¿'Sartenazo' de Mercedes o solo un mal día de Ferrari? "Qué locura, todo su coche es nuevo"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EN ESPAÑA PUEDE EMPEZAR UN NUEVO MUNDIAL

¿'Sartenazo' de Mercedes o solo un mal día de Ferrari? "Qué locura, todo su coche es nuevo"

Las mejoras de Mercedes asustan y difuminan la ventaja que tenía Ferrari en Rusia. El viernes despierta el temor de que retome su dominio de los últimos años

Foto: El nuevo coche de Mercedes le tomó la medida a Ferrari en los libres. (REUTERS)
El nuevo coche de Mercedes le tomó la medida a Ferrari en los libres. (REUTERS)

“No tengo ni idea de qué está haciendo Mercedes, pero su ritmo de hoy ha sido un shock bastante grande”. A Sebastian Vettel se le ha cambiado la cara con la que se marchó de Rusia, donde Ferrari consiguió la pole y llegó a tener mejor ritmo que Mercedes en carrera. Dos semanas después, las flechas plateadas se ha sacado 'de la chistera' un paquete de mejoras con el que les endosaron tres décimas en los entrenamientos libres. "Estoy muy contento, vamos mucho mejor que en Sochi”, contaba Hamilton. A la espera de ver cómo sigue el fin de semana, a Mercedes parece haberle costado sólo cinco carreras encontrar la vía para tener un coche dominador.

Hamilton afirmó ayer que “la distancia con Ferrari es igual a la última carrera”, aunque los números del viernes no le daban la razón: las tres décimas que separaban a Räikkönen y Vettel de su mejor tiempo eran las mismas que les situaban por delante de Red Bull. En las dos sesiones de libres, Hamilton se reencontró con su mejor versión del 2016, difuminando a sus rivales a base de pequeños detalles de calidad.

Pero ayer no fue el día de Vettel, su gran rival por el título, quién incluso rodó por detrás de Kimi Räikkönen durante todo el día. “Me cuenta encontrar ritmo, estoy sufriendo”, decía reconocía el alemán. “ "¡Qué locura! Todo el coche es nuevo, increíble", explicaba un piloto anónimo al periodista Will Buxton. Si el rendimiento de ayer anticipa un gran ‘sartenazo’ de Mercedes se confirmará estos dos próximos días.

"Y aún no estamos donde queremos..."

Aún está por ver cómo se desarrolla el fin de semana, pero Mercedes podría haber solventado ya su grave problema de ‘sobrepeso’, algo que concedía ventaja a Ferrari en el inicio del año durante la carrera. Y aunque los italianos hayan traído mejoras aerodinámicas, no se antojan del calibre de ese monoplaza casi nuevo con el que Hamilton sacó ‘el mazo’ en los libres. Desde la parte delantera hasta la trasera, e incluyendo unos apéndices con una agresividad nunca vista, los cambios del W08 parecían propios de un coche campeón. Y para colmo, Toto Wolff avisó que “aún no estamos donde queremos”, en referencia a su ritmo en pista.

[Lea aquí más artículos de Fórmula 1]

Los números demostraban que Mercedes también empieza a llevar la voz cantante en simulación de carrera. Hamilton rodaba más rápido y consistente que los dos Ferrari, incapaces de hacer funcionar bien los neumáticos. Vettel se quejó de que eran demasiado duros, pero se trata justo del mismo problema que le amargó a Hamilton en Rusia, y que ahora ya parece tener controlado con las mejoras aerodinámicas. Bottas, que rodó muy cerca del británico, también se sintió cómodo. “Hoy he disfrutado mucho en pista”. El viernes de Sochi, la situación fue justo la contraria.

Foto: Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, tras el Gran Premio de China. (EFE)

Está por ver cómo reaccionará Ferrari a lo que se perfila como un golpe fuerte de Mercedes, aunque Vettel dejaba margen para la esperanza. “Creo que el coche es rápido, solo tenemos que afinarlo”. La cuestión está en recuperar la confianza al volante tras un viernes con malas sensaciones propias. “Probablemente sea más cosa mía. No sentía que yo fuera el capitán del barco, a veces parecía que fuera otra persona. Espero que esa persona desaparezca mañana”. La incógnita es si el ‘buque’ de Mercedes será tan inalcanzable como parece.

¿Y si Ferrari no se hubiera puesto al día? “No habríamos estrenado nada si no supiéramos que es un paso hacia adelante”, decía Räikkönen. “Lo que importa no es ser quien más mejoras trae, sino traer las mejores”, apuntaba Vettel. Pero la correlación de agresividad y buen rendimiento parecía demostrada. Mientras que Hamilton rodaba más cómodo que nunca, también ayudado por otras mejoras adaptadas al el motor, Ferrari parecía descolgarse sin haber introducido cambios tan grandes. En esta batalla de desarrollo puede dilucidarse el título de 2017.

¿Empezará un nuevo mundial en España?

La gran incógnita es si Barcelona marcará una nueva fase del mundial donde Mercedes recupere su estado de gracia de los últimos años. Vettel advertía ayer que algunos de los grandes secretos de Ferrari “no se ven a simple vista”, algo que demuestran sus dos victorias hasta ahora con un coche de formas más sencillas que el Mercedes. Hamilton decía en esta línea que las mejoras del W08 “son más visuales que el resto”, lo que no significa que más efectivas. ¿Se igualarán de nuevo las fuerzas en clasificación? De ser así, Ferrari no será esta vez la favorita como en Rusia.

Vettel hablaba de “mirar los datos durante la noche” para tratar de averiguar dónde se fueron las tres décimas, pero la esperanza de Ferrari parece puesta en la carrera. “El domingo las cosas serán distintas, la pista estará mejor y deberíamos ir bien”. A favor juega su buen trato con los Pirelli, aunque el nuevo coche de Mercedes tampoco parece descolgarse en este ámbito. Si el domingo es un fiel reflejo de lo que dictan las simulaciones de carrera, tal y como ocurrió en Sochi, Mercedes puede dejar sensaciones muy parecidas al 2016.

“Hay que esperar, los datos del viernes pueden ser equívocos, pero de momento parece que Mercedes va más rápido que Ferrari”, era el resumen de Paddy Lowe, ex de Mercedes y ahora en Williams. Y efectivamente, es la única conclusión certera que se puede extraer de los libres, por mucho que el ambiente que rodea la historia apunte a tantas direcciones distintas. De Ferrari, y también de Vettel, dependerá tomar la adecuada.

Fórmula 1 Fórmula 1 - Gran Premio de España Ferrari Mercedes Lewis Hamilton Sebastian Vettel
El redactor recomienda