LA PARTIDA DE AJEDREZ PARA SU FUTURO

Fernando Alonso o cómo tener tanta dinamita para tan poca mecha

"Nunca he corrido con menos potencia en mi vida". Sin la menor opción competitiva desde hace tiempo, y como nunca en Baréin, Alonso se ha convertido en el eje de la Fórmula 1

Foto: Fernando Alonso, durante este GP de Baréin. (EFE)
Fernando Alonso, durante este GP de Baréin. (EFE)

A Fernando Alonso le tuvo que entrar la risa en este GP de Baréin. El rigor y el deber del disciplinado oficial agarrado a la estrategia y sus mapas, frente a quien está en la trinchera recibiendo tortas por todos lados y experimentando la dura realidad. “Fernando, estamos considerando el plan B. ¿Cómo están los neumáticos?". “Haz lo que te dé la gana, tío”. “Que paso de todo…”, solo le faltó añadir.

“Nunca he corrido con menos potencia en mi vida”. Con su retirada de la carrera, un McLaren entraba muerto al box de Sakhir por quinta vez en un mismo fin de semana. Pocos tan patéticos para Honda y el equipo. Sin embargo, cuando más irrisorias son sus armas para competir, más se está hablando de Fernando Alonso a nivel global. Porque el piloto español está inmerso en una compleja partida de ajedrez en varias mesas y simultáneamente. Y está jugando fuerte.

¿Hay que visitar al psiquiatra?

El Gran Premio de Baréin parecía un frente de Verdún para McLaren, con motores explotando como obuses a cada paso. En este paisaje devastado, se comprende una vez más el bálsamo que suponen las 500 Millas para el piloto español, como se encargó de recordar con una sonrisa al terminar la carrera. “También me vendrá bien para refrescar un poco la cabeza…". Encauzar la energía competitiva de Alonso durante estos dos próximos meses ha sido una jugada maestra del equipo y del piloto. Donde pones la atención, pones la energía. Mejor no ponerla en McLaren por el momento, donde cada carrera es por ahora el cumplimiento de un mero trámite contractual.

Zak Brown ha dado muestras de una gran capacidad de pensamiento lateral y maniobra para montar la 'operación 500 Millas' en un breve lapso de tiempo. Pero también es una operación de alto riesgo. Christian Horner le aconsejaba la visita "al psiquiatra”, porque es innegable el riesgo físico real que implican los óvales, máxime cuando se compite sin experiencia alguna. Pero Horner tampoco levantó la voz cuando Helmut Marko soltaba en la Fórmula 1 a un adolescente menor de edad, con solo un año de monoplazas, y sin carné de conducir. 'Fortuna audaces iuvat'. Por cierto, un Marko que ganaba en Le Mans en 1971, batiendo un récord de distancia y de altísima velocidad media que duró décadas. Aquel año, el austríaco también competía en la Fórmula 1…

Por ello, Alonso ha dejado descolocado al mundo de la F1. Porque, como él mismo recordó, se ha situado en una estirpe de pilotos que ya no existen desde Mario Andretti, a finales de los setenta, cuando el Concorde servía al americano de puente aéreo en el Atlántico. Una raza como la de los Moss, Hill, Clark, Stewart y todos aquellos que se atrevían con cualquier coche y campeonato en una misma temporada, Le Mans, Indianápolis, Fórmula 2 o lo que se terciara. Solo desde el desconocimiento se puede subestimar semejante decisión por el riesgo y el colosal desafío que representa pasar en solo dos semanas y sin experiencia previa de un gran premio de Fórmula 1 a las 500 Millas. Ni siquiera el legendario Andretti lo hizo así, que ya se ha ofrecido como mentor de lujo — todo un honor— para Alonso en la carrera americana.

We push every single lap. Didn't have the pace to be in the points today. Let's hope for a better race in Russia. #bahraingp #honda #mclaren #14

Una publicación compartida de Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) el

Ondeando las credenciales de piloto

Las 500 Millas suponen un gran estímulo personal para el español, pero también un buen movimiento en esa gran partida de ajedrez a múltiples mesas que está jugando de cara a 2018. Mientras tanto, carrera a carrera, al exprimir el ‘botijo’ de McLaren como una naranja, está ondeando sus credenciales como piloto. Entre un tema y otro, se sitúa en otra dimensión como piloto. Todo suma, porque no parece nada fácil aspirar a un monoplaza competitivo la próxima temporada. Incluso Alosno podría encontrarse con pocas opciones, según se mueva el mercado esta temporada. Por eso hace falta tanta dinamita como la que está mostrando últimamente el piloto español.

A McLaren ya lo tiene ganado, como confirma el mimo hacia Alonso con la singular decisión de Indianápolis. Con Le Mans en la agenda si hace falta en el futuro. Esto que podría llevarse el español de seguir en la Fórmula 1 con el equipo británico. Todo, con tal de que no se queme a la espera de tiempos mejores con Honda. “Quiero ganar, estoy aquí para ganar, creo que estoy en el mejor momento de mi carrera en el pilotaje. Así que, para el próximo año, solo hay un objetivo: luchar por el Campeonato del Mundo. No para el quinto o el sexto”. Ahí está el guante, que lo recoja quien quiera. Pero no será fácil.

¿Y si no hay opciones competitivas en 2018?

Negociar con el equipo británico también requiere otras opciones en la mesa para garantizar un contrato económicamente fuerte con la premisa de un monoplaza ganador. Puede que McLaren no lo tenga tampoco en 2018. Resulta difícil creerlo viendo al Honda de Shakir estos días. Pero ¿y si Hamilton no se marcha de Mercedes? Si así fuera, ¿y si Wolff confirmara para el año que viene la política de 'buen rollito' para su segundo monoplaza y no quisiera dos gallos en el equipo alemán? ¿Y si Ferrari se llevara a Ricciardo para 2018? De modo que, según se mueva el mercado, cabe pensar que ni en Ferrari, ni en Red Bull, ni en Mercedes. De momento, restan muchas piezas por mover en las mesas de esa gran partida que es el futuro de Alonso. Y en los equipos antes mencionados.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

Con tan poca mecha en su McLaren, el piloto español ha conmocionado con un movimiento como no se veía en años en el automovilismo internacional. “Si quiero ser el mejor piloto del mundo, hay dos opciones: ganar ocho títulos, uno más que Michael [Schumacher], lo que es muy improbable, y la segunda es ganar en diferentes campeonatos en diferentes momentos de mi carrera, y ser un piloto que puede competir y ganar en cualquier coche, en cualquier campeonato”. La partida acaba de empezar, veremos cómo termina. “Todo puede ocurrir”. Y no es una frase hecha.

opta
Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios