer escalón. “Tengo el corazón roto”, indicó el estadounidense.

Quizás sea uno de los podios más amargos en la carrera deportiva de Antonio García. “Aquí sólo vale ganar. Quedar segundo o tercero da un poco lo mismo”, comentaba a la publicación británica. “Cuando me he subido la última vez que he hecho un doble stint de dos horas con el calor y el sol este del mediodía, en donde he recuperado mucho y me he puesto líder, me he ido abajo completamente y me he bajado complemente fundido del coche. Venimos de América, donde el reglamento se centra en que el piloto esté lo más refrigerado posible y aquí en lo que se fijan es en que haya un termómetro que marque una temperatura, se quita aire del piloto para que ese termómetro marque la temperatura deseada por la FIA cuando lo que importa es que el piloto esté fresco. Es una norma que debería ser revisada, en mi opinión”.

Una pasada de frenada en el peor momento

El plan original era concluir Le Mans realizando el español un stint doble, luego Jan Magnussen y vuelta el volante para Antonio. Jordan, al final del penúltimo giro, se saltó una chicane, se fue por fuera de la pista y cuando regresó su coche no era el mismo. Sufrió un pinchazo lento propiciando que el segundo de ventaja que tenía con respecto al Aston Martin se redujera en el último paso por meta antes de ver la bandera a cuadros. Todo se vino abajo en un abrir y cerrar de ojos.

Anteriormente, el equipo ya había lidiado con otro pinchazo de García que obligó a realizar una remontada en el asfalto, concluida también por el español hasta situarse en primera posición. En EEUU, el habitual pilotaje 'doble' de Antonio tiene unas consecuencias físicas, pero no como en esta ocasión. No sólo el calor sorprendió a García, también a su equipo que no lo había previsto (de lo contrario no le hubieran exprimido tanto en pista).

Si el español hubiera tenido los mandos del Corvette al final de la prueba, ¿habría mantenido a raya a un Aston Martin que venía más fuerte pero un segundo por detrás? De cada edición Le Mans se obtiene un aprendizaje, aunque no que nunca cambia es que el piloto no gana Le Mans, sino que es la propia carrera la que elige a un ganador.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios